Finalista Premios Blogs Expocoaching 2015 de Habla Hispana

¡¡Hoy me he levantado con una estupenda noticia que me alegra enormemente!!. He recibido en mi correo el siguiente mensaje:

Premios-Blogs-Expocoaching-2015-de-Habla-Hispana

EXPOCOACHING CONGRESO: COACHING Y GESTIÓN DEL CAMBIO

Durante estos últimos meses, como sabrás, hemos estado llevando a cabo nuestra primera edición del concurso internacional de blogs bajo el título “Premios Blogs Expocoaching 2015″.
La finalidad de este mail no es otra que comunicarte que ¡TU BLOG HA SIDO SELECCIONADO COMO FINALISTA!
Hemos recibido más de 700 blogs participantes, tanto de España como de Latinoamérica, así que queremos darte la enhorabuena por la calidad de tu blog.
El día 9 de abril comunicaremos los 3 ganadores definitivos así que estate atento a nuestra web 😉
Puedes consultar en el siguiente link todos los finalistas y también será el lugar donde publiquemos y anunciemos los ganadores: http://www.expocoaching.net/premiosblogs2015.
De nuevo desde EXPOCOACHING queremos felicitarte y desearte suerte en esta última fase del concurso.

Finalista Premios Blogs Expocoaching 2015 de Habla Hispana

expocoaching

¡¡Entre 700 blogs, soy finalista! ¡¡Vaya!! Sólo haber llegado hasta este primer filtro, ya me hace sentir muy bien 🙂

Quiero además aprovechar para agradecer a todos los lectores, a todos los que me recomiendan, a todos los que están utilizando los recursos que periódicamente voy publicando, y a todos los que me váis dando feedback sobre mi web y blog, tanto en mensajes privados como en alguna de las encuestas que he realizado. Gracias a todos vosotros, mi pasión por mi trabajo aumenta aún más, y me inspira a crear contenidos que puedan servir tanto en vuestro desarrollo personal, como profesional. Y esa inspiración os la debo a vosotros.

Así que esta primera selección es vuestra también.

Siempre he dicho que sin vosotros, una no existe. Así que gracias por darme momentos de vuestro tiempo para compartirlos conmigo.

¡Seguiré trabajando!  🙂

Un abrazo

 

 

¿Hablamos de Coaching? Entrevista Onda Cero Gandía

¿Hablamos de Coaching? Entrevista Onda Cero Gandía.

Os dejo la entrevista que he realizado hoy en Onda Cero Gandía, y que agradezco al Programa de FAES EN LA ONDA. Rafa Martínez y Pablo del Castillo.

En la entrevista hablamos sobre:

– Cómo definiriamos un proceso de coaching.

– Cuáles son las fases sobre las que trabajaría una persona o un equipo que participa en un proceso de coaching.

– Para qué nos sirve.

– Ejemplos de casos de coaching.

 

 

 

¿Cómo llevarte bien con tus emociones? 4 pasos

Cómo llevarte bien con tus emociones seguramente es algo que tratas de hacer muy a menudo. Otra cosa, es el éxito o no que tengas con ese trabajo interior que supone la gestión de emociones.

Sea estrés, como aprendimos anteriormente, como cualquier otra emoción, la gestión de nuestras emociones, necesita irremediablemente un trabajo personal, y una serie de pasos para su resolución. Cada uno de nosotros, reaccionamos de manera distinta a las situaciones y a las personas, y tenemos formas diferentes de lidiar con nuestras emociones. Ahora bien, hay una serie de pasos que son comunes y claves para todos. Son importantes para conseguir llevarte bien con tus emociones.

¿Cómo llevarte bien con tus emociones? 4 pasos

llevarte bien con tus emociones

Coaching Directivo: 3 casos de éxito.

El coaching directivo tiene sitio propio en las empresas, debido al gran impacto que muestra en los resultados y satisfacción del equipo que lideramos.

Cuestionarse los hábitos actuales que se tienen como líder, descubrir nuevas formas de interacción con nuestro equipo, y en definitiva, trabajar bajo un nuevo enfoque hace que se gane en:

– Alineación de estilos de liderazgo del equipo directivo.

– Satisfacción de líderes y equipos.

