Qué te ocurre, que no activas tu búsqueda de empleo

¿Cómo te estás tomando tu situación de búsqueda de empleo?

¿Cómo llevas el día a día?

¿Sabes que tu proceso de aceptación puede estar influyéndote en tus logros?

¿Has prestado atención al impacto psicológico que causa una situación de desempleo?

Tomáte un tiempo para escucharte…

¿Qué te ocurre, que no activas tu búsqueda de empleo?

Activa tu plan de búsqueda de empleo

¿Ya has analizado si estás en "bucle emocional"?

¿Qué puedes empezar a cambiar?

Para cambiar, primero compréndete y luego haz un plan

También te puede ayudar…

Por qué provocar y ganar en autonomía emocional

Hoy te propongo prestar atención a la autonomía emocional. Que una persona sea capaz de gestionar sus emociones, moldear sus comportamientos y sus capacidades cognitivas, es uno de los mayores retos para mi. Tanto en sesiones de coaching como de psicología, la autonomía de la persona, es uno de los objetivos prioritarios en mi trabajo. Considero fundamental que las personas:

– Sean capaces de volar solas en el aspecto de su vida en el que hayan decidido invertir

– Hayan ganado en recursos personales que les permitan poner en marcha nuevas estrategias para gestionar sus emociones

– Adquieran la práctica suficiente para conseguir crear nuevos hábitos personales y profesionales

– Abran un nuevo proceso de desarrollo personal en que sepan cómo continuar alimentando su autoestima y su valía en cualquier ámbito personal, social, familiar y laboral

– Se sientan dueños de sus emociones, pensamientos y comportamientos

– Reconozcan y a acepten que el objetivo no es no tener estrés, no sentirse tristes, no enfadarse, no sufrir.

– Sepan que el objetivo más importante es saber que experimentaremos muchas emociones y que podremos profundizar en ellas desde la tranquilidad, para saber cómo manejarlas adecuadamente.

– Experimenten satisfacción cuando se comparan, no con los demás, sino con cómo eran o se sentían hace un tiempo.

– Creen por sí mismos oportunidades para perdonarse, aumentar su autoestima, conseguir sus logros, aprender y creer en su equilibrio personal.

– Se comprendan cada vez mejor, y de manera más acertada, y compasiva

– Elijan cuánta energía y esfuerzo, y de qué tipo, quieren invertir en cada aspecto de su vida personal o profesional

La autonomía personal implica ser responsable de nuestras habilidades cognitivas, emocionales y conductuales. En definitiva, elegir qué y cómo quieres pensar, sentir y actuar en cada una de tus vivencias.

¿Por qué provocar y ganar en autonomía emocional?

¿Qué ganan las personas que invierten en su autonomía emocional?

Ser los dueños. Es una de las mejores ganancias que obtienen las personas que invierten en su autonomía personal. Consiguen desprenderse por fin de su dependencia emocional para pasar a vivir la sensación de “soy dueño de”. Ser dueño de las emociones, significa que no tienes miedo a sentirlas y qué sabes cómo regularlas en el momento que así decides. Vivir tus actos como comportamientos propios, no impuestos, te ayudará a ser responsable de tus decisiones y de sus consecuencias. Tener un hábito de diálogo interno propio, no heredado, no impuesto, y consciente te permitirá superar tus bloqueos.

Pensamiento crítico y creativo. La práctica de invertir y tener presente tu autonomía te ayudará a pensar de forma constante, si tus pensamientos, acciones y emociones son buenos para ti o para los demás. Te ayudarán a focalizar tu atención en lo que te ayuda, no en lo que te paraliza. Será más fácil para ti, teniendo claros tus criterios, pensar en nuevas formas de hacer, pensar o sentir.

Elección. Pocas estrategias tan potentes como la de elegir. Requiere de valentía y del permiso para equivocarse y volver a elegir de nuevo. La persona con autonomía emocional elige sin tener en cuenta excesivamente las expectativas que los demás tienen sobre uno mismo.

Confianza. Desarrollar una buena autonomía emocional permite potenciar la confianza en sí mismo. Favorece pensar, sentir, y actuar a tu manera.  incluso si te equivocas tu autonomía emocional te permitirá apoyarte en otras estrategias que creaste en otras situaciones y definir de nuevo el siguiente paso. Cuantas más elecciones se hacen con libertad, mejores resultados y preparación tendrás para los siguientes retos.

Responsabilidad. Cuando eliges lo que quieres para ti es más fácil ser coherente con las consecuencias de tus decisiones. Apostar por la autonomía emocional te permite asumir el compromiso que tienes contigo mismo, de ser feliz, de sentirte satisfecho con la persona que eres, y de enorgullecerte de lo que quieres aportar al mundo.

Sana protección. Cuando inviertes en autonomía emocional, desarrollas también la capacidad de protegerte de manera sana de actitudes tóxicas. Reservas espacios y tiempos para cuidarte, para fortalecerte, para crecer y cuestionarte para impulsarte en el siguiente reto.

Impacto positivo. Las personas con autonomía emocional tienen más influencia, huella e impacto en las personas con las que interactúan. Sus entornos los valoran porque saben que a su lado, no necesitan luchar o estar a la defensiva. A su lado, otras personas también crecen y se sienten mejor.

¿Qué ámbitos necesitan de tu autonomía emocional?

– Marca personal

No es la primera vez, que trabajando con alguien su plan de acción para desarrollar su marca personal, necesitamos un “stop” para fortalecer primero esta autonomía personal.

Como hemos visto anteriormente, cuando somos autónomos emocionalmente generamos un impacto positivo a nuestro alrededor. ¿Y qué es lo más importante de nuestra marca personal? Tener claro quiénes somos, qué aportamos y qué huella queremos dejar en los demás cuando colaboran con nosotros.

Captar la atención de reclutadores o colaboradores requiere de que se nos perciba como personas seguras de nosotras mismas, capaces de tomar decisiones y de invertir en nuestro crecimiento profesional. Una persona con autonomía emocional tendrá definida claramente su propuesta de valor. Hará creíble su responsabilidad en el valor añadido y hará tangible el impacto que puede ofrecer a sus potenciales reclutadores.

– Equipo

Potente herramienta la de un líder que tiene autonomía emocional, y además la provoca en sus colaboradores. Un líder que no es dependiente emocional no buscará la aprobación de sus colaboradores a toda costa, ni huirá de conversaciones difíciles o de conflicto. Las afrontará desde la tranquilidad y la seguridad de que son oportunidades y retos de aprendizaje personal y profesional. Un líder con autonomía emocional, focalizará sus esfuerzos en conseguir que cada uno de sus colaboradores gane en seguridad, confianza, responsabilidad e impacto. Será de esos líderes con los que uno siente que su trabajo tiene un significado. Será de esos líderes que provocan que nos adueñemos de nuestras decisiones y seamos responsables de las consecuencias.

Un líder que provoca autonomía en los demás, es un líder que conseguirá implicación, compromiso y crecimiento cada vez mayor en el potencial que puede llegar a alcanzar su equipo.

– Clientes

¿Cómo confiarán tus clientes si no perciben variables como la responsabilidad, el impacto positivo, la confianza y el pensamiento crítico y creativo? Mal como te puedes imaginar. Cuando te plantees por qué algunos clientes confían más en unas personas que en otras, observa. Analiza que se están llevando al trabajar con determinados profesionales.

