Liebster award: grata sorpresa para bloggers

liebster awardAnte todo agradecer a Myriam Sanchez la nominación y conocimiento de este premio: Liebster Award, que me parece muy interesante y constructivo para fomentar el conocimiento de blogs que ya han sido valorados por otras personas, con lo que creamos una buena cadena de reconocimientos.

Al igual que mi compañera Myriam, con la disfruto de una grata comunicación desde hacer un tiempo, lo primero que hice es leer varias veces su correo de nominación para entender por qué me lo enviaba, que significaba, qué hacía yo en este tema…Pero en fin, he estado investigando y me parece una estupenda idea, y aprovecho para dedicarles esta nominación a los que realmente creo que se lo debo y es a todos los lectores de este blog y a todos los seguidores del mismo por las redes sociales: ¡gracias a vosotros! 🙂

Siguiendo con el procedimiento, paso a responder las cuestiones que Myriam me plantea:

– ¿cuándo y por qué creaste tu blog?

Lo creé en septiembre de 2011 como tarea programada al tomar una decisión sobre mi nuevo rumbo profesional. Volvía a mi figura de consultora freelance que había tenido casi siempre, y volvía con muchísima ilusión e ideas para poner en marcha. Aún hoy, sigo trabando sobre mi plan de acción profesional y por supuesto, con más ilusión que antes, si cabe.

– ¿quién te gustaría que entrara en el blogging?

🙂 Es apto y creo que beneficioso para todos intercambiar reflexiones y opiniones, así que todo aquél que se cuestione de vez en cuando su quehacer personal y profesional, confío que pueda encontrar en el blog orientaciones al respecto, relacionadas con tema de personas, talento, profesionalidad, objetivos, equipo, gestión del talento.

– ¿Cómo encuentras la inspiración para escribir tus posts?

Puedo señalar dos perspectivas fundamentales que me ayudan a trabajar sobre las entradas de mi blog. Una de ellas sería mi interacción diaria con personas, tanto a nivel personal como profesional así como equipos que conozco en empresas o entornos de formación. La otra fuente sería, el vicio/hábito que tengo de observar y reflexionar interiormente para ver que aprendo, qué evolución o cambio puedo hacer sobre mí misma o en mi relación con los demás.

¿qué te gusta hacer en tus momentos off-line?

Leer buenos libros que me aporten algo tanto profesionales como de otros temas, rodearme de mis buenos amigos y familia, realizar escapadas de un día o más a sitios nuevos, disfrutar del mar, del sol, de la fotografía, escuchar y sentir a los que tengo a mi alrededor, reírme y mirar con atención pequeños detalles de cualquier situación o persona. Soy una curiosa perpetua.

– ¿te apoyan en tu entorno más cercano?

Sin duda. Afortunadamente cuento con amigos y colegas que desde hace tiempo siempre están ahí para mi y para compartir con ellos cualquiera de mis inquietudes.

– ¿qué te aporta personalmente el escribir en tu blog?

Me aporta: claridad de ideas, superación, verme desde una mirada externa, aprendizaje, mejora de mis capacidades, ponerme en el lugar de otros profesionales, equipos, personas, hábito de trabajo constructivo y proactivo, que tan importante es para mi, y tener la oportunidad de poder ser útil en algún momento a alguien.

– ¿qué aportas de diferente al blogging?

Si hay algo que tenía claro desde el inicio del blog, y que trabajo en ello diariamente, es el sentido de la reflexión y la aplicación práctica. Procuro que en casi todas las entradas, puedas encontrar entre otras cosas, reflexiones y recomendaciones prácticas, que puedas aprovechas en tu día a día. Mi objetivo sería provocar a la acción para el cambio, y considero que al menos debe existir para ello una reflexión previa y una orientación práctica.

– ¿cuántas veces a la semana publicas y a qué horas?

🙂 como buena freelance, debo saber organizarme y aprovechar mis tiempos de altibajos de actividad. El horario puede ser indistinto pero procuro que se mantengan nuevas publicaciones cada 10-15 días.

– ¿wordpresso o blogger y por qué?

Mi investigación de aficionada hizo al principio que encontrara blogs que me gustaron más en cuanto organización de contenidos, formato de trabajo, datos, etc. A lo largo de este tiempo, mis colegas profesionales en este campo también me lo recomendaron.