– Autonomía, responsabilidad y compromiso de los participantes y de las personas a cargo.

– Resultados en actitudes y comportamientos.

– Seguridad y claridad en la forma de liderar.

– Mayor información en la toma de decisiones.

– … otros beneficios personales que sólo los participantes de coaching pueden contaros…

Así que hoy, os dejo un esquema de tres casos en los que he trabajado en los que se ha utilizado la metodología de coaching para directivos.

Coaching Directivo: 3 casos de éxito.

casos de éxito

¿Qué personas buscamos?

¿Qué personas van a tener éxito en 2015?  ¿A quién quiero conocer? ¿De quién voy a aprender? ¿Quién conseguirá sus logros? ¿Quién será feliz? ¿Quién va a destacar? ¿A quién van a contratar? ¿A quién van a buscar?

¿Qué personas buscamos?

qué personas buscamos en 2015

Recuerda consultar los recursos para descargar gratuitamente: Reflexiones y cuadernos interactivos.

 

¿Eres un adicto al destino o a la responsabilidad?

Ser «adicto» está más cerca de nosotros de lo que nos imaginamos. Podríamos destacar varias adicciones, pero hoy nos centraremos en esa adicción al destino o a la responsabilidad que causa tantos estragos en nuestro equilibrio emocional.

Ser adicto, implica, como cualquier adicción, que dependemos de algo para sentirnos bien. La persona que la sufre tiene todos los síntomas correspondientes:

– No concibe su vida sin ello.

– Cada vez necesita «una dosis» mayor de «destino» o «responsabilidad» para sentirse mejor.

– Cada vez lo consigue menos, porque realmente no funciona.

– Toda su vida se guía y se ve afectada por la «adicción al destino o a la responsabilidad».

– Antepone la adicción a cualquier otra prioridad.

Veamos que nos indican cada una de estas dos adicciones:adicto

 

¿Te orientas al logro?

Orientarse al logro, con las ideas claras, la energía necesaria y tus mejor talento ¿qué te parece? Lo tienes todo 🙂

Cómo vas de energía? ¿Te recargas de alguna forma?

Es una de las primeras claves para que tu orientación al logro sea posible

El potencial de tus recursos se genera mediante

tu capacidad profesional (lo que eres capaz de hacer)

tu compromiso (tu implicación en hacerlo de forma diferente)

tu acción (el paso final para que sea tangible y visible)

¿Estás invirtiendo en tener bien definidos tus logros, renovar tu energía y hacer confiable todo tu potencial?

¿Qué necesitas para ponerte en marcha ya?

 

orientación logro finch

Coaching: activación emocional, social y cognitiva

Participar en un proceso de coaching es invertir sobre todo en ti mismo y en tus posibilidades de lo que te gustaría mejorar y llegar a ser.

Un proceso de coaching trabajado desde una metodología clara y orientada a los resultados del participante, tiene varios pasos claros por los que todo participante debe caminar, el menos bajo mi enfoque. Es un recorrido personal e intransferible. De hecho al ser un proceso de cambio, requiere de voluntariedad y de satisfacción futura por las mejoras que voy a conseguir.

Estas mejoras requieren convertirse en hábitos para que realmente el proceso de coaching sea útil al participante. Generar una dependencia del coach no es bajo ningún concepto un buen proceso de coaching bajo mi punto de vista.

Ya hablamos en ocasiones anteriores de:

¿Qué no es coaching?

¿Qué es coaching?

(entrar en enlace para más información)

En esta ocasión me gustaría poder visualizar con vosotros qué ocurre en un proceso de coaching tal cual yo lo trabajo.

coaching maite finch

Como proceso personal y voluntario de cambio requiere de un esfuerzo personal (señal para mi inequívoca de que avanzas). En el desarrollo de este crecimiento, de este cambio, son claves determinados criterios que como coach están a la base de mi trabajo, como son:

– Aceptación de que este cambio se produce bajo los criterios del aprendizaje adulto: protagonismo, reflexión, asunción de conclusiones clave y puesta en práctica.

– El aprendizaje personal requiere fomentar diversos ciclos de descubrimientos personales que sólo el participante puede realizar. No son las recomendaciones ni las reflexiones del coach, sino las del participante las que generan el verdadero cambio y crecimiento.

