Empieza el año y hay empresas que ya tienen claros sus objetivos de formación. Han realizado un buen análisis de qué habilidades necesita el equipo y se han puesto manos a la obra. La formación experiencial proporciona las herramientas y técnicas que los colaboradores necesitan para sus puestos de trabajo. 

Así con los clientes, he estado trabajando en el diseño de la formación así como en los resultados. Es muy importante a la hora de proporcionar formación, seguir una serie de pasos:

  • Identificar el motivo de la formación
  • Seleccionar el grupo de colaboradores que recibirá la formación.
  • Visualizar el resultado que queremos conseguir.
  • Seleccionar las situaciones que queremos que el equipo pueda resolver después de la formación.
  • Diseñar el conjunto de habilidades que les permitirán un mejor manejo de las situaciones seleccionadas.
  • Preparar la metodología de formación que se utilizará la adquisición de habilidades.
  • Crear hitos de seguimiento para facilitar que el equipo ponga en marcha lo aprendido.
  • Mantener informada a dirección y a RRHH sobre el avance e implicación de los asistentes.

4 objetivos de formación que son un reto para tu equipo

¿Qué formación han detectado las empresas que necesitan sus colaboradores?. ¿En qué van a invertir para que su equipo sea más eficiente y actúen con mayor profesionalidad?. Hoy, me gustaría proporcionarte ideas sobre las que ya están trabajando empresas, quizá como la tuya. Espero que puedan servirte de orientación. 

  • Gestión del Tiempo. Productividad Personal.
  • Liderazgo Inspirador.
  • Conversaciones de Desarrollo de Potencial.
  • Inteligencia Conversacional para las ventas y la atención al cliente.

Gestión del tiempo. Productividad Personal.

Es demasiado frecuente y lo veo a diario. Una media de 6-10 correos de ida y vuelta sobre un mismo tema. Quizá en su lugar vale la pena reunirse o hacer una llamada telefónica. Ir dando la información a cuenta gotas en cada correo electrónico. En su lugar, quizá necesitemos usar plantillas donde se recoja toda la información y compartir documentos actualizados al momento. En definitiva se pierde tiempo y concentración en las tareas diarias. Veamos que se puede trabajar con el equipo en una formación sobre gestión del tiempo.

¿Qué se ha detectado?
Pérdida de tiempo y falta de eficacia.
  • Estrés en los colaboradores como consecuencia de la desorganización.
  • Incumplimiento de plazos de tareas o proyectos.
  • Insatisfacción personal.
  • Falta de rapidez y fluidez en las gestiones diarias.
  • Desmotivación por incomprensión o desconocimiento de las verdaderas prioridades.
¿Qué se ha detectado?
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
Análisis y Toma de Decisiones
  • Análisis de la propia gestión del tiempo y organización del trabajo.
  • Técnicas de concentración.
  • Establecimiento de prioridades y objetivos.
  • Desarrollo de planificación adecuada a los plazos.
  • Uso de nuevas tecnologías para la gestión de proyectos individuales y compartidos.
  • Técnicas para la optimización de tareas repetitivas.
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
¿Qué resultados obtendrán?
Tranquilidad y Eficiencia
  • Mayor tranquilidad y percepción de control del trabajo.
  • Hábitos eficientes de organización de tareas.
  • Mejor coordinación en el trabajo compartido.
  • Cumplimiento de plazos acordados.
  • Mayor motivación por el trabajo bien hecho.
¿Qué resultados obtendrán?

Liderazgo Inspirador

¿A dónde quieres llevar a tu equipo este año?. ¿Están tan ilusionados como tú en los nuevos objetivos?. ¿Qué ganará el equipo a nivel de profesionalidad con los nuevos retos?. ¿Hay un plan claro y compartido para llegar a donde queremos llegar?. Estas son algunas de las cuestiones que planteo a los responsables de equipo en formación. 

El objetivo es que desarrollen un hábito de visualización constante que inspire al equipo. Para ello es necesario que los líderes integren en sus agendas de trabajo este propósito. Es una forma de asegurar que en la mente de tus colaboradores existe una imagen viva y tangible que les activa su motivación. Veamos que se puede trabajar con un equipo de líderes para desarrollar este objetivo.

¿Qué se ha detectado?
Foco único en el control de tareas
  • Esfuerzo y energía centradas en el cumplimiento de tareas.
  • Pocas o ninguna intervención en equipo para implicar al equipo en la visión del proyecto.
  • Liderazgo 1×1 para revisión de incidencias.
  • Liderazgo reactivo: conforme surgen los problemas resuelvo. En lugar de, ser más productivo y tener un plan de implicación y “enamoramiento” con el proyecto. 
¿Qué se ha detectado?
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
Plan de actuación para inspirar al equipo
  • Técnicas para recuperar la motivación como líder.
  • Hábitos de autoliderazgo y autoinspiración.
  • Preparación de comunicaciones inspiradoras al equipo.
  • Creación de un hábito de trabajo durante el año para provocar la implicación y el compromiso.
  • Técnicas de conversación resonantes (que activen la ilusión).
  • Guía para crear conciencia de equipo.
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
¿Qué resultados obtendrán?
Plan para activar el compromiso del equipo
  • Incorporación en su agenda de trabajo de nuevos hábitos de liderazgo.
  • Mayor confianza e implicación del equipo.
  • Intervenciones más positivas con el equipo.
  • Creación de agenda de éxitos del equipo de trabajo.
  • Mejor gestión de apoyos internos del equipo.
¿Qué resultados obtendrán?