El cliente valora, además del producto o servicio y la empresa, el impacto que determinados profesionales generan en ellos. Recuerda, “trabajamos con profesionales pero confiamos en las personas”.

Para mejorar tu relación con los clientes, ¿te has parado a pensar cómo te perciben?. ¿Has analizado qué aspectos de tu persona podrían facilitarles el tomar más a menudo la decisión de confíar en ti? ¿Das respuesta a las expectativas ocultas de tu cliente?

En general podríamos decir que si inviertes en tu autonomía emocional, inspirarás y convencerás 😉

¿Cuál es la señal de alarma que nos avisará de que necesitamos invertir o provocar autonomía personal?

– Reiterado bajo desempeño en tu trabajo

– Dificultad para definir o creer en la propia marca personal

– Bloqueo cognitivo, emocional y comportamental a la hora de mantener la adecuada motivación en tus retos

– Gran dificultad para tomar decisiones por uno mismo

– Altibajos emocionales frecuentes

– Ansiedad generalizada

– Desánimo prolongado y decepción con las personas o la vida en general

– Insatisfacción personal con tu vida

– Falta de impacto positivo en los demás

Conclusión:

– La autonomía emocional y personal es el pilar de tu bienestar

– No te prives de disfrutar de las ventajas a las que tienes derecho al crecer en autonomía emocional

– El nivel de impacto positivo que generas en tu entorno depende de tu autonomía emocional

– Presta atención a tus señales de alarma, te indicarán por dónde empezar.

– Desarrollar la autonomía emocional implica provocar y conseguir que las personas elijan entre un mayor abanico de recursos emocionales, cognitivos y conductuales que han hecho suyos.

¿Y tú te consideras una persona con suficiente autonomía emocional y personal?

¿Has detectado alguna señal de alarma?

No te la juegues en la entrevista de trabajo

No te la juegues en la entrevista de trabajo, debería ser una máxima que tendríamos que tener presente en estos momentos cruciales para la trayectoria laboral de cualquier profesional. Da igual, si es una entrevista telefónica, presencial, individual o en grupo.

Es una situación de evaluación. Te puede gustar más o menos. Pueden ser más o menos mejorables los métodos utilizados. Pero tu valor necesita mostrarse en el máximo nivel del que seas capaz.

Sé que actualmente existen muchos candidatos cansados y disgustados por el tratamiento que reciben en algunos procesos de selección. Ahora bien, vamos a centrarnos en cómo podemos brillar en procesos en los que sí se está actuando con profesionalidad, ¿os parece?. O al menos, identifiquemos aquello que puede poner en riesgo nuestra valoración.

Es sobre todo en estos casos, donde quiero poner el foco de nuestra atención. Ya que estamos en un buen proceso de selección de personal, con buenos profesionales, aprovechemos en no jugárnosla por nuestra parte.

¿Por qué jugárnosla en la entrevista de trabajo?

A día de hoy, con toda la información y formación disponible a nuestro alcance, me sigue extrañando, que no invirtamos en mejorar nuestras habilidades. En ocasiones, la firme creencia en nuestra trayectoria de muchos años nos puede convertir en perfiles inflexibles. En estos casos, es difícil para algunas personas darse cuenta de que el mercado ha cambiado, que las necesidades de talento de empresas y clientes han cambiado. Y que con estos cambios, todos los profesionales, desde operarios a directores, necesitamos evolucionar paralelamente.

Así que invierte en mejorar tu perfil.

¿Dónde se ve la falta de evolución de algunos perfiles profesionales?

En cualquiera de las pruebas que los profesionales de RRHH realizamos. Tanto en entrevistas individuales como en dinámicas de grupo. En situaciones de networking. En cualquier situación que implique posicionarnos.

Hace unos días, concretamente, hablaba de las situaciones de dinámicas de grupo en las entrevistas de trabajo, en “cómo prepararte para una dinámica de grupo“. Comentábamos la importancia de prepararse. Prepararse y no solo para la entrevista, sino para las nuevas demandas del mercado, para las nuevas interacciones personales en el campo profesional.

Para estar a la altura de estos cambios que se están produciendo en el mercado laboral, necesitamos invertir en analizar nuestros perfiles. Analizar tanto nuestras competencias técnicas como las personales. Estas últimas marcan la diferencia de valor aportado entre un candidato y otro. Y queremos ver ese valor tanto en la entrevista como en el desempeño del puesto de trabajo.

Yo tenía toda la intención, hace unos días, al escribir el post “cómo prepararte para una dinámica de grupo“. En los días siguientes iba a dirigir varias dinámicas de grupo en un proceso de selección para realizar posteriormente un informe de los candidatos.

¿Qué candidatos pusieron en riesgo su intervención en la dinámica de grupo?

No te la juegues en la entrevista de trabajo

Me voy a centrar en qué comportamientos en una dinámica de grupo muestran hábitos y competencias personales no adecuadas al mercado laboral de hoy. Omitiré datos del puesto a desempeñar, la empresa y el tipo de dinámica. Así respetaremos la confidencialidad de todos los datos implicados en este proceso.

Qué no es bien valorado como talento diferencial

 entrevista de trabajoentrevista de trabajo 2entrevista de trabajo 3

¿Parece evidente que estas actitudes no serán bien valoradas en una dinámica de grupo?

Pues, ¡son un resumen de lo analizado estos días en algunos candidatos!

Es posible que sobre el texto parece que nadie realizaría este tipo de comportamientos. No obstante, ocurrieron. Y es muy importante ser consciente de cómo es tu comportamiento en este tipo de actividades. ¿Te acordarás de observarte y prepararte?

 Resultado de la evaluación en la entrevista de trabajo

Los candidatos participaron en varias pruebas: entrevista, evaluación de competencias y la dinámica de grupo. Al ser la dinámica de grupo, una prueba en la que se observa el verdadero comportamiento de las personas, tiene bastante peso sobre los resultados de otras actividades de evaluación.

Ninguno de los candidatos que mostraron estas actitudes han sido seleccionados.

¡Estoy segura que tú te prepararás para hacerlo mejor verdad? 🙂

Si valoras que puede serte de ayuda una sesión para tu desarrollo profesional, te ayudo en lo que consideres.

Cita previa

Cómo prepararte para una dinámica de grupo

Una dinámica de grupo, es una técnica de evaluación bastante utilizada por los reclutadores en los procesos de selección. Bien analizada, organizada y dirigida puede aportar información sobre los candidatos que será valiosa a la hora de tomar una decisión.

Encontrarás que los reclutadores, te propondrán una situación que, o bien tiene relación con el puesto de trabajo, o bien, tiene relación con las habilidades que se requieren para el buen desempeño en el puesto y en la empresa.

NO hay recetas mágicas para superar este tipo de situaciones de evaluación. Sólo la preparación, la consciencia de tu valor, y el conocimiento de tu profesión. Con estas tres recomendaciones no tendrás problema para superarlas.

Te dejo hoy algunas ideas por si te pueden servir de ayuda.

Cómo prepararte para una dinámica de grupo

Analiza primero el puesto de trabajo

dinámica de grupo

Prepara emocionalmente tu intervención en la dinámica de grupo.

dinámica de grupo 2

Sé coherente en tu comportamiento en la dinámica de grupo

dinámica de grupo 3

 

Si valoras que puede serte de ayuda una sesión para tu desarrollo profesional, te ayudo en lo que consideres.

