Mi admirado emprendedor

A todos los emprendedores y en especial a los participantes de este fin de semana 3-4 mayo de 2013 en iWEEKENDVALENCIA:

Me he encontrado con:

– miradas inquietas

– avidez por aprender

– actitudes muy amables que te dan una oportunidad y te abren su espacio personal y profesional

– colegas profesionales que comparten su saber contigo

– miradas que se cuestionan y te cuestionan (¡como debe ser!)

– personas muy jóvenes con las ideas muy claras

– personas en general, con talento y talante

receptividad a la crítica

– actitudes reflexivas pero mirando hacia adelante y hacia la acción

constancia y aprendizaje

– humildad

– respeto

– ilusión y fuerza

– palabras que implican oportunidad, comienzo y continuidad

– alegría

Además el pertenecer a un equipo de mentores como los de este fin de semana ha sido una oportunidad provocadora para ver las cosas desde otros enfoques profesionales. Todo un aprendizaje.

Creo que me faltan palabras para realmente transmitir los sentimientos y energía que se me han transmitido este fin de semana en iWEEKENDVALENCIA. No obstante, algo me vino a la cabeza una y otra vez este fin de semana: solo con la mitad del entusiasmo y de todas las actitudes indicadas anteriormente que tuvieran algunos empresarios actuales, y algunas personas que están en desempleo actualmente, creo que nos iría mucho mejor. No voy a decir, que es una varita mágica para conseguir lo que quiero y para ya, pero sí un elixir, una marca personal especial, la de estos emprendedores. La marca personal de la constancia, el trabajo y la mirada hacia delante.

Un honor realmente compartir con ellos sus ideas y sus enfoques. Por mi parte, tuve la oportunidad de aportarles ideas sobre temas comerciales, marca personal y gestión de equipos, además de proponerles unas «dulces» (ellos saben por qué) pildoras para el emprendedor.

Un saludo a todos y mi disposición para todos ellos. Mi agradecimiento a los organizadores y todo el personal de iWEEKENDVALENCIA, por su excelente trato y confianza.

¿y tú cuanto puedes desarrollar tu actitud emprendedora?

27899_foto

NOTICIAS:

Las provincias

CEEI

Hábitos profesionales para tu marca personal

Sí, como un muelle, fue la conclusión. Este fin de semana otros profesionales de diversas áreas de la psicología se han replegado sobre sí mismos para coger impulso en su marca personal. Han vuelto su mirada hacia sí mismos para descubrir su diferencia, su aporte y su talento, para pasar a la acción.

Es frecuente en esta época, que diversos profesionales, psicólogos entre ellos, empiecen a darse cuenta que estaban acostumbrados a:

– tener una visión estándar de su profesión

– tener una visión segmentada según el proyecto para el que fueran contratados

– tener la costumbre de no pensar mucho en su talento diferencial porque en los últimos años han sido solicitados para tareas técnicas de diversa índole, y según el tipo de proyecto ese era su talento

a no preocuparse de tener una actitud proactiva de su capacidad de comercialización porque el teléfono sonaba sin hacer muchos esfuerzos

a centrarse sólo en su aportación técnica porque para eso es aquello en lo que sea han formado y titulado.

A todas estas costumbres que nos han hecho mantenernos en una burbuja de confort, les hemos dado la vuelta en este fin de semana, porque:

– tenemos una profesión sí, pero las necesidades del mercado hacen que éstas definan nuestro proyecto: no soy sólo psicólogo soy un profesional especializado en analizar el entorno para facilitarte tu toma de decisiones, o en gestionar ayudas para tus logros, o en facilitar el talento de otros, etc. Es lo que cubrimos en el mercado lo que nos define ahora no el nombre de nuestra profesión. Ocurre igual con cualquier otra profesión.

