¿Coaching de EQUIPO? ¿me das más información?

El equipo considerado como una unidad de actuación es susceptible de desarrollo interno.

Esto es así, tanto desde la perspectiva personal, (relaciones intra-interpersonales) como profesional (actividades dirigidas a objetivos).

Desde esta perspectiva parece evidente que los procesos de coaching colectivo y conjunto pueden ayudar a la mejora del equipo (Fernando Bayón Mariné, Coaching Hoy)

Efectivamente, parece que las empresas poco a poco valoran e invierten en hacer que desde varios enfoques sus profesionales se integren en un equipo para conseguir una mayor competitividad y valor añadido percibido por el cliente.

Este enfoque parte de trabajar con un conjunto de personas en el compromiso de la consecución de unos objetivos comunes, viendo la unidad principal, no como la suma o aportación de sus individuos, sino como un todo. Se parte de lo que está actualmente aportando el equipo y se construye y trabaja para conseguir el desarrollo del potencial que puede llegar a conseguir el equipo.

Con lo cual es clave OCUPARSE de la gestión de tu equipo (véase entrevista)

En multitud de ocasiones he resaltado que si no hay equipo:

– es más difícil que tu empresa se perciba diferente

– se creen sinergias para dar valor continuamente

– el equipo se estanca y no estaremos asegurando la reactivación continua del talento de tu equipo

Hoy en día, pequeñas y grandes empresas, se están OCUPANDO  de este tema y van a ganar en valor y en competitividad con respecto a su competencia. Están poniendo en marcha desde pequeños cambios en su liderazgo de equipos, como inversiones un poco más profundas en el propio desarrollo de los mismos.

Es frecuente en estos momentos invertir en:

– El equipo directivo como motor clave de la empresa, que nos asegura que los departamentos permanecen alineados y aseguramos innovación, cambio y colaboración interna para ganar en sinergias

Equipos comerciales, que tradicionalmente se han visto más como grupos, y se estaban perdiendo un gran potencial de motivación mutua, mayor aprendizaje, evolución de su perfil comercial y mayor rendimiento.

Equipos de proyectos, que se conforman en torno a un proyecto determinado y cuyos miembros pertenecen a distintas disciplinas y departamentos dentro de una empresa.

Equipos departamentales, con los que se trabaja su visión conjunta en torno a un cambio de impacto en la empresa. Casos como la implantación de un sistema de calidad, por ejemplo, tienen mucho más éxito si paralelamente se trabaja su visión de equipo.

¿en ideas sencillas, cómo se trabaja en un proceso de coaching de equipo?

Se parte como hemos comentado, desde el equipo como un todo, contando con su definición: visión y metas. Es clave evaluar el funcionamiento del equipo, la aportación de cada uno de los miembros y establecer para qué estamos invirtiendo en ello.

Con toda esta información, dispondremos de:

– fortalezas del equipo

– oportunidades de mejora del equipo

– perfil de cada miembro del mismo

Y se realizarán distintas sesiones de trabajo en los que se aplicará el proceso de:

coaching

El objetivo es que casi al final de cada sesión el equipo, mediante sus descubrimientos y reflexiones guiadas por el coach, acuerde los siguientes compromisos:

– una serie de cambios necesarios

– mantener la nueva visión y cambio de actitudes trabajadas

– una serie de acciones concretas

– el modo y el momento en qué se van a poner en marcha

– identifique qué obstáculos está teniendo en su seguimiento

De manera que:

COACHING EQUIPO

¿y tú, estás teniendo en cuenta que tu equipo se puede quedar estancado en el valor que aporta a tus clientes?

¿inviertes tiempo y espacio para evitarlo?

¿tienes un plan de acción para desarrollar el potencial de tu equipo?

¿tienes un equipo o un grupo?

Coaching: “necesito que me recargues las pilas”

 

He escuchado este tipo de frase tan a menudo en los últimos meses, que no puedo evitar dedicarle una entrada de mi blog 🙂 con todo cariño y complicidad.