– ¿el mejor consejo que le darías a un no iniciado sobre blogs?

Como hice recientemente en un proceso de orientación profesional, creo que destacaría dos ideas:

– con ilusión y con conocimiento de tí mismo llegas a donde quieras

– el enfoque no es «sino sale pues lo borro todo y a otra cosa» , el enfoque adecuado es plantearse periódicamente ¿qué necesito hacer para qué mi blog pueda captar el interés y mantenerlo?

– ¿por qué crees que te han nominado?

🙂 Me hizo sonreír mucho que Myriam me comentara que había sido por razones obvias.. me alegro que lo fuera para ella!! Sinceramente espero que al igual que ella encuentre algo positivo. Como indicaba anteriormente, si encontráis esa reflexión y empuje hacia la acción que me interesa transmitir, estaré más que satisfecha.

Mis once blogs recomendados serían (difícil selección pero ahí va):

Laura Mansilla    ejecoach blog

– Angel Largo  blog

– Blog de las buenas noticias blog

– Instituto del Vínculo blog

– El valor de gestionar con valores blog

– Quicksand consulting blog

– Asesoría Sanchis blog

– Santi Torres blog

– Vicent Badía blog

– Area Arquitectura blog

– Maledetta la moda blog

Al igual que pide la cadena os indico a los nominados las cuestiones que os propongo para contestar: 

– ¿cuándo y por qué creaste tu blog?

– ¿quién te gustaría que entrara en el blogging?

– ¿Cómo encuentras la inspiración para escribir tus posts?

¿qué te gusta hacer en tus momentos off-line?

– ¿qué te aporta que los de tu entorno te apoyen?

– ¿qué te aporta personalmente el escribir en tu blog?

– ¿qué nos podrías decir de tu marca personal?

– ¿cuántas veces a la semana publicas y a qué horas?

– ¿wordpresso o blogger y por qué?

– ¿el mejor consejo que le darías a un no iniciado sobre blogs?

– ¿por qué crees que te han nominado?

Espero que os haya resultado curioso como a mi esta entrada y nuevamente gracias a todos

¡¡Enhorabuena por ser tú primero…!!

Esta es una entrada dedicada a las personas y empresas que personal o profesionalmente deciden dar ellos primero el paso de superarse, antes que plantearse que son los demás (familiares, amigos, compañeros, equipos) los que deben cambiar y que no están haciendo lo correcto.

En los últimos meses he tenido el honor de trabajar con personas que han decidido antes que pedir a los demás:

– reconocer su dolor y abrirse a pedir ayuda

– evaluarse como profesionales, fortalecer sus puntos fuertes y desarrollar sus áreas de mejora

– evaluar lo que los clientes internos y externos piensan para realizar un plan de mejora

– dar el primer paso para intercambiar enfoques de trabajo con otros y buscar un compromiso mutuo de mejora

– ser uno más en el equipo y comprometerse a acciones conjuntas de mejora

– hacer un trato consigo mismos y probar estrategias diferentes

Todas estas personas están generando entre otras cosas:

– confianza propia y externa

– responsabilidad de su vida profesional y personal

– acercamiento a una realidad compartida

– autosatisfacción

– compromiso

– relaciones personales y profesionales de calidad

Y es que considero de valientes estas decisiones que no muchos se plantean. Participan en un proceso de aprendizaje continuo, «de vigilia profesional«, opuesta a aquella «indefensión» que comentamos anteriormente. En este nuevo enfoque son capaces de estar más abiertos a nuevas alternativas, a mayor comprensión y al aprendizaje de que las cosas no son blancas o negras, o que no podemos hacer nada para mejorar nuestra situación.

Han decidido empezar por sí mismos como pilar del cambio, y se están fijando nuevas metas posibles, que les hacen ver día a día sus logros mejorando su capacidad de aprendizaje. Si estos son los compromisos que este año la gente está eligiendo, ¡estamos de enhorabuena! creo que el mundo empresarial y también el personal mejorará hasta el punto de que podemos conseguir lo que queramos.

Así pues, por si te rondaba esta decisión en tu mente recuerda que:

– existe más gente como tú, ¡anímate!