Cita previa

No me digas que buscas trabajo, cúrratelo.

Por favor, busco trabajo, ¿podéis compartir este mensaje con vuestros contactos?
Llevo 1 año sin trabajar y no puedo más. Por favor, ¿podéis ayudarme?
Estoy cansado de que los reclutadores no me respondan, ¿alguien puede ayudarme a buscar un trabajo de verdad?
Maite, estoy buscando trabajo, ¿puedes ayudarme?

De verdad , que comprendo todas estas expresiones. Sé que la situación de algunas personas es muy difícil. Lo veo todos los días, tanto en las redes sociales, como en mis conversaciones. Y por mi parte, encantada de ayudar en lo que esté en mi mano. Lo que pasa, es que este tipo de mensajes, puede que no te esté ayudando del todo.

Sé también, por mensajes que me envían contactos y clientes, que además parece que hay una falta de atención, en algunos casos, a los candidatos.

Pongamos las cosas en orden.

No me digas que buscas trabajo, cúrratelo.

1ª recomendación para mantener el ánimo si buscas trabajo: ¡que nadie te haga de menos!

resultados

Ahora bien, no sólo con pedir ayuda es suficiente.

2ª recomendación para ponerte en marcha si buscas trabajo: ¡deja las excusas para otro momento!

Ya. Di ¡basta!, por favor. El mercado es el que es. Y el mercado es como es, ahora. Redes sociales, contactos, presenciales o virtuales. Gente que sobresale. Gente que no la conoce nadie y tiene mucho valor.

excusas

¿Qué estás haciendo tú que valora el mercado ahora? No hace unos años. Ahora. Hay suficiente información en las redes para ponerse a trabajar. ¿Qué te falta para hacerlo? ¿Estar animado? Lamento decirte, que cuando estamos en esta situación emocional, uno es víctima de su propio círculo vicioso. “No obtengo resultados con lo que hago. Entonces me desmotivo. Entonces, creo que no tengo nada que hacer. Así cada vez, me focalizo menos en verdaderamente importante a la hora de buscar trabajo.” Cuanta menos actividad en tu vida, menos oportunidades de sentirte mejor. Y volvemos a empezar.

¿Quieres salir de este embrollo?

Ten como prioridad invertir energía en aquello que te de satisfacción. Las excusas y las quejas no te darán satisfacción y te dejarán agotado.

Siéntate y analiza sólo o con ayuda profesional, qué estas haciendo que no funciona lo suficiente. Ponte manos a la obra con aquellas tareas y actividades que puedan acercarte a tu objetivo profesional.

Espera ¡no te lances! a enviar al mundo entero que buscas trabajo. Volveríamos a las primeras frases de este artículo. Ve a la tercera recomendación.

3ª recomendación para ir con más autoestima si buscas trabajo: ¡estúdiate!

Tú eres tu producto. Tú eres la fuente de valor. ¿Cuál es tu valor?. ¿Quién eres?.

Conozco muchos profesionales a los que les cuesta definirse en tres o cuatro lineas. Entiendo que no estamos acostumbrados a hacerlo. Entiendo que en años anteriores, esto posiblemente no te lo hayas planteado. O incluso, que no hayas necesitado buscar entrevistas de trabajo. Estamos de acuerdo, pero la verdad es que ahora sí lo necesitamos.

Entonces tienes dos opciones, hacerlo o hacerlo.

Prepárate, sé capaz de explicar a otros claramente:
  • Cómo es el éxito para ti
  • Cuál es tu objetivo profesional (no vale decir, que tu objetivo es trabajar en una empresa con un proyecto estable)
  • Quién eres
  • Qué es lo que mejor sabes hacer, y sé explícito y concreto. Nada de generalidades.
  • Qué gana la empresa si te contrata.

objetivo

He tenido oportunidad de hablar con profesionales que ante estas preguntas, se centran en contar la trayectoria profesional. Bien, es un comienzo. Ahora necesitas contarle al mundo y a los posibles reclutadores más información. ¿Qué responsabilidades eres capaz de asumir de forma autónoma?. ¿En qué te consideras bueno?. ¿Qué sabes hacer que la posible empresa necesita?

Prepárate también a nivel personal:
  • ¿Cómo eres? ¿Qué cualidades personales contrataría la posible empresa?
  • ¿Cuál es tu estilo de trabajo?
  • ¿Cuáles son tus valores?
  • ¿En qué crees como profesional?

4ª recomendación para tener más éxito si buscas trabajo: ¡cúrratelo!

Como decíamos al principio de este artículo, no me sirve que me digas que buscas trabajo. ¿Por qué?. Porque con esta información únicamente, no sé a quién recomendarte ni para qué. ¿Qué le digo a la empresa a la cual te podría recomendar?.

Si buscas que los demás compartan información sobre ti, si buscas que los demás hablen de ti, cúrratelo. Necesitas poner claramente en la mente de tus posibles prescriptores (las personas que te pueden recomendar), qué haces y qué aportas. ¿Estás difundiendo esta información?. ¿Difundes tu valor? o ¿Difundes tus miedos? Nadie contratará tus miedos. Sí te contratarán por tu convencimiento de que tienes un valor claro que ofrecer.

Es posible que pienses, vale, entendido, pero no sé hacerlo. ¡Aprende! El otro día hablando con una persona, nos dimos cuenta que había caído en una de las trampas más peligrosas:

Yo no sé hacer esto. Esto no va conmigo. Otros lo hacen mejor que yo. Con lo que no voy a hacerlo.

actitud

Bien, quizá la cuestión importante no es que no sepas hacerlo, sino que quizás no quieras aprenderlo, que es diferente. Entonces, es importante darse cuenta de hasta dónde estás dispuesto a trabajar para tener éxito en lo que quieres. ¿Qué estás dispuesto a hacer y aprender para encontrar el trabajo que quieres?

Conclusiones:

  • Estoy contigo, si no recibes una buena “atención al cliente” de algunos reclutadores. Recuerda, que esto no te afecte. Las actitudes de los demás son independientes de tu valía.
  • Es momento de dejarte de excusas generales. Van en contra de tus intereses y tu bienestar. Analiza qué “qué beneficios posiblemente falsos” te están aportando tus excusas y resuélvelas.
  • Estudia todo lo posible quién eres, es la clave de tu éxito.
  • ¡Cúrratelo! Difunde lo que sabes hacer y el valor que aportas. Ya sabemos que te importa encontrar trabajo. Necesitamos saber qué recomendaremos cuando hablemos de ti.

Si quieres, te recomiendo, seguir profundizando y hacer los deberes con estos artículos:

¿Quién destaca en las entrevistas de trabajo?
Planifica cuando quieres encontrar trabajo
Quiero trabajar pero no me llaman
Qué necesitamos hacer hoy mismo para encontrar empleo
Estoy dispuesta a ayudarte, pero lo haré mucho mejor, si me indicas qué ofreces a posibles empresas o clientes.
¿Te lo currarás primero?

Si tienes cualquier duda, conversamos  y te ayudo en lo que consideres

Cita previa

¿Quién destaca en las entrevistas de trabajo?

Conocer quién destaca en las entrevistas de trabajo debe ser una ocupación, que no preocupación, importante para aquellos que están en situación de búsqueda de empleo o de cambio de trabajo. Afortunadamente, cuando los procesos de selección se realizan adecuadamente, todo funciona mejor. Así, los entrevistadores disponen de unas pautas claras por las que se guían para tomar las decisiones sobre los mejores candidatos.