Esta expresión “necesito que me recargues las pilas” o su versión más divertida 🙂  (ruego sepáis disculpar el lenguaje) “necesito que me des una patada en el culo”, son con frecuencia las claves que algunos participantes de coaching me han comunicado ya sea al empezar el proceso o durante el mismo.

kick

Todo sea dicho, en cada uno de ellos, lo hemos conseguido / lo estamos consiguiendo 😉

Hace unas semanas comentamos a mi modo de ver algunos de los motivos por los cuales el coaching es clave y tiene su impacto:

Ahora bien ¿me explicas algunas de las razones por las que el coaching funciona (individual o equipo)?

-facilita un contexto diseñado y organizado para reflexionar y “ver lo que no ves/veis”

– tienes a alguien externo a tu entorno que está a tu lado, no “pegado a ti” ni “en frente de ti” y que caminando contigo quiere que en un breve periodo de tiempo camines/caminéis solo en los objetivos planteados. Tu autonomía es su prioridad

– dispones/disponéis de un profesional especializado en comportamiento humano y de equipos (por supuesto, conocedor y experimentado en el mundo empresarial), que desde su experiencia y conocimientos, te/os facilita llegar donde quieres tú o el equipo, porque sabe como ayudar a afrontar tus obstáculos, conflictos o barreras

se adapta a tu/vuestra velocidad de aprendizaje y cambio, pero es firme en la continuidad y en tu/vuestra implicación

– se genera un clima de confianza y cercanía, en el que: “no pasa nada” “aquí puedes expresar, probar y trabajar para experimentar y optimizar tu cambio”; no hay juicios, solo aceptación e implicación de su parte

Incluso expresiones que mostraban las sensaciones de los participantes con respecto a su progreso:

Es enriquecedor y satisfactorio como determinadas expresiones de los clientes que pasan por un proceso de coaching te indican que van por el buen camino:

– “vale, ahora he recuperado la chispa, mi motor está activo”

– ¡vaya, esto no me lo había planteado nunca!

– ¡ahora me entiendo!

– ¡ahora se por donde quiero ir, y lo que quiero hacer!

– ¡vaya, las actitudes del equipo han cambiado!

– ¡estas preguntas son duras, pero muy útiles!

– ¡ahora todo el equipo está viendo el mismo enfoque!

– ¡parecía difícil llegar a acciones tan concretas que cambiaran los resultados que estaba teniendo!

Así pues, volvamos a la clave “necesito que me des una patada en…”. Un buen proceso de coaching debe provocar con respecto al participante o participantes (si son un equipo):

energía y movimiento

– capacidad para autocuestionarse positivamente

– capacidad para verse a uno mismo desde otro prisma

– capacidad para “descubrirse

automotivación

– inquietud positiva (es esa sensación que me incomoda positivamente y me mueve al cambio)

consciencia de lo que estas haciendo actualmente y lo que te falta por hacer para conseguir lo que te planteas

patrones internos que mantengan progresivamente sus “pilas cargadas”

cierta urgencia positiva para “recargarse” y salir de la inercia

activación de recursos personales dormidos y nuevos recursos personales a desarrollar

– toma de decisiones

– y como siempre, no me cansaré de decirlo, autonomía

Y PROVOCAR con respeto y con conocimiento del participante, es lo que debe hacer un coach. No sirven frases estereotipadas ni refranes hechos (eso podemos encontrarlo en muchos sitios). Mediante metodología del comportamiento individual y de equipo, se trata de, justo lo que tan expresivamente piden los clientes, “recargar pilas” y orientar esa energía a cada uno desde sí mismo, vitaminarse. Orientarla hacia su equilibrio, sus metas, su bienestar, su satisfacción propia,  su confianza, su potencial, su responsabilidad hacia sí mismo, su derecho a parar, reflexionar con un tercero y poner en marcha planes de acción que nos acerquen y nos permitan disfrutar del camino que queremos. Pues de lo que se trata es de disfrutar nuestro camino.

Veo demasiadas personas que se están perdiendo en su limbo particular y merecen tener todo el apoyo para salir de su propia inercia.