– trabaje en el proyecto que trabaje, existe un talento diferencial y común que aporto en todos mis trabajos. Identificar cual es ese aporte de talento es el camino hacia tu marca personal diferenciada

– ya ningún profesional tradicionalmente técnico puede dejar a un lado su vertiente comercial, diferencial, y de interacción con los demás para captar la atención e implicación de sus clientes, prescriptores o clientes potenciales

– no es que el teléfono no funcione, es que necesitamos tener un plan de comunicación y venta de nuestras aportaciones para que el mundo vea y conozca lo que ganaría si trabajáramos con ellos. Nadie lo va a hacer por nosotros

Es muy útil desarrollar en nosotros la capacidad de extraer la esencia de nuestra marca personal y de saber argumentarla y desarrollarla. De esta forma, sabremos transmitir e impactar con nuestro mensaje tanto en 140 caracteres que nos pueda permitir una comunicación en una red social, como en una charla o conversación con un cliente en la que dispongamos de una hora de tiempo. Compactar y estirar, concentrar y expandir nuestros argumentos de marca es imprescindible para no perder ni un momento de interacción con los demás, en el que perdamos la oportunidad de transmitir y comportarnos de manera coherente con nuestra marca personal. De esta manera además, ganaremos en confianza y credibilidad.

Nuestra marca personal debe dejar huella allá donde estemos virtual o presencialmente y debe ser trabajado de forma consciente, voluntaria, y proactiva. De esta manera, acercaremos la visión que tenemos sobre nosotros mismos, de lo que estamos seguros que podemos aportar, y aquella visión que se percibe de nosotros mismos en nuestros receptores.

Como comentaba este fin de semana construir nuestra marca personal es caminar por un proceso que me hace ir de un punto a otro:

TALENTO MARCA PERSONAL

Partiendo de mi autoconocimiento, necesito idear una estrategia de cómo llegar al otro conociendo ¿quién eres? y encontrar el punto de unión de esas dos islas.

alicia

Estrategia que me permita crear credibilidad y confianza en aquél que es mi receptor, aquél que puede emocionarse con mi aporte y mi talento. Sin la percepción del otro, sin su valoración y sin su mirada, nuestra marca no existe.

mafalda

¿y tú sabes lo que el mercado necesita de tu profesión?

¿sabes cual es el aporte diferencial que proporcionas a tus interacciones profesionales?

¿has realizado el viaje desde «quién soy» a «quién eres»?

Encender tu talento comercial

Sí, nada como encender tu talento comercial 😉

2 de diciembre de 2013. Un grupo de osados 😉 profesionales, tomaron la decisión de meterse en una burbuja intensa de 3h para encender su talento comercial, en el COITCV. Y los resultados se pueden resumir en despertarse y encender su nuevo enfoque hacia el cliente:

– El cliente no quiere que le vendan, quiere ser el protagonista de su compra.

– Que el mejor perfil comercial en el que confía el cliente es aquel perfil técnico que sabe como vender su proyecto/producto/servicio

– Necesitamos más creadores de relaciones profesionales que vendedores.

– Necesitamos que nos ilusionen y que nos ayuden a visualizar por qué he de contratarte a ti y no a otro.

– Escuchar, ese hábito tan olvidado es la clave para captar la atención del cliente y que quiera seguir compartiendo una conversación con nosotros.

– Huir de argumentos generales y «usados» por todo el mundo hace que diferencie mi presentación comercial

– Tener claro y preparado mi valor, mi marca personal y mi presentación comercial, aumenta nuestra capacidad de impacto.

– Ponerme en el lugar del cliente  y a su lado, acerca posturas

– Por si no ha quedado claro, PREPARARSE la interacción comercial es clave.

Y en esto basamos parte del taller:

En prepararnos. Ni siquiera como en otras ocasiones, voy a dejaros una presentación aquí, pues dada la intensidad del taller y la concentración de objetivos, nos centramos en preparar y practicar:

– Prepararon su argumento clave de valor: lo que les diferencia y los argumentos para presentarlo, para después probar su capacidad de argumentación y presentación.

– Prepararon la forma en cómo se puede interactuar con el cliente generando una conversación positiva y de confianza, para luego probar su capacidad de generar una conversación de valor con unos clientes (simulados) difíciles de satisfacer 😉

– Identificaron técnicas para hacer protagonista al cliente.

– Prepararon las posibles objeciones y la mejor manera de resolver las inquietudes del cliente, para saber defenderse y manejar las dudas de unos clientes objetores por sistema 😉

Si a estos hábitos de preparar, practicar, uniéramos la capacidad de hacer del grupo de perfiles comerciales, un equipo que aprende, comparte, piensa, y genera nuevas sinergias para aumentar el valor de cada uno de los miembros, tendríamos un potencial increíble que enamoraría a nuestros clientes.