El aumento de consciencia de uno mismo, en torno a los objetivos que se plantean en el proceso, genera numerosos beneficios físicos, cognitivos y emocionales. Como indican diversas investigaciones, se activan: nuestro sistema nervioso parasimpático (permite renovarnos de emociones negativas), nuestra capacidad de auto-regular nuestras emociones y nuestras capacidades cognitivas, sociales y emocionales.

Ahora bien, como hemos identificado anteriormente, esto es un proceso que sin la voluntariedad del participante pierde todos los beneficios y utilidad. Entonces, ¿Por qué a veces nos cuesta tanto asumir o iniciar cambios ya sea a través de un proceso de coaching o de pedir ayuda a alguien?

Se suele caer en determinadas trampas como:

«Lo importante en mi vida, en mi trabajo, en mi entorno social es que yo sea eficaz, que de respuesta a todos»: Y lo que ocurre es que por el camino nos vamos desgastando emocionalmente deteriorando los resultados que tan empeñados estamos en conseguir, ya sea liderar, relacionarnos mejor o resolver conflictos.

«Trabajar hasta estar exhausto, es implicarse y ser muy responsable». Sí es posible, de hecho la motivación que se necesita es muy alta. Pero es insostenible. recordemos que nuestro cuerpo no está preparado para soportar largos periodos de meses, incluso años, sosteniendo una situación que nos genera desasosiego, tensión y enfado porque en el fondo no estoy consiguiendo lo que deseo.

«Sé lo que esperan de mi y cómo conseguirlo».  Felicidades, ¿y lo que tú deseas? ¿dónde está?. Hasta cuando podemos tolerar y dar por supuesto que «las cosas son así» , depende de cada uno. Ahora bien, vuelve a pasarnos factura a medio plazo, mínimo, y nos engulle en un loop emocional negativo de insatisfacciones que en nada nos ayuda a vivir con equilibrio.

Frenos y miedos personales. Justo el proceso de coaching rompe la espiral de sensaciones negativas sobre el coaching. En los momentos de miedo al cambio tenemos hiper-activado el sistema nervioso simpático que genera en cada uno de nosotros la tendencia a no ver horizontes ni posibilidades y a centrar nuestra atención en las dificultades.

Entonces, las cuestiones son:

Un proceso de coaching o de renovación o cualquier decisión de cambio activa tus capacidades emocionales, sociales y cognitivas.

A veces, podemos ser conscientes nosotros mismos y provocarlos y otras una ayuda vendría bien.

Solo tienes que pensar en:

¿Cómo te sentirías si consiguieras aquello que deseas?

¿Qué emoción reflejaría tu cara si iniciaras un proceso de qué, por qué, cuándo y dónde?

¿Qué ganarías si potenciaras tus recursos emocionales, sociales y cognitivos en tu trabajo, en tus relaciones y en tu satisfacción personal?

Sí, pero…

¿Tienes dudas? ¡Eso espero! 🙂

Sin dudas no hay descubrimientos, no hay reflexiones, no hay cambios….

¿Te apetece contarnos tus dudas?

Un saludo 🙂

Coaching para vacaciones, si te apetece.

Las vacaciones son un buen momento para muchas cosas, pero sobre todo para cuidarnos, disfrutar y reponer fuerzas. Para dar lo mejor de nosotros mismos, de nuestro talento, necesitamos permitirnos periodos de «estar totalmente out».

Os deseo lo mejor en estos días de verano, sea que estéis a punto de disfutar de las vacaciones o que las hayáis disfrutado ya, cualquier momento libre es bueno para retomar esos momentos de disfrute y descanso. ¡Aprovechadlos al máximo!

En esta ocasión, os dejo unas pequeñas reflexiones veraniegas, que ¿por qué no? pueden servirnos para ser conscientes de nosotros mismos y de lo que queremos de aquí en adelante.

 

Coaching vacaciones

20 reflexiones para pensar y tomar decisiones

20 reflexiones de coaching para pensar y tomar decisiones. Tomar decisiones es algo que hacemos todos los días. Ahora bien, ¿tomamos decisiones de forma consciente y elegida o las tomamos de forma automática? ¿Responden esas decisiones a lo que queremos realmente?