 

hombres grises¿y tú estás haciendo algo para encontrar tu camino con tus mejores recursos para disfrutarlo?

😉

Coaching: “sí, pero quiero experimentar los resultados”

Me gustaría poder poner las fotos de determinadas expresiones de alegría, satisfacción, bienestar y auto asombro que sienten algunos de mis clientes, pero obviamente no es posible. No obstante, es enriquecedor y satisfactorio como determinadas expresiones de los clientes que pasan por un proceso de coaching te indican que van por el buen camino:

“vale, ahora he recuperado la chispa, mi motor está activo”

– ¡vaya, esto no me lo había planteado nunca!

– ¡ahora me entiendo!

– ¡ahora se por donde quiero ir, y lo que quiero hacer!

– ¡vaya, las actitudes del equipo han cambiado!

– ¡estas preguntas son duras, pero muy útiles!

– ¡ahora todo el equipo está viendo el mismo enfoque!

– ¡parecía difícil llegar a acciones tan concretas que cambiaran los resultados que estaba teniendo!

Efectivamente cuando un equipo, un profesional, un directivo o un emprendedor participa en un proceso de coaching, está tomando las riendas de su vida y su trayectoria, de lo que le ocurre y lo que quiere que ocurra.

El coach tiene la responsabilidad de facilitar su camino desde:

-su voluntad para evolucionar

– sus creencias y valores

– su realidad

– sus ilusiones y expectativas

– la interacción del equipo actualmente, su trayectoria y sus objetivos

– su psicología de comportamiento y cambio

– desdesu capacidad y estilo de aprendizaje

– desde sus objetivos

– la confianza en sí mismo y/o en el propio equipo

Y todo esto es posible porque el proceso de coaching, realmente pone a disposición del participante/s:

– una visión más amplia de su entorno y de las consecuencias que sus conductas están teniendo

– una visión más integradora de sí mismo o del equipo, desde lo que se comparte o desde los valores y el potencial que se tiene

– una explicación clara

– unas cuestiones de reflexión que les proporcionan mayor comprensión y momentos de ¡eureka!

– aceptación incondicional

– feedback claro, constructivo y útil de lo que ocurre

– descubrimientos personales o en equipo

– un plan de trabajo para crear nuevos hábitos para nuevas necesidades

– las claves de su voluntad de cambio

– el descubrimiento de su satisfacción personal, profesional o de su pertenencia a un equipo

– la oportunidad de probarse a sí mismo con nuevos enfoques, técnicas y habilidades

– experimentar continuamente resultados diferentes a problemas o conflictos que eran habituales

– descubrir un mundo de posibilidades con su talento

– la confianza en su autonomía

y… muchas cosas más que sólo los participantes pueden saber 😉

¿y tú, estás descubriendo tus posibilidades?

¿sabes que un talento estancado pierde valor?

¿estás trazando tu plan de acción con resultados?

Coaching: “sí, pero quiero claridad, profesionalidad y que se adapte a mi”

Sí, ¡háblame de como ves tú el coaching!

En este tipo de posts, me veo en la necesidad de indicar algo que ya sabemos, pero lo reitero.

Lo que voy a contarte es mi experiencia y espero que pueda servir.

Habrá otras opiniones, otros enfoques, y otros criterios, pero estos son los importantes para mí, puesto que guían mi professión y los que valoran mis clientes.

En esta ocasión, me gustaría que este post sirviera de ánimo, cercanía y entendimiento de que efectivamente los procesos de coaching funcionan, sean cual sean los objetivos que se persigan. Prácticamente todos, excepto el de “hacer magia potagia”.

Cada vez contactan más personas para mejorar su potencial, preparar como afrontar un momento de cambio, superar sus frenos, potenciar el funcionamiento de un equipo, mejorar competencias profesionales para su puesto de trabajo actual, restablecer un equilibrio personal y profesional, establecer un plan de acción en su marca personal, etc.

Empecemos por ¿me das una explicación lo más clara posible de que es coaching?