¿y en tu empresa, os preparáis y practicáis?

¿seguimos utilizando el mismo enfoque comercial de hace 10 años?

¿te pones en frente del cliente o al lado?

¿te preparas?

Gracias a todos los asistentes por las valoraciones,  por vuestra implicación y vuestra capacidad de manejar las situaciones didácticas que generamos en el taller. 😉

¿Reutilizas o reciclas tu enfoque comercial?

¿reciclas tu enfoque comercial?

Me sigue pareciendo curioso, que en cada curso que trabajo, los objetivos de marca personal o habilidades comerciales, sigue siendo necesario un reciclaje del enfoque comercial. Necesario, antes incluso, que plantearse aprender técnicas, sobre cómo mejorar mi impacto con el cliente

Ya hablamos en algunas entradas anteriores del blog, lo clave que es empezar a desarrollar las habilidades comerciales desde el inicio. Es decir, trabajar antes que nada nuestra marca y los conceptos clave que nos ayudan a desarrollarla:

quien eres¿quién eres?

¿qué aportas?

¿en qué te diferencias?

Si bien es cierto, como comprobaron los alumnos del curso del viernes pasado, que esto implica un trabajo y reflexión interior más profundo de lo que creemos. De hecho, plantearse que hay una razón importante para todo esto, es fundamental. Es muy frecuente, la necesidad de realizar paralelamente, una reestructuración de nuestro enfoque comercial, en todos los profesionales que tienen una labor comercial. Las nuevas necesidades comerciales del mercado, provocan que tengamos que tener muy claro que:

Generar relaciones, y no ventas, es una inversión y petición necesaria que los posibles clientes están pidiendo a gritos.

El cliente necesita ilusión; tu producto/servicio en general puede comprarlo en otro sitio.

El cliente necesita confiar para realizar una compra.

Y estas son algunas claves que nos permiten reciclar nuestro enfoque y no, reutilizar los viejos enfoques y técnicas que aplicábamos anteriormente en nuestras relaciones comerciales con cada cliente.

antesAntes:

– El énfasis estaba en cerrar ventas y acuerdos lo antes posible.

Nuestro protagonismo en la interacción comercial, hacía que le contáramos al cliente una gran cantidad de información sobre todos nuestros productos y servicios para demostrar que dominamos nuestro trabajo ( y se sigue haciendo de hecho). De esta manera, el cliente se saturaba y «en teoría» se quedaba maravillado con nuestros conocimientos técnicos.

Un dato, casi podríamos decir, que tu valor técnico, lo doy por supuesto. Con lo que esto dejar de ser la esencia de por qué voy a trabajar contigo.

El producto era la clave

Ahora:

– El énfasis está en crear vínculos con nuestro cliente actual o potencial.

– El protagonista es la calidad de la relación que somos capaces de crear con nuestro cliente actual o potencial.

– La clave, no es tanto el producto (que puedo encontrarlo igual con otros competidores), sino lo que eres capaz de aportar al cliente. En definitiva lo que el cliente percibe que va a ganar trabajando contigo.

rutina

Este cambio implica una nueva forma de ver al cliente. Una nueva forma de desarrollar nuestras habilidades comerciales, porque:

– Proveedores similares a ti ya lo están haciendo, y están ganando en valor diferencial.

Centrarse en cerrar ventas como se hacía antes, no fija una relación con el cliente, y a corto medio plazo, el cliente desconoce la razón esencial por la que trabaja contigo, y es fácil que mañana cambie de proveedor.

– La rentabilidad de cualquier negocio pasa por crear y fidelizar relaciones a medio o largo plazo. De nada sirve que nos compren o contraten una sola vez.

Este es el motivo, por el que, hoy quiero resaltar que para mejorar nuestro enfoque comercial con el cliente, es vital, primero, realizar una reestructuración o reciclaje de cómo vemos al cliente de hoy. Esta es de hecho, el reto más grande que me encuentro en las acciones formativas o procesos de coaching comercial.