Como ya comentamos en otra ocasión, la entrevista de trabajo es una situación en la que dos profesionales deben dar lo mejor de sí mismos. Prepararnos por ambas partes, es importante. El entrevistador para tener una metodología adecuada sobre la que trabajar. Los candidatos, para hacer llegar su mejor talento a la empresa. Ambos objetivos son cruciales, en esta situación clave para la vida de muchas personas.

Lectura recomendada: Los protagonistas de un proceso de selección

En el mes de julio pasado, estuve realizando un proceso de selección de varios puestos de trabajo para una empresa. Mi tarea consistía en seleccionar los mejores candidatos en base a las competencias y valores de la empresa. Es decir, aquellos candidatos que destacarían serían aquellas personas que pudiéramos valorar que mostraban el desarrollo de las competencias adecuadas al puesto. Además era importante que compartieran los valores de la empresa. La capacidad técnica sería analizada en profundidad por los responsables correspondientes del departamento al que accedía el candidato.

Estuve entrevistando a más de 20 personas. He de decir, que nuevamente, me encontré con sorpresas. Unas fueron muy agradables y otras me entristecieron. Todavía hay personas que no se trabajan sus actitudes, y esto se convierte en un factor negativo a la hora de compararlos con otros candidatos.

Ahora bien, quiero centrarme en dos casos, que me sorprendieron muy gratamente y sobre los que creo que todos podemos aprender.

¿Quién destaca en las entrevistas de trabajo?

entrevistas de trabajo 2

Caso 1: “Un plan profesional”
¿Por qué destacó este candidato?

Llamémosle Miguel (nombre ficticio). Miguel tenía claro:

  • cómo sacar partido a su trayectoria profesional en beneficio del puesto al que se presentaba
  • cómo explicar con detalle su trayectoria, sus decisiones y sus aprendizajes
  • qué fortalezas podía aportar al puesto de trabajo y en qué áreas de mejora debía invertir, de hecho lo estaba haciendo ya
  • cuáles fueron los momentos difíciles de su trayectoria profesional y lo que le aportaron
  • su visión de futuro, a dónde quería llegar
  • qué plan de estudios y aprendizaje quería realizar y que había empezado ya
  • por qué asumió nuevas responsabilidades en las distintas empresas en las que trabajó
  • qué situaciones críticas le habían supuesto un reto en sus trabajos y cómo los superó
  • qué tenía que hacer en los espacios de tiempo en los que estuvo desempleado (mantenerse en una búsqueda activa y formarse)
Estaba dispuesto a:
  • empezar en esta empresa, que le ilusionaba, en un puesto inferior al que su trayectoria le permitía, dejando su actual trabajo
  • compatibilizar su trabajo con estudios universitarios a distancia
  • ir progresando en la empresa con hechos demostrados
  • conocer todo lo posible el proceso productivo de la empresa
  • asumir puestos de dirección algún día
  • aportar otros conocimientos de empresas anteriores en este puesto (de hecho tenía una previsión de cómo mejorar su aportación)
Actitudes que se desprendían de su conversación:
  • Humildad
  • Superación
  • Cercanía
  • Compromiso
  • Profesionalidad

Es muy satisfactorio poder entrevistar y detectar potencial de talento cuando las personas tienen tan claro lo que quieren y el valor que pueden aportar. Su capacidad de compromiso y superación quedaba demostrado en varias de las situaciones difíciles que vivió en su trayectoria profesional. Todo esto no hizo más que aumentar su ilusión por el objetivo profesional que quería conseguir.

Miguel se presentaba a un puesto de operario. Había estado trabajando como operario de producción, operario de mantenimiento, procesos productivos, y quería especializarse en informática industrial, por ello había estado estudiando un grado superior de FP y ahora estaba estudiando un nivel universitario a distancia.

En mi informe de entrevista recomendé que se tuviera en cuenta su potencial y su visión de futuro. Miguel fue contratado para un puesto superior más acorde con su potencial y su plan de carrera. La empresa iniciará un plan de carrera para poder desarrollar al máximo las capacidades de Miguel facilitando que se sienta satisfecho con su evolución profesional.

entrevistas de trabajo 3

Caso 2: “Regular tus emociones dará paso a tu marca personal”

Llamemos Carlos a esta persona. Carlos también se presentaba a un puesto de operario.

Apliqué la misma metodología que en el caso anterior, como comentábamos, para detectar sus competencias. Empezamos por su trayectoria profesional por su evolución hasta llegar a la entrevista. Carlos había estado casi un año en paro en el que había estado buscando trabajo, pero también, ocupándose de un familiar enfermo. Su situación económica no era muy buena.

A los pocos minutos de empezar la entrevista, pude observar rápidamente como su lenguaje no verbal empezaba a mostrar más signos de tensión de lo habitual en estos casos. De hecho, paré unos segundos para preguntar cómo se encontraba, y es cuando toda la ansiedad acumulada en los últimos meses, se desbordó. Carlos se puso a llorar en la entrevista, comentando que estaba muy preocupado por encontrar trabajo porque su situación era de necesidad urgente y que lo estaba pasando muy mal. Me pidió que lo disculpara pero que estaba realmente angustiado.

Por supuesto, en aquel momento, mi responsabilidad se centró en calmarle. Le mostré toda mi comprensión por una situación tan clave como es tener trabajo y tener una disponibilidad económica. Me importó mucho dejarle claro que esta muestra de emociones no iba a suponer ninguna valoración negativa en su entrevista, pero que sí que necesitaba, que una vez entendido por ambas partes, pudiera calmarse y hablarme de su perfil, que seguro que tenía un talento para mostrarme y quería conocerlo.

Carlos, salió unos segundos de la entrevista para beber agua y entró mucho más calmado. A partir de aquí, Carlos pudo regular sus emociones y dejar paso al profesional que era.

¿Qué consiguió este candidato?
  • sobreponerse a su ansiedad
  • explicar lo que mejor sabía hacer
  • determinar que su objetivo era ser un buen profesional, no estaba interesado en promocionar, pero sí en mejorar su perfil
  • hablar de los retos de su profesión y como los abordó en su tayectoria profesional
  • analiza sus fortalezas para el puesto y sus áreas de mejora, así como un plan para superarlas
  • mostrar ejemplos de sus mejores habilidades en el puesto, tanto técnicas como personales
  • identificar retos que tenía ganas de asumir dentro de su puesto de trabajo
  • identificar los valores por los que guiaba su comportamiento en entornos de trabajo
Estaba dispuesto a:
  • proporcionar al puesto y a la empresa su mejor compromiso
  • aprender todo lo posible sobre la empresa, su puesto y sobre sí mismo
  • a reorganizar sus emociones, buscando la mejor manera de resolver situaciones de ansiedad
  • esforzarse por ser el mejor
Actitudes que se desprendían de su conversación:
  • Humildad
  • Cercanía
  • Superación y sacrificio
  • Compromiso
  • Profesionalidad

Esta vivencia también fue muy satisfactoria para mi, por ver la capacidad de las personas de sobreponerse a emociones que realmente pueden nublar la marca personal de un profesional.

En mi informe de entrevista, pude reportar los valores y competencias de esta persona, recomendándolo para el puesto. Carlos fue contratado y empezó a trabajar a la semana siguiente.