Es una metodología de trabajo especializada para fortalecer recursos personales y optimizar resultados y cambio en las personas y equipos en el contexto que elijamos. Se nutre de la psicología y de otras disciplinas como la empresa, deporte, etc.

Ahora bien ¿me explicas algunas de las razones por las que el coaching funciona (individual o equipo)?

-facilita un contexto diseñado y organizado para reflexionar y “ver lo que no ves/veis”

– tienes a alguien externo a tu entorno que está a tu lado, no “pegado a ti” ni “en frente de ti” y que caminando contigo quiere que en un breve periodo de tiempo camines/caminéis solo en los objetivos planteados. Tu autonomía es su prioridad

– dispones/disponéis de un profesional especializado en comportamiento humano y de equipos (por supuesto, conocedor y experimentado en el mundo empresarial), que desde su experiencia y conocimientos, te/os facilita llegar donde quieres tú o el equipo, porque sabe como ayudar a afrontar tus obstáculos, conflictos o barreras

se adapta a tu/vuestra velocidad de aprendizaje y cambio, pero es firme en la continuidad y en tu/vuestra implicación

– se genera un clima de confianza y cercanía, en el que: “no pasa nada” “aquí puedes expresar, probar y trabajar para experimentar y optimizar tu cambio”; no hay juicios, solo aceptación e implicación de su parte

¿En qué me fijo para elegir o no un proceso de coaching o un coach?

– certificación, años de experiencia, referencias de otros clientes, metodología de trabajo, opiniones, blog, interacciones, conferencias…

– sí te gusta su enfoque de trabajo

– si entiende lo que quieres conseguir y te hace una propuesta clara de trabajo

– si hay sintonía y conexión

– si se adapta a ti, pero a la vez te exige

– si es constructivo y provocador

– si te escucha especialmente en tus dudas, peticiones y expectativas y les da respuesta

si “notas” claramente sus valores

si “sientes” su compromiso

– si te facilita ser “el protagonista” de tu cambio

¿Algunas ventajas que gano/ganamos después de un proceso de coaching?

Aquí debo remitirme a comentarios de mis propios clientes que resumiré en algunas ideas:

resultados

– consciencia y superación

– valor en el perfil profesional

satisfacción / equilibrio personal / profesional

– alineación de valores

– optimización de hábitos

– automotivación

– autonomía profesional, personal o de equipo

autoconocimiento (persona o equipo) y superación

claridad de ideas, técnicas, objetivos

–  recursos personales aplicados a objetivos y contextos

Espero que pueda ayudar a tener más información sobre la profesión de coaching

y lo que os puede aportar.

De verdad, que te responderé a cualquier duda ¿quieres participar?

¿cual sería tu consulta?

Como siempre muchas gracias por vuestra atención, apoyo y recomendaciones a mi profesión 😉

Estimula el talento en tu cerebro

¿Qué ves en la imagen?

¿ves un hombre tocando un saxo?

Y es que nuestro cerebro selecciona los estímulos que recibimos en nuestra vida cotidiana. Cada uno tenemos tendencia a seleccionar un tipo de estímulos y en consecuencia, y en primer lugar, prestamos atención a unos datos y a otros no. Este es uno de los motivos de porqué:

– nuestro cliente tiene una percepción sobre nosotros y nuestro producto/servicio, y nosotros nos vemos de otra forma

– en una reunión de trabajo, ante un problema, posiblemente se mostrarán varias versiones del mismo tema

– en un mismo equipo podremos tener miembros diferentes que tienen tendencias diferentes a la hora de actuar

– tenemos líderes diferentes dentro de una misma empresa

– nos cuesta a veces llegar a acuerdos consensuados partiendo de un mismo enfoque o criterio

– y así sucesivamente, nos cuesta ponernos en el lugar de los demás, porque tú ves la situación de una forma y no de otra…

¿qué tipo de estímulos es mejor seleccionar/ver/prestar atención?