– puedes compartir con estas personas esa decisión valiente y aprender más rápido

– estamos apostando por seguir adelante, tú también quieres ir adelante ¿verdad?

– la satisfacción de ser el «dueño/protagonista» de los resultados que quieres conseguir es comparable a pocas cosas

¿quieres contarnos si tienes en mente decisiones de este tipo?

Si aún no te lo has planteado ¿cual es el motivo? ¿te apetece compartirlo?

¿te has planteado todo lo que puedes ganar?

venga, hoy mejor que mañana. sin esperar a que pase algo

¿Sabes que si quieres realmente puedes conseguirlo?

FELICIDADES A LOS QUE YA LO DECIDIERON Y

MUCHO ÁNIMO Y ACCIÓN A LOS QUE LO ESTÁN PENSANDO

Vale, miedos no, pero regúlalos. Evita caer en «no debo tener miedo»

Últimamente parece que nos rodea en las diversas situaciones de incertidumbre en las que nos encontramos más miedos todavía de los que habitualmente tenemos.

Leo, escucho y comparto que es importante saber afrontar las distintas situaciones en las que nos bloqueamos en el día a día y diversos tipos de miedo nos impiden avanzar:

– a equivocarnos

– a hablar en público

– a que se nos juzgue

– a nuestros superiores

– a las parejas

– a nosotros mismos

– a que generemos una situación que no controlamos

– a sufrir

– a cambiar

– a qué pasará cuando…

– a reconocer nuestras mejoras .

Se ha hablado lo suficiente del miedo como para saber que es una emoción incómoda que nos bloquea.

Quizá a mi me gustaría recordar y señalar que:

– el miedo es una emoción que surge cuando procesamos y valoramos (de forma objetiva o no) una situación como amenazante

– una situación amenazante es una situación que valoramos de forma que identificamos que requiere más recursos de los habituales para resolverla o simplemente recursos diferentes, que podemos tener adquiridos o no

el miedo nos activa y nos alerta, y genera que nuestro cuerpo reaccione con más energía de la habitual, pues la situación lo requiere para nosotros

– el miedo es nuestro sistema de alerta para estar atentos

– hay un punto en el que si dejamos que las sensaciones extra generadas de forma automática sean excesivas nos bloquean

– ese «extra de emociones» normalmente viene provocado por el torrente de conclusiones subjetivas que nosotros mismos extraemos de manera anticipada de la situación y entonces nos supera y se hace muy difícil afrontar la situación

– el miedo es nuestro aliado pues nos avisa ¿para qué evitarlo? ¿con qué finalidad? ¿no sufrir? perdonad, pero estamos vivos…!

en el punto en que el miedo es alerta, y no excesiva ansiedad, malestar y bloqueo emocional, éste nos ayuda a escanear que tipo de recursos nuevos podemos poner en marcha en la situación que necesitamos afrontar.

Por lo que mi planteamiento de trabajo con respecto a los miedos implicaría:

– diferenciemos el miedo subjetivo del miedo justificado por una situación en la que nosotros mismos nos alertamos

– no es cuestión de eliminar los miedos, es cuestión de regular las emociones que genero cuando proceso una situación o vivencia como amenazante (es decir, necesito recursos nuevos o diferentes a los habituales)

– si se necesita reaccionar inmediatamente en una situación, lo haré lo mejor posible usando los recursos habituales en mi

– si  se puede contar con tiempo de preparación (que son la mayoría de las ocasiones), necesito regular mi emoción y nivelarla al punto que me permita analizar realmente que recursos necesito y cual es el motivo de que consideremos esa situación como amenazante

contar con opiniones externas nos abrirá la mente a ver más interpretaciones a parte de la nuestra sobre la situación que nos preocupa

– darnos cuenta que el miedo es otra situación más de aprendizaje y crecimiento de nosotros mismos

Plantearse las siguientes cuestiones:

– ¿qué recursos que ya domino pueden venir bien para la resolución de esta situación?

– ¿qué otros recursos nuevos o diferentes necesitaría aprender y poner en marcha?

– ¿qué te sigue preocupando? ¿es probable que ocurra o está solo en nuestra imaginación?