Les deseo a ambos una feliz trayectoria profesional y vital 🙂

entrevistas de trabajo 4

¿Qué ideas necesitas recordar para que tu marca personal se muestre en las entrevistas de trabajo?
  • Estar en situación de desempleo, no te hace ser menos profesional. Si tú sigues viéndote como profesional (mentalmente activo) el entrevistador te valorará como tal.
  • Tus valores y fortalezas hablan de tu diferencia. Si las conoces y sabes como aplicarlas al puesto de trabajo y al entorno de la empresa, tendrás la atención del reclutador.
  • Tener un objetivo profesional claro y activo (que no sea sólo algo bonito en lo que piensas), sea cual sea, promocionar o ser el mejor, disparará el valor de tu marca personal.
  • Ser capaz de interiorizar tu trayectoria profesional, hablando de tus logros y tus aprendizajes, alertará positivamente al entrevistador sobre tu potencial.
  • Abanderar el valor del “compromiso” con tu profesión, con acciones claras en tu trayectoria profesional, generará confianza para la empresa.
  • Preparar tus emociones, o al menos, tener la capacidad de resolver las emociones que puedan nublar tu marca personal, hablará de tu responsabilidad.
  • Hay un brillo especial en los ojos de las personas cuando hablan de su mejor talento ¿lo dejas ver?

Lectura recomendada: 5 hábitos de éxito de un buen profesional

Si estás en situación de desempleo, o buscas un nuevo proyecto profesional, te deseo lo mejor, pero sobre todo te deseo que tengas unas ganas enormes de invertir en ti mismo y en tu plan de acción. Tu marca personal te acompañará de por vida.

Es mejor que la cuides y la alimentes.

Agradezco, por si acaso no te lo han dicho tus esfuerzos por cumplir tus objetivos. Siempre será motivo para mi de admiración.

Por ello, no dejaré de recordarte…

Dirige bien tus esfuerzos, trabaja para encontrar trabajo, aprende a poner las emociones de tu parte, y confía y alimenta tu talento siempre.

Y ahora, ¿qué podrías mejorar para destacar en las entrevistas de trabajo?

Un saludo y gracias por tu implicación 🙂

Cita previa

 

 

Planifica cuándo quieres encontrar trabajo

Planificar cuándo quieres encontrar trabajo, sí, así de claro. Tanto si estás en situación de desempleo, deseas cambiar de empresa, o quieres potenciar tu marca personal para encontrar clientes potenciales, necesitas aprovechar lo máximo que consideres, tu plan de trabajo para provocar que en el plazo de tiempo que tú te marques, hayas ampliado las posibilidades de encontrar trabajo.

No se trata, de ahora es verano, ahora es… (cualquier excusa es buena), es ahora el momento. Esperar a que te llame esa posible empresa o ese posible cliente, no está aumentando tus posibilidades de éxito. Hay tiempo para todo. Organízate y no desprecies el valor del tiempo para provocar oportunidades futuras. Aprovecha para prepararte. Si no has obtenido los resultados deseados en los últimos meses, revisa ahora en qué puedes mejorar.

Me gustaría hoy, revisar 7 mensajes y 7 tareas de trabajo para tu tiempo libre, que considero importantes y que te ayudarán a este objetivo:

Planifica cuándo quieres encontrar trabajo

encontrar trabajo 1

Es crucial tener hábitos de éxito que nos garanticen nuestra profesionalidad ¿Quieres revisar cuáles podrían ser esos hábitos? Te propongo:
TAREA 1
  • Escribe cómo te ves en relación a estas palabras clave: objetivos, retos, aprendizaje, inspiración y plan de acción
  • Revisa cómo trabajar sobre los 5 hábitos de un buen profesional: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 2

¿Cómo saber si tu marca está funcionando? ¿En qué indicadores necesitaría fijar mi atención? Te propongo:
TAREA 2
  • Plantéate esto: Cuando la gente te llama o habla contigo ¿ya sabe qué les puedes aportar?
  • Revisa cuáles son los objetivos que necesitas conseguir para saber si tu marca personal funciona: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 3

¿Qué es tu marca y qué no lo es? ¿Por dónde empiezo? Te propongo:
TAREA 3
  • Plantéate esto: Cuando la gente te llama o habla contigo ¿ya sabe qué les puedes aportar?
  • Revisa si estás haciendo los deberes que pide tu marca: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 4

¿Pasa el tiempo, revisan tu perfil de linkedin y no te llaman? Te propongo:
TAREA 4
  • Plantéate esto: ¿Cuánto estás facilitando a los reclutadores el que te llamen?
  • Revisa qué acciones puedes hacer para aumentar las posibilidades de que te llamen para trabajar: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 5

¿Cómo estás comunicándote con el mercado laboral? Te propongo:
TAREA 5
  • Plantéate esto: ¿Estás suficientemente activo? ¿Has diseñado tu “casa virtual”? ¿Fluyes?
  • Revisa qué tareas puedes poner en marcha para comunicarte mejor y demostrar en qué te diferencias: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 6

¿Te estás desmotivando con los resultados? Algo hay que cambiar entonces. Te propongo:
TAREA 6
  • Plantéate esto: ¿Qué plan tienes para los momentos en que te sientes desmotivado? ¿Qué plan tienes para defender bien tu marca?
  • Revisa los dos planes de acción que puedes desarrollar para seguir motivado y defender tu marca: Accede al artículo aquí

encontrar trabajo 7

¿Tu estrategia es esperar? No te la recomiendo. ¿Tienes un plan? Revísalo si no funciona, algo puedes mejorar seguro. Te propongo:
TAREA 7
  • Plantéate esto: Con sinceridad ¿qué más puedes hacer que no estás haciendo para encontrar empleo?
  • Revisa todo lo necesario para completar hoy mismo tu plan para encontrar trabajo: Accede al artículo aquí

 

¿Te organizarás para mejorar lo que has detectado que te falta para encontrar trabajo?

Nadie lo hará por ti, ni mejor que tú.

¡Ánimo!

Quiero trabajar pero no me llaman

“Quiero trabajar, pero no me llaman” empieza a ser una expresión frecuente en algunos profesionales que están en situación de desempleo, y buscan una oportunidad para tener una entrevista de trabajo. En estos casos, yo siempre pienso en las responsabilidades de todos los implicados en un proceso de selección, como avanzaba en un post anterior “los protagonistas de un proceso de selección“, considero que todos necesitamos analizar los motivos de que a un candidato no se le llame.

En el post de hoy, me gustaría centrar la atención en los candidatos, en los profesionales que tienen en su mente “quiero trabajar pero no me llaman”. Es importante, reflexionar sobre los motivos, y como siempre, tratar de trazar nuevas estrategias o pequeños cambios que pueden aumentar la empleabilidad y las posibilidades de que se tenga una entrevista de trabajo.

Para fomentar esta pequeña reflexión, me gustaría comentaros un caso que me ocurrió hace unos días y tratar de sacar conclusiones que puedan ayudar a quien no le estén llamando para una entrevista. Por supuesto, habrá más casos y situaciones, pero nos centraremos hoy en éste.

Quiero trabajar pero no me llaman

Colaborando con una empresa en un proceso de selección en el que necesitaban incorporar a un profesional en un plazo de unos 7-10 días, inicié un proceso de, como lo llamo yo, “preselección silenciosa”, es decir, no publicamos el puesto vacante, pero realizamos una búsqueda de posibles candidatos en linkedin.