Ambos. Nuestro cerebro realmente, cuenta con la capacidad de prestar atención a todo tipo de estímulos. Es sólo que para reaccionar lo más rápidamente posible, automáticamente, nuestro cerebro reacciona según nuestra tendencia más frecuente o habitual. De hecho, esta selección de estímulos responde a un mayor procesamiento (mayor hábito) de la información que recibimos en uno u otro lado de nuestro córtex prefrontal.

percepción 2Así, hay personas que tienen mayor tendencia a centrarse y buscar caminos que les abran las puertas al futuro, a las posibilidades, a los planes de acción, a los posibles y no a los miedos o imposibles. Por otro lado, nos encontramos personas que han desarrollado una fuerte tendencia en prestar atención a estímulos negativos, a los miedos, al enfoque pesimista de las situaciones y a las necesidades a corto plazo.

Ahora bien, es importante indicar, que son igual de importantes y necesarias el uso de las dos partes de nuestro córtex prefrontal. Un exceso de el hemisferio izquierdo puede distraernos con un optimismo irreal y un exceso del hemisferio derecho puede bloquearnos en nuestra vida diaria y en nuestro desempeño social, familiar o laboral. Necesitamos el enfoque de futuro para seguir adelante, identificar fortalezas, y crear nuevas posibilidades, en cualquiera de los entornos en donde nos desenvolvemos. Necesitamos también, nuestro enfoque centrado en las necesidades para poder reaccionar en el corto plazo e identificar amenazas y poder reaccionar en el tiempo y momento adecuado.

La conclusión es: tienes las dos posibilidades. ¿tienes identificada tu tendencia? ¿inviertes tiempo en desarrollar la que menos utilizas?

Os propongo un sencillo ejercicio, del que seguramente habréis oido hablar. Visualiza este vídeo e identifica hacia dónde ves girar la bailarina.

Mi propuesta, que además la he experimentado en primera persona, es que vuelvas a verlo dentro de un ratito (o pasados unos minutos). Pasado ese tiempo, enfoca tu pensamiento en la actividad contraria a la que identificas la primera vez. Es decir, si lo ves claramente hacia la izquierda, fuerza el ver la bailarina en otro momento, en el que estés enfocado en sentimientos no positivos, en necesidades del presente o en el que estés con un sentimiento de miedo o preocupación hacia algo.

De forma inversa, si tu tendencia es a ver la bailarina hacia la derecha, vuelve en otro momento en que estés enfocado positivamente, veas posibilidades y estés buscando nuevas soluciones a lo que vives.

Veréis, si realmente dejáis pasar unos momentos y cambiáis vuestro enfoque mental, que la bailarina cambia su giro según tu estado de ánimo, tu enfoque mental y el tipo de procesamiento mental que tengas en ese momento.

Así pues, ¿has podido ver girar a la bailarina hacia los dos lados? En caso de que nos cueste, puede ser un indicador de una fuerte tendencia a usar más un tipo de procesamiento u otro. En todos los casos, os propongo la conclusión de hoy:

¿identificas claramente tu enfoque de talento?

seguramente te será muy útil ¿cómo podría ayudarte utilizar también el otro enfoque?

¿inviertes tiempo y actividades en estimular tus dos capacidades?

El tiempo y tú… y ellos…: post-it´s mentales

Que mejor que utilizar estos días para hacer una buena reflexión para valorar qué queremos de nuestro tiempo, cuánto lo valoramos y cómo podemos optimizarlo.

Con un año por delante, tenemos una nueva oportunidad de sentirnos satisfechos con la inversión de nuestro tiempo. Recuerda: ¿avanzas?

Una de las muchas cosas que he pensado en estos últimos días del 2012 y principio de este año, es que me gustaría de verdad mejorar mucho más en mi gestión del tiempo propio y con los otros. La organización, previsión y la paciencia para los imprevistos siempre los he tenido presentes. No obstante, creo que como a mi, a muchos nos desmotiva invertir tiempo en momentos o espacios en los que no “sacamos nada en claro”. Yo quiero que cada interacción con los demás sea provechosa y deje algo de “buen sabor de boca” a todos.