Entonces, señalada esta «pista»…

¿Reutilizas viejos argumentos y estrategias comerciales o te estás reciclando?

¿Sigues en tu rutina desde hace tiempo?

¿Los miembros de tu equipo comercial están alineados en este nuevo enfoque?

Emprendedor o profesional freelance ¿estás preparado para las nuevas necesidades del mercado?

¿Qué te hace falta para reestructurar tu enfoque?

Razones clave (II): ¿por qué la marca personal ayuda a diferenciarte con tus clientes potenciales?

Los clientes ya no tienen las mismas necesidades ni los mismos criterios al elegir

¿tú has cambiado con ellos?

Una de las cosas que me sigue llamando la atención en los talleres de formación en ventas o marca personal, e incluso en los procesos de coaching orientados a estos mismos temas, es que realmente no estamos invirtiendo lo suficiente en dar nuestra mejor versión de nosotros mismos o de nuestro producto/servicio de cara a los clientes potenciales.

Me encuentro todavía  con:

– Comercios pequeños y profesionales que les falta saber comunicar cual es su valor y en qué se diferencian ¿por qué el cliente tiene que ir a su tienda y no a otra?

– Profesionales que han asumido desde hace poco en su puesto de trabajo la labor comercial y desconocen como adecuar su sabiduría técnica a la mente del posible cliente

– Profesionales comerciales que siguen tratando de captar clientes y cerrar sus ventas de la misma manera en qué lo hacían hace unos años.

– Profesionales que están buscando oportunidades de colaboración  o ser contratados por una empresa, que les cuesta comunicar por qué son el colaborador ideal para esos proyectos de empresa.

– Equipos de comerciales que no funcionan como tal y consideran que sus técnicas individuales son las que mejor funcionan. Dejan a un lado, compartir e intercambiar técnicas con sus compañeros porque no ven las posibles sinergias.

Y es que, analizando el perfil del mercado, podríamos decir que nos encontramos con:PERFIL DE MERCADO

Entonces si este es el «sentir» y la casuística que está guiando a los clientes en sus decisiones ¿por qué no adaptarnos nosotros y utilizar otras técnicas, otros enfoques y otra forma de relacionarnos con ellos?

Si el posible cliente, en definitiva, le está costando confiar, se mueve de forma reactiva (que no proactiva), no percibe claramente qué es diferente y cual es la mejor opción para su caso, y está inseguro….como mínimo necesitamos tener claro que:

Generar relaciones, y no ventas, es una inversión y petición necesaria que los posibles clientes están pidiendo a gritos.

El cliente necesita ilusión; tu producto/servicio en general puede comprarlo en otro sitio.

El cliente necesita confiar para realizar una compra. Con lo cual nuestro objetivo no es generar ventas (cerrar/forzar ventas con nuestro protagonismo), nuestro objetivo es generar todo el protagonismo posible y confianza en aquellos clientes que están tratando de tomar una decisión segura.

Entonces, para generar todo esto:

– ¿qué estás haciendo tú para generar relaciones comerciales en vez de forzar cierres de ventas?

– ¿en qué has  cambiado tu forma de comunicarte con los clientes para que les genere mayor confianza?

– ¿qué tienes tú, que realmente les pueda hacer confiar en tu persona y en tu profesionalidad?

– ¿en qué te diferencias cuando interactúan contigo que no consiguen cuando hablan con otro?

– ¿qué va a ganar el cliente trabajando contigo?

– ¿en qué te vas a comprometer para que supere su reactividad, incertidumbre e inseguridad?

– ¿cuáles son los argumentos de valor que necesitas que el cliente absorba de ti para que te encuentre diferente?

– ¿cómo vas a, no solo resolver, sino enamorar, cuando el cliente te ponga pegas/objeciones a la percepción que se está formando de ti o de tu servicio/producto?

Y las preguntas clave:

¿estás invirtiendo en todo esto?

¿siguen siendo tus técnicas/habilidades comerciales las mismas que hace unos años?

¿te preparas a conciencia quién eres, por qué te ha de escuchar y por qué te ha de elegir tu cliente potencial?

¿te preparas para estar a su lado o enfrente?