Tenía todos los datos del puesto de trabajo a cubrir, requisitos de formación y experiencia, etc, además de conocer los valores y actitudes que se fomentan en la empresa. Inicié mi búsqueda entre mis contactos de linkedin y realicé una búsqueda de candidatos mediante palabras clave que identificaban al puesto.

Pues bien, he de decir, que revisando perfiles, me encontré muchos casos en los que faltaban datos esenciales para que me decidiera llamar a los candidatos para que participaran en una entrevista de trabajo. Por supuesto, ante otros candidatos que facilitaban mayor y mejor información sobre su trayectoria profesional, la decisión fue rápida y fácil, contactamos con los que con mayor rapidez localizamos que cumplían los requisitos.

¿Qué me encontré revisando perfiles de linkedin para un proceso de selección?

quiero trabajar

¿Cómo es posible que falten estos datos? Vivimos una época en la que hay un montón de información en todas partes, en centros de formación y de empleo, las redes sociales, etc. para poder mejorar en puntos clave nuestro perfil y visibilidad.

¿Estamos haciendo los deberes que pide nuestra marca?
¡Ponte hoy mismo a revisar que tienes al día todo lo que facilita a un seleccionador el poder llamarte!

 

¿Qué te para a invertir en tu perfil profesional y tu currículum? Necesitas recordar que:

  • Muchas ofertas de trabajo no saldrán a la luz
  • Siempre hay alguien que puede estar mirando tu perfil para realizar esa preselección y no encuentra motivos para llamarte
  • En ocasiones las empresas, tienen urgencia por contratar, y el proceso de filtrado de candidatos se hace en tiempo record, con lo que, sobresaldrán siempre los que aporten mayor y mejor información de su perfil profesional y su marca personal
  • Si tú no tienes ganas de dar valor a tu perfil, el seleccionador no tendrá ni ganas ni motivos para contactarte
  • No eres un “profesional que busca oportunidades”, eso no te define, la oportunidad eres tú, y yo como seleccionador, necesito identificar, con rapidez y claridad, tu profesión o puesto de trabajo al que aspiras
  • Necesitas esforzarte y comprometerte a saber comunicar las funciones que eres capaz de asumir y por las que quieres que te contrate
  • Es esencial saber hablar de los proyectos y logros que conseguiste. Todo lo que comuniques bien en un CV o en el perfil de linkedin es una antesala de cómo realizarás la entrevista de trabajo
  • ¿Eres bueno? ¿Quién lo dice? Quiero saberlo, pide recomendaciones de calidad y comprobables
  • ¿Cuál es tu objetivo? ¿Cuáles son tus intereses? ¿Compartes contenido de actualidad en tu sector?
  • Cuida con esmero a tu red de contactos y la información a la que tienen acceso. Facilítales saber quién eres y lo que aportas.
  • “Quiero trabajar” implica quererlo de verdad y hacer lo máximo posible por conseguirlo

Por cierto, resultado de las gestiones que realicé en una mañana: el gerente de la empresa tenía 5 candidatos preseleccionados con los que ha iniciado entrevistas de trabajo y ya tiene valoraciones al respecto con las que decidir. En dos o tres días, después de recibir algunos candidatos más de los que estamos pendientes, tomará la decisión.

¿Y tú?
¿Has revisado tu perfil?
¿Cuántos motivos tiene un entrevistador para no llamarte?
¿Estás trabajando tu marca personal?
¿Todavía estás con “quiero trabajar, pero no me llaman?
Si te importa tu empleabilidad y profesionalidad, necesitas esforzarte por facilitarle el trabajo al seleccionador.

Cómo siempre, y si piensas que te puedo ayudar, te invito a:

Sesión gratuita

Cómo seguir motivado y defender tu marca

Cómo seguir motivado y defender tu marca personal es una cuestión que me llega habitualmente, tanto en los casos en que las personas están en situación de desempleo como si están en activo. Y es que esta cuestión impacta directamente en nuestro equilibrio personal. Pasamos demasiadas horas en entornos laborales o en la búsqueda de los mismos, como para que no haya un mínimo de satisfacción personal que sustente nuestra motivación personal.

Así nos encontramos con expresiones como:

  • Me siento atrapado
  • Estoy aburrido
  • Es todo demasiado complicado
  • Estoy decepcionado
  • Con mi edad, mi perfil profesional, siendo mujer, etc… no hay tantas opciones laborales
  • Llevo un tiempo con mi proyecto y no tengo resultados, aunque me dicen que es bueno
  • No me siento feliz dónde trabajo

Y así pasa el tiempo en el que te ves inmerso en un malestar silencioso pero sentido, al que te vas acostumbrando: dejas de ser tan activo en la búsqueda de empleo porque te da la sensación de que hagas lo que hagas no tienes mejores resultados, esperas que la situación cambie, confías en la buena voluntad de alguien que te saque de tu situación (que tu empresas se de cuenta de lo bueno que eres, que alguien descubra tu potencial y te llame para trabajar…etc.), asumes que tu perfil “no es bueno”…

Te acomodas al malestar. Sí es una acomodación que se crea muy despacio y sin pausa, con lo que seguir motivado ya no es para ti una prioridad, porque crees que tu motivación depende de los demás. Afrontas tus objetivos personales o profesionales desde tu locus de control externo, que es casi como no afrontarlos.

Cómo seguir motivado y defender tu marca

Lo que se te escapa, es escucharte. Igual que yo escucho las expresiones anteriormente comentadas, tú necesitas escucharte también. ¿Por qué cuando nos duele algo lo tomamos como una señal para ir al médico o para cambiar nuestros hábitos, y en cambio, cuando nuestra dificultad para seguir motivado nos avisa, no hacemos algo?

Esa es la clave, escúchate. Tu mente y tus emociones te están dando un aviso. Te dan una señal, a la que puede que te hayas acostumbrado y no la veas como tal, pero es una señal de que estás dejando de lado la importancia de ser coherente con tus valores, con tu esencia personal, con tu propósito en esta vida, y con tus sueños y prioridades. Estamos acostumbrados también a escucharnos psicológicamente sólo cuando estamos muy mal, y entonces entramos en situaciones de profunda crisis personal. No esperes a llegar ahí, y si lo has hecho, ya, pide ayuda por favor.

Ahora bien, veámoslo así, ¡felicidades! te estás dando cuenta de que algo no funciona, ¡eso es fantástico! (me preocuparía que no te dieras cuenta). Ahora necesitas ser responsable de ese descubrimiento. No te mentiré, sacarle partido a esta señal requiere de un hábito de esfuerzo consciente y disciplinado por tu parte, para seguir motivado y defender tu marca personal, sea que busques trabajo o que no te encuentres a gusto en tu entorno laboral.