Por ello, creo que es importante que tengamos presente a modo de “post-it´s mentales” las siguientes recomendaciones (aparte de todo lo que podemos consultar en los manuales al uso de gestión del tiempo):

– si es un tiempo para mi: ¿cuales son mis prioridades y objetivos? vale la pena invertir diez minutos y luego avanzar en la dirección elegida

Urgente e importante: claves para organizarme. Combina todos los días estos criterios para ser resolutivo y eficiente

– Estudia tu curva de concentración. De nada sirve empezar a trabajar con algo muy “espeso” y que requiere alta concentración, si acabamos de sentarnos a trabajar.

– De verdad no pasa nada, si hay una hora en la que no atendemos llamadas o correos. Elige tu tiempo de aislamiento para ser creativo y no desmotivarnos por la multitarea (parece que no pero desgasta)

En el tiempo con otros:

– Perdón pero aunque suene mal: ¿para qué nos reunimos? Si lo que quiero es verte o tomar una cerveza hay momentos mejores que el horario laboral

¿cuanto tiempo necesitamos?

– ¿qué información o material necesitamos para evitar otra reunión para hablar del mismo tema?

– ¿podemos solucionarlo por teléfono?

– ¿podemos utilizar un medio virtual para comunicarnos tipo skype? se ahorra muchísimo tiempo, centra la conversación, fuerza la escucha activa y agiliza las comunicaciones.

Centrémonos: ¿esta interacción es para informar, intercambiar ideas, solucionar problemas, etc? cualquier extra fuera del objetivo alargará y desmotivará a los implicados. Si hay otros temas que tratar busquemos momento y espacio adecuado para ello.

– Tu tiempo, nuestro tiempo influye en nuestro equilibrio y felicidad: ¿en tu agenda estás también?

– Somos responsables casi únicos de en qué, cómo y con quien invertimos nuestro tiempo: toma las riendas

¿qué post-it mental eliges?

Tu puedes y lo sabes ¿te acuerdas?

Adelante, siempre adelante…

¡¡Bienvenidos de nuevo!! 🙂

El que más y el que menos está volviendo de sus vacaciones o ha vuelto ya…incluso algunos empiezan ahora.

Para los que empiezan ahora les deseo que tengan unos días muy felices y a los que ya volvemos…les deseo que vuelvan con la misma energía, alegría e ilusión con la que seguro han disfrutado estos días, para mantener este estado de bienestar. Adelante, tienes un camino a tu disposición para encontrar y provocar multitud de oportunidades.

Es momento de volver poco a poco pero sin pausa a las actividades profesionales y diarias que también nos proporcionan satisfacción y retos. Ahora bien, en caso de que nos esté costando, os recomiendo:

– si tu vuelta al trabajo requiere que cumplas unos horarios y fechas determinadas, procura unos días antes volver con tiempo a tu hogar e ir acostumbrando nuestra mente y corazón a visualizar con perspectiva positiva lo que en breves días vas a empezar

– Si es posible, empieza gradualmente a asumir tareas profesionales y demás responsabilidades poco a poco

– En cualquier caso, provoca, siempre, pero sobre todo al principio, mantener un espacio y tiempo en el que continúen esas actividades que has realizado en tus vacaciones: un tiempo para ti, para los amigos, para disfrutar…

– Si te llevaste la maleta de vacaciones con todo lo que vimos, es momento de repasar tus reflexiones e ideas y visualizar como te gustaría llevarlas a cabo y qué necesitas

– La vuelta de vacaciones puede provocar cambios en tu estado de ánimo y en las relaciones con los más cercanos; tenlo en cuenta y se comprensivo con todos y contigo mismo. Nuestro cerebro necesita adecuarse poco a poco a unos estímulos distintos

– ¿has tomado alguna decisión o ha habido un cambio este verano? prepárate, prepárate y canaliza las nuevas perspectivas positivas hacia el logro

– Recuerda que tu inteligencia emocional es muy importante para evitar nuevamente la indefensión aprendida que se puede generar por las dificultades de cada uno en su entorno laboral.

