¿Cuanto scape haces/hacen en tu/su día a día? Si eres de los que:

– anticipas que va a pasar algo y no lo comunicas o pones los medios

– sientes que algo no funciona y no lo transmites

– te sientes cómodo con lo que haces, es fácil, no me requiere mucho esfuerzo, y total no te pagan para más…

– no es un proyecto tuyo con lo que..ya se arreglará el otro…

– comunican en equipo que algo no estamos consiguiendo …pero piensas… «esto va para los demás»

– te comunican algo de gran importancia para el emisor del mensaje y le quitas importancia…

– piensas que el otro no valorará algo porque … «total tú tampoco le das importancia a eso…»

– sabes que hay algo que te cuesta …pero lo vas dejando

– no estás de acuerdo con algo y no lo dices

– sabes que hay un cliente externo o interno que está esperando algo de ti… y piensas ya lo haré cuando pueda

– sabes que te es difícil relacionarte con determinada persona de tu equipo… y pasas de decir nada, das siempre la callada por respuesta y lo evitas

– sabes que esa relación no funciona, pero te planteas  no hacer nada y ya se vera…

¿cuantos «escapismos» detectas?

Encuentro en el entorno laboral y social demasiados «escapismos» para mi gusto. Además pienso que no solo afectan a los receptores de dicho estrategia sino a los emisores de la misma. Se generan relaciones que no son:

– auténticas

– sinérgicas

– constructivas

– de valor

Por estos cuatro valores y por algunos más, considero que no nos podemos permitir a estas alturas tener a nuestro alrededor este tipo de actitudes. Cierto es, que pueden haber más o menos motivos lícitos para «escapar», pero para mi gusto, son sólo justificables en un muy corto plazo. Podemos encontrarnos diversos motivos como por ejemplo:

– mala gestión de tu tiempo

– poca motivación

– incomodidad ante los conflictos

– creencias erróneas anticipadas sobre la situación o persona en cuestión (o sobre uno mismo)

Al final, este tipo de actitudes está reforzando sin querer otro tipo de ventajas que obtenemos al no enfrentarnos a la situación o persona. La más inmediata, «una aparente tranquilidad y convencimiento, pero muy potentes» sobre que la situación es mejor tal cual está. Y ante todos los motivos la solución es la misma ¡sé responsable de tí mismo! ¡actúa!. Nadie espera que hagamos todo totalmente correcto siempre, pero sí, nuestra implicación, porque para algo formamos parte de esa relación o situación. En caso contrario, mejor decide cortar del todo con esa relación o situación, y busca otro entorno o situación, en la que te sientas lo suficientemente seguro, responsable y feliz de pertenecer.

Para ello, desarrollar una sencilla orientación hacia el logro nos puede ayudar:

ORIENTACIÓN AL LOGRO

 

 

 

 

Así que:

Thoreau dijo: “Muchos hombres viven en una silenciosa desesperación”. No se resignen a eso. Escapen. No se limiten a saltar como conejos. Miren a su alrededor. Atrévanse a cambiar y buscar nuevos campos. (Club de los poetas muertos)

¿has detectado que mantiene tu «escapismo» o el de los demás?

¿realmente te aporta ventajas a medio largo plazo que te ayudarán a crecer?

¿qué necesitas mejorar para dejar de escapar?

¿más o mejor seguridad, confianza, comunicación, ideas, habilidades relacionales, motivación?

¡perfecto, como el resto de los mortales, necesitas invertir en tí mismo para mejorar!

¿cuando empiezas? 🙂