Instrucciones:

– Tomate un ratito o míralo rápido y guárdate este enlace para estudiarlo mejor

– Coge algo para anotar, lápiz y papel, tu tablet, archivo de notas, lo que quieras.

– Responde y mira que te sugiere cada cuestión.

– Anota ideas, acciones y cambios que puedes hacer.

– Anota tus dudas y si quieres compártelas conmigo.

 

 

Espero que sea de utilidad estas 20 reflexiones de coaching para pensar y tomar decisiones 🙂

No busques recetas mágicas en un coach. Tú creas tu desarrollo personal y profesional.

La búsqueda de recetas mágicas en un coach para conseguir un desarrollo personal y profesional, es un hábito todavía frecuente en las consultas que suelo atender. Tanto si el interlocutor se plantea una mejora profesional como personal, es frecuente encontrar que las personas pueden estar inmersas en diversas situaciones como:

– Conflicto emocional.

– Desestabilización de relaciones personales o laborales.

– Crisis personal o profesional.

– Desarrollo de marca personal con motivo de un cambio de trabajo elegido o no.

– Desarrollo de liderazgo.

– Optimización de resultados del equipo.

– Desarrollo de relaciones comerciales.

– …

Y es al inicio de las conversaciones donde se intercambia información, sobre la percepción del problema y la metodología de trabajo,  el momento en el que ocurre un primer descubrimiento.

¿Entonces no me vas a ayudar a hacer lo correcto?

¿No tienes un solución que incluya unos pasos concretos para poner en marcha?

¿No me vas a decir lo que tengo que hacer para recuperar esta situación…?

Pero yo quiero que me asesores lo que es adecuado…

LA RESPUESTA ES NO.

Y flaco favor, estaría yo haciendo a nadie, si la respuesta fuera afirmativa, porque como coach y como persona, no soy nadie para decirte lo que tienes que hacer. Además sabemos que los cambios impuestos no son sostenibles en el tiempo.

Resumiendo, lo que en otras ocasiones hablamos sobre qué es un coach y un proceso de coaching, destaco nuevamente conceptos como:

1) El coach tiene la responsabilidad de facilitar el camino del participante desde:

-su voluntad para evolucionar

– sus creencias y valores

– su realidad

– sus ilusiones y expectativas

Leer mas…

2) El desarrollo personal y profesional con un coach es posible porque el proceso realmente pone a disposición del participante/s:

– una visión más amplia de su entorno y de las consecuencias que sus conductas están teniendo

– una visión más integradora de sí mismo o del equipo, desde lo que se comparte o desde los valores y el potencial que se tiene

– unas cuestiones de reflexión que les proporcionan mayor comprensión y momentos de ¡eureka!

– feedback claro, constructivo y útil de lo que ocurre

– descubrimientos

– la creación contigo de un plan de trabajo para crear nuevos hábitos para nuevas necesidades

– las claves de su voluntad de cambio

Leer mas…

Entonces, como coach, no debo, no puedo, no quiero, no te ayuda, darte recetas mágicas:

Primero, porque no las hay.

Segundo, porque lo que una persona le funciona, a otra, puede que no.

Tercero, porque tú eres el resultado de tus aprendizajes, y el proceso de coaching lo que va a hacer, es potenciarlo.

Cuarto, el equilibrio y bienestar personal de alguien se origina en la satisfacción de elecciones sobre su persona y sobre su entorno; decirle a alguien lo que tiene que hacer, es asesorarle sobre la base de que hay algo correcto y adecuado, y algo que no lo es.

Quinto, es hora de que asumas la responsabilidad de tu bienestar, equilibrio, mejora, superación, desarrollo personal o profesional.

Y este último punto es el que más me preocupa, porque parece que estemos asumiendo una serie de conductas que poco nos ayudan a encontrar quiénes somos y quiénes queremos ser y asumir la responsabilidad de ello:

Dependencia: sin quererlo algunas personas están encadenándose a su pareja, familiares, superiores, etc., para establecer la adecuación o no de su persona, la corrección o no de sus comportamientos. De esta forma, ponen por encima a aquella persona de la que dependen emocionalmente para aparentemente sentirse bien consigo mismos. Cuando a la larga, ven que están convirtiéndose en un calco del que dependen y no se sienten igual de bien que aquella persona de la que dependen, entran en un nuevo estado de desequilibrio y malestar. ¡Es imposible vivir, crecer profesionalmente con los esquemas y actuaciones de otros! Porque tú, eres tú y el otro, es el otro. Dos identidades igual de valiosas con el mismo derecho a ser únicas.