– No dudes en seguir compartiendo, solicitando ayuda y generar nuevos contactos profesionales y personales que te hagan crecer en todos los sentidos

– En cuanto estés preparado, ve poco a poco, reflexionando como quieres que sea este nuevo comienzo: qué quieres que ocurra y qué no quieres que ocurra y recuerda ¡ponte manos a la obra!

Evita el estrés organizando prioridades: empieza por lo que menos te cueste y te genere satisfacción, seguidamente organiza aquellas tareas o proyectos que requieren una mayor concentración o esfuerzo y termina con temas que requieran poca atención. (recuerda que nuestra curva de atención en un tiempo determinado empieza progresivamente en forma de U invertida, date tiempo y espacio)

– Es tiempo también de agradecer y reconocer cualquier aspecto positivo que te haya ocurrido o que echas de menos. En mi caso agradezco que por estas fechas, hace un año que comencé este blog, y me siento orgullosa de todas las visitas en interacciones que genera. Seguiré trabajando para que nuestras interacciones puedan ser provechosas

RECUERDA TU CAMINO SÓLO LO PUEDES REALIZAR TÚ

PUEDES PROVOCAR TODO AQUELLO QUE TE QUIERAS PLANTEARTE

RECUERDA TAMBIÉN QUE HABRÁ SORPRESAS, ESTATE PREPARADO

DE LAS SORPRESAS APRENDEMOS

¿ESTÁS DISPUESTO A SEGUIR CRECIENDO Y DISFRUTAR DE TU CAMINO CON LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO?

ERRARE HUMANUM EST: para cuando tengas un ratito…un espacio para ti…

Fueron pocos meses los que pasaron así, y no obstante fue la temporada más larga que Momo experimentó jamás. Porque el verdadero tiempo no se puede medir por el reloj o el calendario.

Porque cada hombre tiene su propio tiempo. y solo mientras siga siendo suyo se mantiene vivo.

“Momo”. Ende, Michael

¿vives tu tiempo?

Pero el tiempo es vida, y la vida reside en el corazón. Fuente: “Momo”. Ende, Michael.

¿cómo está tu corazón?

Maté a dos tíos. Los maté y no hizo que me sintiera distinto. Sólo me perdía más aún. Y ya estoy harto de estar cabreado; estoy harto.

– ¿Alguna vez has hecho algo que mejorara tu vida?

American History X

¿qué más te falta para estar harto de estar harto y hacer algo?

-Nadie le hará daño a nadie, los 3 vamos a ser como Fonzie ¿Y cómo era Fonzie…? ¡Venga Yolanda! ¿Cómo era Fonzie? –¿Tranqui? –¡Exactamente! Y así es como vamos a estar, vamos a estar tranquis.

“Hola, soy el Señor Lobo. Soluciono problemas.”

Pulp Fiction

¿te paras, piensas y solucionas?

“Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

El Principito

¿cuánta seriedad tienes en tu vida?

Mientras no sepa qué necesita una planta, un animal, un niño, un hombre, una mujer, y mientras no me desprenda de aquello que me figuro que es mejor para el otro y de mi deseo de controlarlo, el amor/aprecio/la relación es destructiva.

Erich Fromm

¿conoces al otro para construir?

La persona que desea abandonar el lugar en donde vive no es feliz.

parece que… la grandeza del hombre consiste en que carga con su destino como Atlas cargaba con la esfera celeste a sus espaldas?

La insoportable levedad del ser. Milan Kundera

¿eres feliz? ¿cargas con demasiadas “cargas que tienes que soportar” o eliges?

“Watson dejeme pensar un momento solo con mi pipa y mi stradivarius”.

“Nada resulta más engañoso que un hecho evidente”.

Sherlock Holmes

¿tienes un refugio mental, físico o emocional para cuestionarte?

¿Coaching?