Marca Personal: 9 competencias a entrenar con un coach

Un proceso de coaching orientado a la marca personal es un proceso de evaluación, descubrimiento y potenciación de nuestras habilidades comerciales. Mediante una metodología bien definida y adaptada al cliente, se genera un verdadero motor de las capacidades de la persona. Además dirigido a resultados, el proceso de coaching, asegura una evaluación y acción continuada para superar los obstáculos que el participante pueda identificar en su entrenamiento….

Este artículo ha sido publicado en Nuevos emprendedores.

 Entra por favor, en el siguiente enlace para disfrutar de la entrada de hoy,

Marca Personal: 9 competencias a entrenar con un coach.

Entrar en el enlace: Ir al artículo en Nuevos emprendedores

¡Espero que te guste! 😉

Marca Personal: Tus dudas

Más que el concepto, la consciencia y el interés sobre la marca personal está ya calando en todo perfil profesional: líderes, profesionales, emprendedores, personas que buscan un empleo, etc. Ayer tuve la ocasión de realizar un webinar sobre marca personal. y una de las alegrías que me llevé fue el variado perfil de los asistentes.

La marca personal importa cada vez más, creo que ya no tanto el concepto sino la posibilidad de tener un impacto personal en la gente con la que colaboramos, los clientes con los que podemos relacionarnos o las posibles empresas que puedan contratarnos. La gran implicación de los asistentes y sus reflexiones sobre el contenido que estuvimos repasando, generó una serie de consultas, que me parecieron de lo más interesante y os dejo aquí tres de ellas con mis reflexiones correspondientes:

¿Qué debemos hacer para tener la marca personal correcta?

Lo primero que comentamos es que no existe una marca personal correcta o incorrecta. Nuestra marca personal somos nosotros mismos ¿cómo vamos a ser incorrectos?. Nuestra esencia es la que nos diferencia y la que nos hace impactar a los demás tanto en nuestras interacciones presenciales como en la red.

La cuestión clave es preguntarse si mi marca personal ofrece algo al público objetivo al que me quiero dirigir. No es cuestión de que mi marca sea correcta. Nosotros como profesionales y como personas aunamos una serie de valores, actitudes, experiencias, formas de hacer y retos que son los que marcan y rigen esa diferencia. Podemos adaptarla, extraer lo mejor de nosotros que pueda interesar a la audiencia a la que me dirijo. Y ese será el punto de partida para desarrollar la marca personal.

Comentamos también que esta identidad necesita desarrollarse, alimentarse y evolucionar de manera continua, igual que lo hacemos como personas. Esta evolución debe trabajarse y comunicarse, hacerse visible.

¿Un líder podría tener una marca personal externa distinta de la que tiene hacia sus colaboradores e internamente en la empresa?

Podría pero no debe ni es aconsejable. Una de las características que definen a las mejores marcas personales es la credibilidad. Generar comunicaciones, mensajes, interacciones y actitudes contradictorias crea irremediablemente desconfianza en la persona. Un líder que tenga un impacto contradictorio, puede generar:

– Conflictos y no sinergias

– Perderá la capacidad de aportar nuevo valor a la empresa y como consecuencia a los clientes.

– La empresa en sí, perderá valor.

La coherencia entre aquello en lo que creemos y cómo nos comportamos en todas nuestras interacciones, es lo que consigue que se fidelicen nuestros seguidores, nuestros clientes, nuestros prescriptores y nuestros colaboradores.

La no coherencia genera un estado de disonancia cognitiva que crea conflicto en los receptores, cuestionándose si la autenticidad de nuestro valor reside en nuestro comportamiento interno o en el externo. La marca personal necesita de una definición sin dudas, claramente y fácilmente identificadas, que facilite la comprensión de lo que queremos transmitir y del valor que aportamos.  Esta comprensión y accesibilidad que tiene una buena marca personal impacta en la aceptación de nuestra valía y diferenciación.

Cuando una empresa da un giro en su imagen y marca, y entra en conflicto con la marca personal de alguno de sus líderes, ¿qué se puede hacer?

Lo primero es darnos cuenta de que este conflicto es una señal de alarma. Un indicador de que uno de nuestros líderes, que posiblemente ha sido fiel a nuestra empresa durante mucho tiempo, está alertando de que algo no funciona. En una empresa, hay una marca muy bien diferenciada por el producto o servicio que estén ofreciendo.