– ¿de lo que te preocupa, resolverlo depende de ti? ¿qué nivel puedes aceptar de no control?

– ¿estás evitando sentirte mal? cuidado, generaremos justo lo contrario, nos sentiremos peor ¿qué nivel de activación que no miedo podemos manejar?

– ¿quieres hacer algo para superarte en esa situación?

– ¿qué, cómo y cuando vas a empezar a ponerte en acción?

¿TE OCUPAS DE LA HOLGAZANERÍA SOCIAL EN TU EMPRESA?

Es frecuente el comentario de gerentes y directivos de que les es particularmente difícil ocuparse de generar un equipo. Es decir, conseguir que los miembros de su empresa, de un departamento específico, o de un proyecto particular funcionen realmente en equipo.

No obstante, puestos como siempre a OCUPARNOS y no PREOCUPARNOS de temas como éste, hoy nos vamos a centrar en cómo estamos generando que este conjunto de personas funcione o no como un equipo.

En primer lugar, identifiquemos qué suele ocurrir en un GRUPO:

– las comunicaciones son limitadas

– no hay un objetivo común y compartido

– los resultados y el aprendizaje se evalúan y refuerzan de forma individual

– se dedica poco tiempo y energía a revisar los procesos de trabajo

– ante un conflicto los miembros del equipo tienden a limitar su responsabilidad, identificando muy bien si me compete o no determinada actuación

– alto grado de dependencia de los miembros con respecto del líder

Es en este contexto de trabajo,  dónde  surge, un rol muy identificado por los gerentes: el HOLGAZÁN SOCIAL. La holgazanería social describe el hecho de que hay determinadas personas que cuando trabajan en grupo, se esfuerzan menos que si trabajan solos. Es decir, el esfuerzo individual se disminuye debido a la presencia social de otras personas (Latané et al., 1979).  De esta forma podremos observar fácilmente que en nuestro grupo de personas:

– casi siempre se esfuerzan y se comprometen los mismos

– como los más implicados suelen hacerse cargo de nuevas tareas, aprenden y mejoran su competencia profesional

– como nos fiamos más de éstos últimos que son más competentes, acaban recibiendo, en ocasiones, excesivas cargas de trabajo o responsabilidad

– así pues desarrollan finalmente síntomas de cansancio y comparación con los otros miembros, que nunca aportan nada y difuminan su presencia dentro del grupo, terminando por desmotivarse también

Esta situación, puede llevar a que perdamos la motivación y compromiso de los miembros más sobresalientes de este grupo y queden reforzadas las actitudes de evitación y escaqueo de los holgazanes (porque para qué le voy a asignar nada nuevo…si no…)

En segundo lugar, identifiquemos qué suele ocurrir si realmente funcionamos como EQUIPO:

– comunicación fluida y constructiva

– resolución colectiva de conflictos

– objetivos y responsabilidades individuales y colectivas

– énfasis en los resultados y en los procesos

– autonomía de funcionamiento

Así pues, si has identificado ya si tienes un equipo o un grupo, o mezcla de ambos, sugerimos que es estos dos últimos casos, pongas atención a la posibilidad de que algunas personas estén asumiendo «el rol de holgazán social», y nos pongamos manos a la obra para evitar que también, como en los cestos de fruta, «una manzana pudra a las demás».

Consecuentemente, para garantizar el desarrollo y evolución de nuestros profesionales y su funcionamiento en equipo, proponemos algunas acciones que habitualmente necesitaríamos realizar:

– identifica claramente las responsabilidades individuales de cada equipo y las responsabilidades conjuntas que tiene cada uno que compartir con otro

– identifica y refuerza el potencial de cada miembro del equipo, así como los resultados que consiguen cuando realmente asumen la co-responsabilidad

– ocúpate del desarrollo de su empleabilidad tanto individual como en equipo

– provoca la reflexión periódica de la meta que comparten y los valores que se solicitan para conseguirla

– provoca la autoevaluación de los miembros del equipo y de su funcionamiento en equipo, permitiendo que sea palanca de la reflexión y toma de decisiones  y compromisos de manera conjunta

– provoca espacios y tiempo para la creatividad en la que todos y cada uno de los miembros participe y aporte

– provoca tareas y responsabilidades compartidas de los distintos tipos de roles que tienes en el equipo

– evalúa periódicamente las expectativas individuales y del equipo

– hazlos partícipes de los logros directos e indirectos de la empresa y también de los momentos para mejorar

– se sincero y honesto en tus comunicaciones, manteniendo el enfoque de «nosotros», y buscando sus opiniones y sus reflexiones para conseguir el compromiso mutuo de funcionamiento en equipo.