Conversaciones de Desarrollo de Potencial

¿Qué se llevan tus colaboradores cuando conversan contigo?. ¿Consigues activar su motivación interna?. ¿Son cada vez más autónomos en su trabajo?. ¿Acuerdas con ellos un plan para desarrollar su potencial?. Estas son algunas de las cuestiones que revisan conmigo los líderes en procesos de formación. 

El objetivo es que desarrollen su capacidad de conversación para el desarrollo de sus colaboradores. Para ello es necesario la práctica continua e intencionada de este tipo de conversaciones. Las conversaciones de los líderes son las mejor herramienta para potenciar los mejores niveles de profesionalidad. Veamos que se puede trabajar con un equipo de líderes para desarrollar este objetivo.

¿Qué se ha detectado?
Se dice pero no se conversa
  • Los líderes repiten una y otra vez lo que los colaboradores tienen que hacer sin resultados.
  • Poca autonomía y desarrollo de los colaboradores.
  • Las conversaciones que impactan se hacen cuando hay problemas.
  • El colaborador no percibe que su responsable le ayude a ser mejor.
  • Evitación por parte de los líderes de conversaciones difíciles: por actitudes negativas o por bajo desempeño.
¿Qué se ha detectado?
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
Preparación y práctica sobre conversaciones de desarrollo
  • Comprensión del impacto de nuestras conversaciones en el desempeño de los colaboradores.
  • Técnicas para conversar y generar compromiso e implicación.
  • Esquemas claros a practicar en conversaciones difíciles en los que existe una actitud negativa o bajo desempeño en el colaborador.
  • Cómo desarrollar la autonomía en el equipo y reducir  la “dependencia” del líder.
  • Técnicas para facilitar la mejor emoción de los colaboradores acorde al desempeño que se demanda en el puesto de trabajo.
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
¿Qué resultados obtendrán?
Hábitos para el desarrollo del potencial del equipo
  • Mejor percepción del equipo sobre las actuaciones del líder.
  • Plan de actuaciones que optimiza el crecimiento del nivel de profesionalidad del equipo.
  • Hábitos para potenciar el talento de todos los colaboradores, no sólo de los más receptivos.
  • Mayor seguridad en conversaciones difíciles con el equipo.
  • Dominio de las técnicas de conversación para el desarrollo del potencial de desempeño.
¿Qué resultados obtendrán?

Inteligencia Conversacional para las ventas y la atención al cliente

¿Qué emoción les queda a tus clientes cuando hablan con tus colaboradores?. ¿Conoce tu equipo el impacto que tienen sobre los clientes?. ¿Son capaces de gestionar sus emociones de cara al cliente?. ¿Disponen de buenas técnicas de conversación comercial?. Estas son algunas de las cuestiones que revisan conmigo los profesionales cuya labor tiene que ver con el cierre de ventas y/o con la atención al cliente.

El objetivo es que desarrollen su hábitos para gestionar su mejor actitud de cara al cliente. Además es crucial, que dispongan de herramientas para crear con sus conversaciones el mejor impacto en el cliente. Para ello es necesario la práctica continua e intencionada de este tipo de conversaciones. Veamos que se puede trabajar con los profesionales comerciales o de atención al cliente.

¿Qué se ha detectado?
Bajo compromiso y dificultad para ganarse la confianza del cliente
  • Dificultad para manejar las propias emociones de cara al cliente.
  • Poca consciencia del impacto de sus comentarios y respuestas en la conversación con el cliente.
  • Poca implicación y desconocimiento de cómo resolver una queja del cliente o cómo superar una objeción.
  • Baja identificación con la marca de la empresa, así como sus valores diferenciales.
¿Qué se ha detectado?
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
Concienciación y Desarrollo de Habilidades Comerciales
  • Reflexión sobre la marca de la empresa y los beneficios que aporta al cliente.
  • Cómo realizar una buena presentación de la empresa.
  • Comprensión de las decisiones del cliente.
  • Técnicas de conversación que impacten en una buena experiencia del cliente.
  • Desarrollo de habilidades de inteligencia conversacional para superar objeciones y quejas del cliente.
¿Cómo trabajarán en las sesiones?
¿Qué resultados obtendrán?
Mayor nivel de habilidad comercial y de atención al cliente
  • Capacidad para transmitir y “enamorar” al cliente con la marca que nos diferencia como empresa.
  • Recursos personales para impactar emocionalmente al cliente.
  • Dominio de conversaciones difíciles con el cliente.
  • Mejorar la percepción del desempeño orientado al cliente.
¿Qué resultados obtendrán?

Conclusión

Desarrolla las habilidades de tu equipo, con un plan claro de formación . Asegura que tus colaboradores dispongan de las técnicas más adecuadas para ser más competitivos como empresa.

  • Invierte en una mejor gestión del tiempo y de la productividad personal.
  • Desarrolla líderes inspiradores dentro de tu empresa.
  • Consigue que tus conversaciones sean la palanca para mejorar los niveles de desempeño de tu equipo.
  • Facilita técnicas de conversación con el cliente que optimice su satisfacción con tu equipo y el servicio que ofrece tu empresa.
¿Qué objetivo de formación sería prioritario para tu equipo de trabajo?
¿Qué situaciones querrías que tu equipo manejara mejor?

Y si te apetece y puede ayudarte...