¿Qué podemos hacer para profundizar en esta señal y reactivar nuestra motivación?
  •  Tómate un tiempo.  A veces basta con un día, a veces, es necesario varios días o semanas, pero tómate un tiempo en el que aparques los impedimentos, los obstáculos y el desánimo. Descansa de tu cansancio mental y emocional.
  • Lee algo interesante y de visión general o participa en algún curso o programa genérico que te de amplitud de miras.
  • Conversa con personas inspiradoras, no con personas que confirmen tu malestar. Habla de otros, escucha a otros que te inspiren. Sal de tu “conversación egocéntrica”.
  • Rodéate de personas humildes.
  • Fíjate en los hábitos de personas que admires, da igual su profesión.
  • Haz algo de ejercicio, aunque sea un paseo, sin objetivo, sin rumbo, solo activa tu cuerpo.
  • Disfruta de un rato de la música que mejor “rollo” te haga sentir.
  • Reflexiona sobre tu pasado: lo que te hizo feliz y lo que te hizo sentir pena, los momentos clave o de transición en tu vida ¿qué se mantuvo? ¿qué valores han estado siempre presentes en ti independientemente de la situación? ¿Cómo están de presentes ahora tus valores?
  • Amplía tu horizonte: haz una lista de 27 cosas que te gustaría hacer con el resto de tu vida (apura las 27 o incluso más, personalmente te puedo decir que es un muy buen ejercicio)
  • Usa los prismáticos durante un rato. ¿dónde te gustaría verte en unos años? ¿Cómo serías en esa vida (personal y profesional) que te hace feliz?
  • Crea “rutinas reflexivas”. Ten cómo hábito reflexionar todos los días.
  • Trabaja con un coach. Aprovéchate de lo que puedes encontrar en las sesiones de coaching.
  • Encuentra un nuevo sentido. Reenfoca en lo verdaderamente importante de la situación en la que vives actualmente.
  • Toma decisiones. Sin decisiones tu situación y tu desánimo no cambiará.
¿Qué podemos hacer para analizar, refrescar, activar y defender nuestra marca personal?

¡Ponerte manos a la obra! Recupera tu estado de ánimo y empieza con estas 9 claves:

seguir motivado 1

seguir motivado 2

seguir motivado 3

Guía tus reflexiones hacia la acción:
  • ¿Qué resultado quieres conseguir?
  • ¿Te ayudaría ese resultado a ser coherente contigo mismo?
  • ¿Te acercaría ese resultado a la visión de tu “prismático particular?
  • ¿Qué te lo impide, hasta ahora, que depende de ti?
  • ¿Qué necesitas para superar los obstáculos?
  • ¿Qué recursos propios y ajenos puedes aprovechar?
  • ¿Cuándo empiezas?
Recuerda,
Eres responsable de tu estado de ánimo y de tu motivación.
Nadie va a venir a ser feliz por ti.
Tómate tus emociones como una señal.
Responsabilízate de tu malestar y ponte en marcha.
Reflexiona y cambia de estrategias.
Haz un plan.
¿Tienes todavía dudas?
Pide ayuda a quien sea de tu confianza y pueda aportarte valor.

Descargar documento

Los protagonistas de un proceso de selección

Los protagonistas de un proceso de selección, deben ser todos sin excepción responsables de esta gran tarea que puede causar tanta satisfacción como dolor en los implicados, sobre todo en los candidatos. En el mercado actual participar en un proceso de selección parece una tarea ardua, tanto por conseguirlo como en tener éxito en su realización.

En todas las responsabilidades que incluyan trabajar con personas necesitamos dotarnos de unas habilidades especiales que harán que estas experiencias sean lo más positivas y eficientes posibles. Para mí, al menos 12 habilidades son necesarias para trabajar con personas y todos los profesionales necesitaríamos tenerlas presentes: confianza, credibilidad, rol definido, evaluación, metodología, provocación didáctica, comunicación accesible, significado, pragmatismo, gestión de emociones, respeto y pasión.

Sólo con que pusiéramos estas habilidades en marcha en los procesos de selección, ganaríamos mucho todos en este tipo de experiencia profesional, dónde repito, parece hoy en día un reto muy difícil, y dónde me encuentro numerosas quejas al respecto. Y la verdad, es que cada día me duele más, ver como los candidatos se enfadan (a veces con razón) y se entristecen por los resultados o el trato o método utilizado en un proceso de selección. Entran además en una espiral de “indefensión aprendida” en la que piensan que no hay nada que puedan hacer para tener éxito en estos procesos.

Debemos plantearnos nuestra actitud y valía en esta tarea de seleccionar profesionales.

No es tan difícil, realizar procesos de selección de calidad, sólo necesitamos que como en todo, los protagonistas, todos, mantengamos criterios de madurez profesional. 

Veamos si pueden servir algunas de las muchas recomendaciones o criterios que podríamos citar y, que, al menos yo, utilizo en estas ocasiones.

Los protagonistas de un proceso de selección

proceso de selección 1

Los reclutadores necesitan
  • Pasar con éxito el primer proceso de selección, el suyo. Sus competencias técnicas y personales deben estar acordes con esta responsabilidad de seleccionar profesionales. Además, el reclutador debe querer comprometerse con la identificación del mejor talento estando alineado con los valores de su empresa.
  • Ser conocedor y estar alineado con la estrategia de la empresa  para analizar qué talento se necesita para conseguir la visión y objetivos de la empresa.
  • Crear procesos de selección con una metodología clara que identifique a la propia empresa. Se necesita cada vez más que se invierta en la “marca del empleador”. Parece que no, pero los candidatos también eligen.
  • Saber definir, crear e identificar claramente las tareas que requiere el puesto de trabajo para el que van a buscar posibles candidatos.
  • Clarificar con la empresa las responsabilidades, los objetivos, las relaciones de dependencia y los indicadores que nos permitirán valorar el desempeño óptimo de la persona que cubra ese puesto de trabajo.
  • Identificar las competencias técnicas y personales, además de su nivel de desempeño y/o prioridad, que necesitará cualquier persona que vaya a asumir el nuevo puesto de trabajo.
  • Identificar y valorar qué está ofreciendo la empresa al candidato, tanto a nivel de salario económico como emocional.
  • Saber utilizar las nuevas tecnologías sin perder de vista que desde el mundo virtual estamos tratando ya con personas. Tanto para la búsqueda de candidatos como para la gestión y comunicación de los mismos hay herramientas muy eficientes.

proceso de selección 2

Las entrevistas de trabajo y / o dinámicas de selección necesitan
  • Ser consideradas como una tarea de gran responsabilidad que puede aportarnos una tremenda satisfacción personal. No olvidemos que estamos gestionando el futuro profesional de otras personas.
  • Realizarse en base a unos buenos conocimientos técnicos en gestión por competencias y valores y con experiencia para llevarlas a cabo.
  • Prepararse y organizarse en base a toda la información relacionada con la estrategia, visión, valores de la empresa y el análisis del puesto.
  • Acoger al candidato.
  • Proporcionarle información de la empresa y del puesto.
  • Proporcionar las posibles fases y fechas del proceso de selección así como de los implicados que tomarán las decisiones.
  • Crear conversaciones para conocer a los candidatos, utilizando una metodología de preguntas que nos lleven a identificar las competencias técnicas y personales, no en base a una lista de preguntas de libro.
  • Incluir herramientas de evaluación que tengan fiabilidad y sobre las que se tenga conocimiento sobre su uso e interpretación.
  • Acordar que se mantendrá al candidato informado de posibles retrasos o cambios (si los evitamos mejor) en el proceso de selección para favorecer su propia toma de decisión al respecto.
  • Acordar que se informará al candidato del resultado del proceso de selección tanto si es positivo como si ha quedado descartado, facilitando motivos de la decisión.