Ahora bien, ya son muchas empresas las que están valorando los beneficios de impulsar además las marcas personales de sus profesionales pues generan una interacción más personal y cercana.

Cuando estas dos partes entran en conflicto es necesario, hacer un esfuerzo por seguir desarrollando aquello que nos une con la empresa y evolucionarlo. Seguir apoyándonos en los puntos que todavía tenemos en común y por los que ambas partes se sienten implicados. Después, en los puntos en los que, por el cambio, estemos encontrando diferencias, se necesitará una labor de concienciación y de inversión mutua.

En caso contrario, puede ocurrir, como ya he trabajado en muchos casos, que a medio o largo plazo, este profesional puede abandonar nuestro proyecto empresarial en busca de otro que le haga sentir más satisfecho.

Como vemos pues, las cuestiones planteadas responden a preocupaciones reales de día a día sobre las que conviene tener las ideas claras y los criterios, siempre presentes, a cerca de la marca personal:

AUTO CONOCIMIENTO

ESTRATEGIA

CREDIBILIDAD

VISIBILIDAD

¿Hay alguno de estos criterios que estés dejando de lado?

¿Inviertes en ellos continuamente?

Y tú ¿tienes alguna otra duda? 😉

Talento docente: tu enfoque y tu perfil 1/2

Iniciamos Talento docente: tu enfoque y tu perfil 1/2

Recomendamos…

– Tener una libreta de reflexiones e ideas

– Anota las respuestas a las actividades de formación.

– Extrae tus propias conclusiones y ponte manos a la obra para generar posibles cambios.

Empecemos…

talento docente

Cualquier duda o pregunta que te pueda surgir durante estas dos semanas, estaré encantada de ayudarte. Puedes contactar conmigo en los comentarios de esta entrada o a través del formulario de contacto, de forma privada.

¿Tu marca personal funciona?

Sí, es ineludible ya la importancia de la marca personal y los indicadores tangibles que te demuestran o no, que estás impactando en tu entorno. De hecho, se trata de eso, de causar un impacto en el mercado al que te diriges, y que seas identificado como alguien capaz de aportar valor.

Marca personal es:

– La identidad, la huella que dejas, tu riqueza, lo que dicen de ti, tu confianza y credibilidad, tu legado y tu sueño. (Tom Peters)

– La idea potente, clara y positiva, que viene a la mente de aquellos que piensan en ti.  Los valores, habilidades y acciones que se asocian contigo. (Peter Montoya)

– La Marca Personal es clarificar y comunicar aquello que nos hace diferentes y especiales. Consiste en comunicar la promesa de valor única que ofrecemos a nuestra empresa o nuestros clientes. (William Arruda)

Aquello que se piensa, que se dice, que se siente y que se hace, conforma un todo que define nuestro impacto en los demás, impacto que se transformará en los demás en una serie de comportamientos hacia nosotros y nuestro entorno.  Es un camino de doble dirección, en el que tú das algo que impacta, y vuelve hacia ti en forma exponencial, para seguir creando y mejorando tu marca personal. Como a mí me gusta decir: trabajar la marca personal es crear un camino de doble dirección entre «quién soy» (tu marca)  y «quien eres» (tu público objetivo).

Para mí, esta serie de comportamientos que hemos conseguido que broten, voluntaria y espontáneamente, de las personas de nuestro entorno, configuran las señales clave de que tu marca personal funciona. Veamos qué señales podemos identificar a nuestro alrededor para comprobar la calidad de nuestra marca, o para saber qué estamos buscando provocar con nuestra marca:

¿Tu marca personal funciona?

1 La gente llega a ti, no la buscas.

Como me dijo una de mis mejores tutoras en un momento dado, «ahora es cuando van a empezar a buscarte, ya verás como en breve, empiezan a contactar contigo gente que tú no conoces».  Es cierto, es uno de los primeros indicadores. Tu público objetivo decide voluntariamente ponerse en contacto contigo, y tiene la certeza y la confianza, de qué se va a encontrar cuando interactúe contigo. Y ésta, es una de las claves más potentes que hace moverse a los posibles clientes, prescriptores o reclutadores, porque ayuda a reducir la incertidumbre, en un mundo en el que nos inunda una gran cantidad de información, que a veces puede ser difícil de clasificar en útil o falsa.