Finalmente y como siempre, te planteo:

¿TE PREOCUPAS  O TE OCUPAS DE LA HOLGAZANERÍA SOCIAL EN TU EMPRESA?

¡Yo quiero ser feliz ya!, a cada momento y tú?..

Thoreau dijo:

“Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación”. No se resignen a eso. Escapen. No se limiten a saltar como conejos. Miren a su alrededor. Atrévanse a cambiar y buscar nuevos campos.

(también: Club de los poetas muertos)

Alta es la preocupación en estos tiempos sobre la combinación felicidad y trabajo. Incluso diría simplemente el concepto/sentimiento  de FELICIDAD.

Parece que haya mil razones para no ser felices, que no lo niego … pero creo que hay otras tantas para ser felices. Además considero que en muchas ocasiones lo consideramos como un tema de blanco o negro, o estoy siempre feliz o no lo estoy.

Pero fijaros, que tenemos una diferencia:  ¿ESTOY O SOY FELIZ?

Si nos planteamos como meta:

la felicidad de estado (quiero estar feliz) : estaremos constantemente evaluando cada situación, cada persona con la que nos encontramos, etc, como posibles merecedores del calificativo de feliz, y tamaño termómetro, nos lleva inconfundiblemente a realizar valoraciones negativas o neutras cuanto menos. En esta situación, encontraremos fácilmente elementos externos que «nos impiden» ser felices.

Por lo que además, tendemos a planificar que ya seré feliz, cuando llegue el fin de semana, el verano, …me jubile? (y el resto de tu vida ¿qué?)

Como ejemplo, señalaré una noticia que he recibido hoy de una persona conocida, que está sufriendo actualmente, pues un familiar está entrando en una etapa degenerativa del cerebro,  justo después de jubilarse. Lo primero que he pensado es… «espero que haya disfrutado mucho en su vida y acuérdate de no olvidar esto»

Quiero evitar cualquier tipo de alarma, pero a veces, mmm… nos cuesta reaccionar antes de verle las orejas al lobo!

Por otro lado, entonces, tenemos:

la felicidad como rasgo (quiero ser feliz): corresponde a una forma de ser, a unos valores, a unas creencias y actitudes, que guían nuestro comportamiento hacia una forma de vivir y actuar, que centra nuestra atención en la elección que tomamos a cada momento, en los pequeños detalles de los que sin duda sabemos disfrutar (cuando nos lo permitimos), y lo que hacemos con cada experiencia. Esta clase de felicidad es la que necesitamos desarrollar, buscar, practicar, trabajar, y a toda costa¡¡ sentir!!

En el ámbito laboral, me encuentro a menudo con casos cuyo eje central radica en desarrollar este SER en vez del ESTAR. Por ejemplo:


Os podéis imaginar el resto, el contexto de trabajo, lo que genera en los demás, lo que siente esta misma persona, etc…El día a día es un continuo estado de infelicidad que se convierte en un bucle del que es muy difícil salir.

Sin embargo, el mensaje clave que me gustaría marcar es:

– somos el resultado de nuestras experiencias

– las personas extraemos aprendizajes y conclusiones diferentes de las mismas experiencias, con lo que…posiblemente no tengamos la razón absoluta sobre lo que vemos …

– experiencia y aprendizaje van unidos como hemos comentado ya en otras ocasiones…

– ¿quieres aprender a reorientar tu experiencia y aprendizaje para SER FELIZ?

De hecho como ejemplo de CASO FELIZ, me dediqué en una ocasión a buscar perfiles a mi alrededor, de al parecer… «esta extraña raza de felices que somos algunos» 😉 y por supuesto me fue fácil. ¡¡Además es muy importante rodearse de personas felices!! y lo más curioso es que son como cualquiera de nosotros…

Así pues, os animo a que pidáis ayuda, feedback, reflexionéis, compartáis, pero sobre todos…luchéis por darle respuesta a estas cuestiones:

¿ESTÁS FELIZ?