proceso de selección 3

Los candidatos necesitan
  • Seguir considerándose profesionales aunque no estén en activo.
  • Identificar bien el puesto por el cual quieren que se les contrate. Nada de poner en los perfiles de RRSS en búsqueda activa o cosas por el estilo.
  • Identificar claramente su público objetivo para generar relaciones profesionales de calidad y hacerse visibles a los que importan.
  • Definir muy bien su propuesta de valor y la diferenciación que aportan con su trayectoria profesional.
  • Seleccionar el tipo de empresas que pueden estar acordes con su propia visión y objetivos profesionales.
  • Ser activos a diario en la búsqueda de empleo.
  • Evitar bloquearse y auto destruirse porque tuvieron una mala experiencia en un proceso de selección.
  • Crear argumentos personales y exclusivos para defender su candidatura. Abstenerse de aprenderse las respuestas de memoria que que se vieron o leyeron en algún sitio. Detectamos enseguida cuando una respuesta es aprendida y cuando una está preparada personalmente.
  • Evitar respuestas generalistas que no permiten valorar su aportación, como por ejemplo… “valgo para este puesto porque tengo 15 años de experiencia”, “mis habilidades son buenas para el puesto”, “mi trayectoria habla por sí sola…”
  • Ser consciente y conocedor de los logros, fortalezas y áreas de mejora para poder hablar de todo ello en la entrevista de trabajo.
  • Demostrar en cualquier interacción virtual o presencial aquellas competencias en las que uno cree que es bueno, no las que parece que están de moda.
  • Revisar si te apetece :-), qué necesitas hacer hoy mismo para encontrar empleo.

En definitiva,

Los reclutadores necesitan invertir en ser profesionales.

Las entrevistas de trabajo son un medio no un fin, y deben dar respuesta a las necesidades de la empresa cuidando las expectativas de los candidatos.

Los candidatos necesitan ser conocedores del nuevo mercado laboral y mantenerse activos, preparándose con eficacia y personalizando sus interacciones.

¿Y si nos profesionalizamos todos?

5 hábitos de éxito de un buen profesional

Los hábitos son lo mejor que tenemos para convertirnos en un buen profesional. Cuidarlos, invertir en ellos, creérselos, tenerlos presentes, modificarlos, mejorarlos y potenciarlos es lo mejor que un buen profesional puede hacer hoy en día.

Para empezar la semana, o para empezar cualquier día que tú elijas, te planteo 5 hábitos sencillos, pero que requieren de tu compromiso. No nos equivoquemos el propio hábito requiere de constancia. He comprobado por propia experiencia (no concibo mejorar mi profesionalidad sin estos hábitos) y ajena que podemos señalar 5 hábitos de éxito para invertir en ser un buen profesional.

Teniendo la suerte de rodearme de excelentes profesionales, compruebo que en ellos hay en común:

5 hábitos de éxito de un buen profesional

Constantes objetivos
Creación de retos
Aprendizaje continuado
Alimentar la inspiración
Plan de acción

2 (1)
objetivos
reto
aprendizaje
inspiracion

plan de acción

Si eres líder o mando intermedio, estos pasos sin duda te interesan para poner en marcha esos objetivos que sabes que necesitas mejorar en la gestión de tu equipo.

Si estás buscando trabajo estos 5 hábitos te ayudarán a organizar tu trabajo de buscar empleo, crear un proyecto de negocio o desarrollar tu marca personal.

Si eres un profesional técnico, diferenciarte con hábitos de éxito, mejorará el valor que aportas y tu empleabilidad.

Te recomiendo si te apetece, ir un paso más allá y revisar ¿Cuál es tu nivel de madurez profesional?

¿Qué hábito te falta poner en marcha para ser un buen profesional?

coaching

La venta y la Inteligencia Emocional

Venta e Inteligencia Emocional. Ya no es ningún secreto, espero, que la gestión de emociones en la venta se ha ganado su puesto. Se nos olvidó durante un tiempo que las personas nos implicamos en la venta, dependiendo de nuestras emociones. La confianza o desconfianza que nos crea la marca, y la persona que nos atiende, son fundamentales para que un cliente siga en una conversación comercial o no.

Tanto es así que nuestra neuroquímica cambia en función de si analizamos que el vendedor que nos atiende nos proporciona confianza o no. De esta forma, cualquier profesional que tenga trato con el cliente necesita entrenarse en una de las competencias por excelencia; la inteligencia emocional.

Antes de ver cómo nos puede ayudar esta habilidad, hoy, hemos preguntado a una gran profesional que ha tenido la amabilidad de colaborar en este post. Creativa e implicada con su trabajo y con la satisfacción de sus clientes. Mónica Fuentes es Asesora de decoración de pinturas Alp en Leroy Merlin. Y esta es su opinión:

Mónica Fuentes nos responde a dos cuestiones clave:

¿Cuál es tu opinión  sobre cómo son los buenos vendedores?

Hace tiempo que la venta agresiva ya no vende, esta proviene de la vieja escuela, una escuela que se queda sin alumnos y que no crea seguidores. Aunque encontrarás a muchos que no lo aceptan y que están en la misma casilla sin saber el por qué no avanzan.

Las personas tenemos diferentes realidades y trabajamos, nos expresamos y funcionamos en la vida según la realidad que nos hemos creado. La buena noticia es que nos podemos superar, aprender y reaprender.

Es posible que la venta agresiva a priori pueda dar resultados a corto plazo pero no generará algo que todos, vendedores y consumidores queremos, la fidelidad, el compromiso, la confianza, etc….
Bajo mi punto de vista y mi experiencia en ventas, puedo decir que los buenos vendedores, son aquellas personas que trabajan diferentes puntos y que estos se unen para ir en la misma dirección.

  1. Buena formación
  2. Disciplinados
  3. Honestos
  4. Toman decisiones
  5. Se comprometen
  6. La más importante de todas y repito bajo mi punto de vista: Trabajan la inteligencia emocional.

Para hacer bien nuestro trabajo, los vendedores nos cultivamos a nosotros mismos a diario.

¿Para qué pueden aplicar los vendedores la inteligencia emocional en las ventas?

Los vendedores emocionalmente inteligentes regulamos nuestras emociones.

  • gestionamos nuestro miedo
  • gestionamos las frustraciones
  • gestionamos los rechazos

De la misma manera gestionamos las emociones de nuestros clientes.

  • conflictos
  • desconfianza
  • temores

Trabajamos en aumento de empatía y asertividad. Trabajamos en beneficio de una red que creamos, cuidamos, alimentamos y mimamos.  Trabajamos cultivando nuestras relaciones para generar confianza, resolviendo necesidades. El vendedor de hoy en día fideliza clientes pues colabora hoy pensando en las soluciones de un mañana. El vendedor de hoy hace mercado de una manera sana, transparente y fuerte. El vendedor de hoy sabe que no fracasa, ¡¡¡aprende!!! Humanizamos las ventas, más personalizadas, más amables y más cercanas.
Muchas gracias Maite por invitarme a esta colaboración.
Fuerte abrazo!
Mónica Fuentes.

La Venta y la Inteligencia Emocional

¡Muchas gracias Mónica! 🙂

Veamos ahora de forma práctica, cómo podemos aplicar la gestión emocional en las ventas:

venta e ie

¿Tienes contacto con clientes a menudo en tu trabajo?
¿Qué podrías hacer para mejorar tu propia gestión emocional?
¿Te has planteado ayudar a gestionar las emociones de tu cliente?

error: Content is protected !!