Empezamos el año con energía y el mundo empresarial y formativo se ponen las pilas para potenciar las actitudes necesarias para moverse en el mercado laboral.

Tres palabras clave para dotar a los alumnos de toda la energía, y recursos personales y profesionales, que les permitan alcanzar sus sueños profesionales y personales: ACTITUD ACTIVA EMPRENDEDORA. Me parecen fundamentales estas tres ideas que van a ayudar a conseguir que los estudiantes centren su postura ante la vida profesional de una manera constructiva, protagonista y creadora de éxitos y oportunidades:

Actitud Activa Emprendedora en Ciclos Formativos de FP

ACTITUD: las actitudes positivas atraen a las personas, a las situaciones de éxito y a las emociones que generan vinculo. La actitud es una predisposición a las vivencias que tenemos por delante. Una buena actitud genera amplitud de miras y posibilidades. Los valores y creencias que hemos ido creando en nuestras experiencias anteriores influyen directamente en nuestra actitud. Todo es resultado de un aprendizaje consciente y voluntario, o al menos, necesitaríamos que fuera así para mantener nuestro equilibrio personal y una autoestima sana.

Por ello siempre digo, que cuando nos encontremos una persona con una actitud difícil ante el día a día, tratemos de preguntarnos cuál es el motivo, qué ha aprendido y cómo, de su experiencia, porque sin duda, esto está determinando su actitud. Ahora bien, si como en este caso en estudiantes de FP, provocamos un entrenamiento en el desarrollo de buenas actitudes que, sobre todo, nos permitan crear oportunidades de éxito, o cuanto menos de aprendizaje constructivo, tendremos estudiantes / profesionales potenciales que tienen mucho que ofrecer en el mercado laboral y que sin duda, marcarán la diferencia con otros candidatos. Una buena actitud será sin duda nuestro impulso.

ACTIVA: la clave esencial de todo aprendizaje y cambio, el que dotemos a las buenas actitudes de protagonismo activo. La actividad protagonista se desarrollará por:

  • El deseo de cambio y aprendizaje voluntario que incluye
    • trabajar nuestra motivación propia, descubrir qué es lo que realmente nos motiva y activa nuestras emociones positivas,
    • asumir que el aprendizaje no es un proceso continuo y creciente, sino discontinuo creciente, en el que se intercalan descubrimientos, errores, aprendizaje y nuevos descubrimientos
  • La activación de nuestros PEA (atractores emocionales positivos) (ver artículo) que supondrá en nuestro cerebro:
    • la activación del Sistema Nervioso Parasimpático en favor del Sistema Nervioso Simpático:

SnS y SNPS -SnS y SNPS efectos

Que nos generará que estemos al máximo de nuestras capacidades cognitivas y emocionales, de nuestra receptividad a otras personas, a las emociones de los demás y a nuevas posibilidades, al aprendizaje, a la adaptación y al cambio.

  • La continuidad del proceso de cambio, que se mantendrá si tenemos presente:
    • la imagen del futuro deseado
    • somos conscientes de nuestras fortalezas y áreas de mejora
    • nuestra agenda de aprendizaje
    • la puesta en práctica de nuestros descubrimientos y aprendizajes
    • relaciones positivas que nos apoyen y nos inspiren

EMPRENDEDORA: porque necesitamos probarnos, como parte de nuestro aprendizaje, que somos la mejor elección para nuestro posible cliente o reclutador, que tenemos una marca personal que aporta algo diferente con la que inspiramos confianza, y generamos la intención de invertir en nosotros. Nuestra actitud emprendedora mostrará:

  • la visión que tenemos de nuestro potencial
  •  la misión, el «para qué» servimos en este mercado laboral, qué podemos aportar
  •  cuáles son los valores que nos hacen diferentes al poner en práctica nuestras habilidades y aplicarlas en beneficio de nuestro cliente o empresa
  • qué dicen de nosotros nuestros seguidores, los receptores e inversores anteriores en nuestra marca y cualquier persona que haya interactuado con nosotros
  • cuál es el mensaje clave con el que queremos que se nos asocie y se nos identifique
  • qué huella queremos dejar cuando nuestra ACTITUD ACTIVA EMPRENDEDORA sea conocida por los demás.

En definitiva, estas tres ideas son un reto genial tanto para una servidora, como para todos aquellos que quieran ser felices con lo que les gusta y que quieran proporcionar un valor que sea capaz de ser reconocido por los demás.

¿Qué proceso de aprendizaje podemos plantear para desarrollar estas 3 ideas?

actitud emprendedora (2)

 

No voy detrás del dinero, voy detrás de un sueño, ¡SER LIBRE!

Robert Kiyosaki

¿Y vosotros detrás de qué estáis?

¿Formamos personas libres con actitud activa emprendedora?

 proyecto actitud emprendedora