¿ERES UNA PERSONA FELIZ ADEMÁS?

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO:

¿QUIERES APRENDER A SER FELIZ?

¡GRACIAS! por tu talento…

Hoy me apetece sencillamente dar las ¡GRACIAS! a:

– aquellos que sin conocerme visitan este blog

– aquellos que contactan conmigo porque valoran que puede ser al menos interesante

– aquellos que simplemente te envían un saludo o comentario sobre lo que haces actualmente

– aquellos que voy conociendo en mi entorno profesional y de sus encuentros aprendo mucho: compañeros de formación, asistentes a jornadas y encuentros profesionales, compañeros virtuales…

– mis clientes de los cuales aprendo y son fuente para mi de mejora y superación

– aquellos que invierten un minuto de su día en escuchar o leer a otros

– aquellos profesionales que luchan por su proyecto y lo comparten conmigo para que podamos crear sinergias

– compañeros de trabajo, porque sin duda mejoran mi día a día tanto en ilusión como en profesionalidad

– mis proveedores y prescriptores porque me inspiran para ser cada día mejor y me recuerdan lo que disfruto con mi profesión

– mis alumnos y coachees porque me permiten ser parte de sus vidas y sus progresos, y me considero tremendamente orgullosa de ello. Aprendo increíblemente de su talento

– mis tutores, antiguos jefes  y coach porque creen en mi y me plantean retos interesantes y literalmente me sacan «de mi burbuja particular» (esa en la que todos nos sumergimos de vez en cuando)

– mis amigos y familia porque siempre…siempre están ahí para mi

– aquellos que ven posibilidades y luchan por encontrar nuevas soluciones

– aquellos que te hablan directamente de sus dudas y objeciones

– aquellos que reflexionan y hacen reflexionar

– aquellos que de la reflexión pasan a la acción y viven en un continuo aprendizaje y mejora

– aquellos que no están de acuerdo conmigo

– aquellos que piensan que compartir y colaborar es lo mejor

– aquellos que hacen de sus relaciones un mundo mejor

– aquellos que siempre ven en las personas algo bueno y que vale la pena

– aquellos que hacen favores simplemente porque sí…

– aquellos que son inquietos constantes

– aquellos que cuidan su felicidad y la de los suyos

– aquellos que ¡viven y disfrutan cada instante de su vida!

– aquellos que me dieron las gracias en algún momento porque  me hicieron sentir muy feliz

(seguro que me dejo a alguien, pero …GRACIAS igualmente!)

A TODOS ….MILLONES DE GRACIAS

¿ A QUIÉN PUEDES DAR LAS GRACIAS TU HOY?

¿A QUIÉN PUEDES HACER SENTIR FELIZ HOY?


CAMBIO ¿te fijas en los posibles o en los imposibles?

Cuando vemos una foto como ésta…¿nos inspira posibilidades delante de nosotros o imposibilidad de seguir?

Cuando un acontecimiento positivo o negativo nos ocurre…¿tendemos a creer que se debe a la suerte/el azar o a nuestro esfuerzo?

¿Tendemos a creer que los líderes no tienen buenas oportunidades  que les hayan favorecido para realizar su trabajo con éxito, o creemos que no han hecho los cambios apropiados y oportunos para conseguirlo?

Me preocupa sobremanera últimamente en las personas con las que trabajo, sean colaboradores, clientes, proveedores, etc., estas dos tendencias a mirar las situaciones desde una perspectiva de posibilidad de afrontamiento o de obstáculo permanente.