Locus de control externo: Creer que lo que me ocurre, mi felicidad y bienestar, mi evolución como persona o profesional, no depende de mi, y depende de otros factores externos a mi sobre los que no tengo ninguna capacidad de actuación, nos limita y nos deja en un estado de indefensión total. Es cierto, y sabemos en lo más recóndito de nosotros, que hay cosas sobre las que podemos actuar y otras sobre las que puede ser más difícil tomar decisiones. Ahora bien, puede resultar más cómodo momentáneamente creer que nada depende de nosotros, y que somos el resultado de nuestro pasado y nuestras circunstancias. ¡Tú creas la mayoría de tus circunstancias.! La cuestión es si te atreves.

Idealización / Reconocimiento de dominio: Asumir que hay alguien que sabe más que yo, que hay alguien más sabio que yo, que hay alguien mejor que yo, es una falacia que nos limita nuevamente como personas y como profesionales. Si piensas un momento en aquellas personas que te hicieron sentir que tú valías en algún momento de tu vida, descubrirás que han sido personas que han dejado de lado su protagonismo, para inspirarte y provocar lo mejor de ti. No son personas, que te digan que «como ellos son más sabios y mejores, tú tienes que ser igual». Las personas somos diferentes y ahí es donde radica nuestro valor. La interacción con personas de valor sí que puede hacer que seamos mejores, pero mejores que nosotros mismos, no que los demás.

Referencias irreales: Como consecuencia de lo anterior, se produce una idealización de una persona o grupo que se convierte en referencia para nosotros. Un estado, sentimiento o posición al que querríamos aspirar y no podemos llegar. Este punto ideal, está totalmente compuesto de presuposiciones irreales y anticipaciones emocionales que estamos asumiendo desde una perspectiva de observador. Olvidamos que no todo es cómo parece, que lo que puede deslumbrarnos desde fuera, también puede tener sus sombras y su sufrimiento o camino interior que nosotros queremos saltarnos. Queremos la luz, sin haber generado la energía interior suficiente para producirla.

Así pues, tanto si es con un coach como si no, para desarrollarnos personal o profesionalmente, necesitamos primero desprendernos de estas «visiones irreales» sobre lo que realmente implica crecer como persona o como profesional. Recordemos entonces que:

– Nadie que te acepte incondicionalmente y respete tu valía, te dirá lo que tienes que hacer. El coach no da recetas.

– Tú tienes el mismo derecho y capacidad de generar tu energía y tu destello. El coach lo potencia, te ayuda a descubrirlo, entiende qué te está ocurriendo y conoce las bases psicológicas que hacen que hayas llegado a dónde has llegado. A partir de tu persona generará el descubrimiento de varios caminos posibles en los que tú elegirás.

– Correcto e incorrecto, son dos extremos que nos limitan. El coach habla de enfoques / conductas que tienen unas consecuencias, y enfoques / conductas que tienen otras consecuencias. No son buenas o malas. Son diferentes. Descubrir cuál es la que te hace sentir mejor, es el objetivo al que tiene que prestar atención un coach.

– Nadie está por encima de nadie, ni siquiera un coach. El coach no ayuda desde una posición superior, sino desde una posición cercana, a tu lado. Cierto es que tiene otras capacidades y experiencias diferentes a las tuyas. Aprovechar tu valor y su valor, es lo que te puede ayudar a potenciar tu desarrollo personal o profesional.

– Las recetas «mágicas» son mágicas porque tú las creas, porque vienen de ti, porque a ti te sirven, porque son tus herramientas y son los recursos, que tú aprendes para ser una persona diferente, un profesional diferente. El coach provocará que encuentres tus propias «recetas», tus propios recursos.

¿Todavía andas buscando la receta mágica?

¿De verdad, te fiarás de las recetas mágicas?

La solución a tu evolución pasa afortunada e irremediablemente por ti. Contigo.

error: Content is protected !!