2 Cuando hablan contigo tienen ya referencias muy buenas de ti, y casi te conocen ellos más a ti, que tú a ellos.

Es sorprendente y muy gratificante, a la vez, descubrir que cuando finalmente contactan contigo, conocen tu trayectoria, tu enfoque y tu valor casi más que tú. Una buena marca personal, trabajada de forma constante y coherente, permite conocer a tu público objetivo. Es en este proceso dónde vas construyendo tu credibilidad y fiabilidad. Estas dos claves son decisivas a la hora de generar esos comportamientos que vuelven a ti desde lo que has conseguido impactar en los demás.

3 Participan en tus actividades y les es indiferente el tipo de actividad. Están allí donde estás tú, sólo porque tú eres tú.

La fidelización a lo que tú representas es clara y tangible. Todos sabemos la cantidad de obligaciones y compromisos que tenemos todos en nuestras propias vidas. Ahora bien, cuando alguien decide organizarse su tiempo y contactar contigo, participar en tus actividades virtuales o presenciales, te está demostrando que quiere formar parte de tu marca, que quiere voluntariamente, compartir un momento de su vida contigo. Y este hecho no tiene precio, merece mi más humilde y sincero agradecimiento.

4 Buscan desvirtualizarte y/o conocerte personalmente a la menor ocasión.

Si nunca han tenido la ocasión de conocerte personalmente, y descubren que estás es un evento, su decisión voluntaria hace que, una vez más, busquen estrechar el contacto contigo porque saben a ciencia cierta, que ese encuentro vale la pena. Ese encuentro les va a aportar algo bueno, algo digno de ser vivido  y recordado.

5 Te incluyen en sus previsiones de proyectos y saben exactamente qué les vas a aportar.

Puede que no lo sepas, pero si estás trabajando bien tu marca personal, alguien, en algún momento y lugar, te está incluyendo en sus proyectos más significativos. Saben además, qué papel puedes jugar en su empresa, proyecto, objetivos vitales o profesionales y están seguros de lo que van a ganar si te tienen a su lado.

6 Te avisan de que han conocido a personas que están hablando muy bien de ti.

Debido al hecho de que han decidido que les importas, aprovechan para comunicarte, que en algún momento y lugar, alguien tiene una idea muy clara y buena de quién eres, cómo eres y qué aportas.

7 Te recomiendan en cualquier ocasión.

Además, se han convertido en los mejores embajadores de tu marca. Al conocerte tan claramente, pueden difundir a la menor ocasión, con amigos, familia, compañeros de trabajo, etc., lo que otros pueden ganar si al menos hablan contigo. Y esa es otra de las claves. No es que tú tengas claro qué ventajas va a tener alguien si te contrata, trabaja contigo o es tu cliente, sino que son los demás los que lo tienen claramente identificado. Esta es posiblemente, una de los objetivos más difíciles cuando se desarrolla una marca personal. Ser claro y convincente en lo que van a ganar los demás al interactuar contigo. En este caso vamos un paso más allá, es tu público objetivo el que ya lo tiene claro. Hemos conseguido un impacto claro.

8 Te proponen retos que implican una gran confianza y posibilidades de superarte.

Cuando nuestra marca personal, es clara, fiable, creíble y aporta valor, genera un mundo de posibilidades que se convierte en futuros proyectos que son un verdadero reto. Estos retos tienen, como factores principales para superarte, una posibilidad de ofrecer algo que tú dominas y es lo mejor que sabes hacer, y otra posibilidad de desarrollar tu potencial, pues incluyen una parte en la que no habías pensado o no habías tenido la ocasión de participar. La disposición de estar a la altura de las expectativas que has creado en los demás, y la disposición a continuar superándote, te esperan en ese momento.

 

 Así vemos, que nuestra marca si es buena y funciona, tiene algo muy potente,

¡es capaz de generar decisión y acción en nuestro entorno!

¿Hay algo más difícil, retador y satisfactorio?