Para Rotter (psicólogo norteamericano, principal teórico en temas de aprendizaje social, 1954) lo  esencial en su teoría,  son las expectativas del individuo sobre sus posibilidades de éxito o fracaso, lo que se refleja en el rasgo conocido como locus de control. Este rasgo de la personalidad nos muestra la creencia de que las personas:

-tenemos la creencia en la responsabilidad sobre nuestro propio actuar; percibimos que aquello que nos ocurre positivo o negativo ocurre como efecto de nuestras propias acciones,  y que están bajo nuestro control personal; así, en este caso cuando actuamos con esta tendencia valoramos positivamente el esfuerzo y la habilidad personal. (LOCUS DE CONTROL INTERNO)

-tenemos la creencia de que los resultados de nuestras acciones dependen del azar, la suerte u otros elementos externos a nosotros; los efectos de lo que nos ocurre como consecuencia de nuestras acciones, no dependen de nosotros; es decir, cuando actuamos desde este enfoque creemos que  no pueden ser controlado nada, de manera que no se valora o se cree en el esfuerzo ni la dedicación. (LOCUS DE CONTROL EXTERNO)

Lo habitual es que las personas mostremos ambas tendencias de comportamiento, posiblemente con una mayor tendencia en una u otra.

Ahora bien,el motivo de mi llamada de atención hoy sobre este tema, es que detecto continuamente en directivos, mandos intermedios, profesionales y  equipos,  la tendencia del locus de control externo.  Es decir, nos está invadiendo una tendencia, creencia y finalmente comportamiento, que nos lleva a realizar sólo determinados esfuerzos y acciones ya repetidos, que no nos permiten aprender opciones nuevas ni nos dan resultados diferentes, porque una vez más hemos caído en nuestra llamada INDEFENSIÓN APRENDIDA (véase link de la entrada 30/08/2011).

Nuestras creencias a partir de entonces son:

es muy difícil trabajar con un equipo así

– el mercado está mal

– es imposible que consigamos…

Nuestras acciones en consecuencia son:

– seguir con comportamientos anteriores porque…. para que voy a probar otra cosa sino depende de mí el resultado…

– reducir mi implicación porque...es lo que hay..

– dilatar las decisiones porque se está poniendo el foco en lo que no puedo cambiar

Nuestras emociones son:

– desánimo

– tristeza

-estrés/iritabilidad

-fatiga

Teniendo en cuenta que ambas tendencias de comportamiento son útiles:  es decir, es cierto que hay cosas que no podemos controlar, y hay cosas que sí; ninguna de las creencias, en su extremo lo es: tanto el extremo de …sólo con mi esfuerzo y dedicación puedo conseguirlo, como el extremo de … para que voy a hacer nada…la suerte es de otros…

Nuestro hábito saludable de hoy podría ser ante cualquier evento (reunión, conflicto, negociación, objetivos, etc.), partir de estas reflexiones:

–  ¿Identifico bien aquello sobre lo que puedo actuar y lo que no?

– ¿acepto que puede haber soluciones diferentes a las que habitualmente utilizo?

– ¿Pongo mi foco de atención, reflexión e interés en aquello que puedo cambiar?

– ¿Busco información y recursos propios o externos que me ayuden a afrontar esta situación?

– ¿Pongo en marcha realmente estas nuevas alternativas y evalúo su efecto?

– ¿Aprendo conscientemente algo nuevo para la próxima vez que me permite disponer de mayores recursos personales ?

De esta manera,  podemos garantizar que nos estamos ocupando de que nuestras actuaciones sean más constructivas, proactivas y positivas, y nuestras emociones,  como un bucle,  generaren sensación de logro, positividad, alegría, y porque no, de felicidad al ver que hemos logrado superarnos y aprender una vez más.

Finalmente, acabo como al principio ¿vas a fijarte en los posibles o en los imposibles?

¡Bienvenidos!

El proximo dia 1 de septiembre comenzará mi blog junto con mi nuevo proyecto profesional.  Un proyecto en el que las personas, el talento, la profesionalidad, los objetivos, el equipo y el entrenamiento serán la base de mi trabajo y aportación.

Espero que pueda ser una buena oportunidad de compartir con todos vosotros reflexiones sobre estos temas que son la base de la competitividad y el buen hacer de las empresas. Disponemos de un espacio en el que intercambiar opiniones, reflexiones y buenos hábitos sobre el talento enlas empresas.

Hasta entonces, feliz fin de vacaciones a los que estais todavía disfrutándolas y bienvenidos a los que ya estais en marcha en este nuevo periodo que seguro puede estar lleno de nuevos proyectos e ilusiones.

Un saludo y gracias a todos.

error: Content is protected !!