Y llegados a este punto de mis conclusiones, las reflexiones  y la orientación a tu propia acción, te las dejo en tu propio tejado, te corresponde a ti:

– Comprobar si tu marca está generando este tipo de decisiones y acciones.

– Si el resultado es positivo, continua, lo estás haciendo muy bien, y tu paso siguiente es mantener tu marca y superarte.

– Si el resultado es regular, ponte en marcha ya. Tienes aquí ejemplos de lo que estás buscando crear e impactar en tu público objetivo. Empieza visualizando exactamente qué quieres conseguir y cómo lo harás.

¿Añadirías alguna señal más de que tu marca funciona?

marca personal funciona

 

 

¿Tu propuesta suena bien al cliente?

¿Suena bien Maite? ¿Por qué tiene que sonar bien? Porque sí, 😉 , porque es tu impacto emocional al cliente el que cuenta. Porque debe reducir cualquier incertidumbre, duda o preocupación que pueda tener el cliente. Porque es tu responsabilidad asumir la mejor imagen y el mejor impacto que puedas tener en la comunicación con el cliente.

Para ello, a veces creo que se sigue olvidando, si nuestra arma principal es la comunicación y la capacidad de generar una relación con el cliente, LA PREPARACIÓN, no es que sea importante, es INDISPENSABLE.

¿Cuantos equipos comerciales, emprendores y profesionales se preparan su comunicación con el cliente? ¿Cuánto tiempo invertimos antes de la interacción con nuestro cliente? ¿Cuánto contrastamos con otros para que nos den feedback de cómo comunicamos, cómo «suenan» nuesrtos argumentos y cómo impactamos emocionalmente al cliente?

¿Tu propuesta suena bien al cliente?

Con respecto al impacto emocional, haré siempre referencia a la necesidad de ir desarrollando nuestra marca personal (nuestra y de la empresa) para ganar en confianza, credibilidad y visibilidad. De hecho aquí os dejo esta video conferencia por si os puede servir.

 

Y le llega el turno a la preparación:

– Quién más impacta es aquel profesional que domina su producto o servicio

– Quién mejor puede responder a las dudas, objeciones y preocupaciones del cliente, es aquel profesional que ha trabajado su producto o servicio desde distintas perspectivas y se anticipa al cliente.

– He visto muchos equipos de comerciales que dan una imagen y estilo de comunicación muy diferentes unos de otros, perjudicando la imagen y marca personal de la empresa que representan. ¿Y si alineamos valores y enfoques en nuestras presentaciones?

– Para transmitir confianza en nuesta persona y en nuestro producto o servicio necesitamos trabajar la seguridad en nosotros mismos y en lo que ofrecemos.

¿Qué te parece, nos paramos hoy en un punto muy concreto?

¿Pruebas a mejorar cómo suena tu propuesta al cliente y cómo la comunicas?

¡A lo mejor, creas conductas diferentes entre todos y consigues resultados diferentes!

¿Cómo influir en tus clientes? Habilidades Personales

El pasado jueves 26 de junio el Proyecto DAME celebró su segunda jornada transnacional en la que participaron el equipo del Ayuntamiento de Gandia que se encarga del proyecto, los miembros de su socio europeo en esta iniciativa, the European Center for Women and Technology (ECWT), y  las mujeres emprendedoras del Programa de Formación y Coaching.

Tuve el honor de seguir compartiendo experiencias, dudas, e inquietudes con mis alumnas del Plan Personal de Acción 2.0, que he estado realizando en estos últimos meses. Han sido 11 ediciones con aproximadamente 100 mujeres y algunos hombres, que también participaron, para definir, promover y hacer viable y visible, su proyecto de negocio y su perfil profesional.

En esta ocasión, el pasado 26 de junio, realicé una sesión de trabajo en la que nos centramos en las habilidades necesarias para, una vez dan a conocer su marca personal, poder interactuar con potenciales clientes y comunicar la mejor versión de ellas mismas y generar relaciones de valor y de confianza.

Agradezco como siempre a los excelentes profesionales del Proyecto DAME, esta nueva oportunidad y a todas los participantes de estas actividades, por su implicación e interés en las temáticas que he trabajado con ellas.

Os dejo un extracto de la presentación:

10 tips cliente

 

 

foto-07

 

error: Content is protected !!