El coaching ha de entenderse como una técnica científica que permite llevar a cabo un  proceso de ayuda individualizado en el ámbito personal o profesional, ya sea de una sola persona, a un equipo de trabajo o una organización, para liberar su talento y potencial, maximizando la efectividad de sus actividades ejecutando el plan de acción acordado” (Fernando Bayón Mariné, Coaching hoy)

En varias ocasiones os he traslado ejemplos y casos en los que he trabajado con procesos de coaching y la utilidad que buscan los diversos participantes.

Hoy me gustaría poner sobre el papel (blog) aspectos que bajo mi aprendizaje  y experiencia (la que tengo, no tengo otra) creo que son importantes a tener en cuenta al sumergise en este trabajo o en este tipo de procesos:

Para mi el coaching parte de filosofías como estas:

“Yo no puedo enseñaros nada, solo puedo enseñaros a encontrar el conocimiento en vosotros mismos” Sócrates
“La sabiduría no es transferible; debe ser descubierta personalmente luego de una travesía que nadie más puede recorrer por nosotros“  Marcel Proust
“Dirigir esclavos es fácil, gobernar hombres libres es más difícil pero más satisfactorio y duradero” Aristóteles
Y es que el proceso de trabajar con metodología de coaching implica subir durante un rato a la barca de tu participante y:
-ver como ve
-analizar como analiza
-sentir como siente
Todo esto sin que tú, coach, olvides donde estás y cual es tu papel…
En esa barca hay un montón de experiencias, sentimientos, ideas, creencias y valores que le están sirviendo o no a su tripulante para viajar por escenario profesional, personal, social o familiar ¿quién eres tú para decirle que no son correctas? Es su propia experiencia y es lo mejor que tiene. Tu papel es potenciar la utilidad de esas experiencias.
Ahora bien, como compañero de viaje temporal, pues otro objetivo importante es conseguir que sea autónomo en su viaje, tu papel es de descubrir:
– cómo potenciar sus experiencias y sus aprendizajes
-cómo potenciar y desarrollar su capacidad de regular las emociones que le acompañan
-cómo generas reflexión sobre si la estrategia que está utilizando le lleva a donde quiere
-cómo generas reflexión para que tome sus propias decisiones
-si lo que quiere, es realmente lo que quiere
-qué recusos puede utilizar para seguir adelante
-cómo desarrollar los que puede mejorar
-sus obstáculos y su mejor recurso para resolverlo
y además desde una perspectiva bien amueblada como coach en la que:
-respetas la velocidad de tu participante y sus prioridades
-pones a su dispoción los recursos psicológicos que le van a ayudar a ser autónomo
-pones a su disposición tu comprensión y conocimientos sobre el entorno empresarial, laboral, social, personal o familiar en el que se mueve
-estás lo suficientemente cerca para que sepa que puede contar contigo pero lo suficientemente lejos para que pueda caminar en el plan trazado
Seguramente podría añadir muchas ideas más y más reflexiones, pero las siguientes las dejaremos para otro día…
¿Te apetece viajar hacia tus objetivos de forma acompañada?
Tú pides, tú eres el protagonista; yo como coach me comprometo a acompañarte desde la distancia que quieras

[av_one_fourth first] [av_font_icon icon='ue85b' font='entypo-fontello' style='border' caption='' link='manually,http://www.coachmaitefinch.com/events/' linktarget='' size='40px' position='left' color=''] Agenda Formación [/av_font_icon] [/av_one_fourth] [av_one_fourth] [av_font_icon icon='ue8a5' font='entypo-fontello' style='border' caption='' link='manually,http://www.coachmaitefinch.com/' linktarget='' size='40px' position='left' color=''] Servicios [/av_font_icon] [/av_one_fourth] [av_one_fourth] [av_font_icon icon='ue805' font='entypo-fontello' style='border' caption='' link='manually,http://www.coachmaitefinch.com/quiero-preguntar-a-un-coach/' linktarget='' size='40px' position='left' color=''] Consulta tu caso [/av_font_icon] [/av_one_fourth] [av_one_fourth] [av_font_icon icon='ue921' font='entypo-fontello' style='border' caption='' link='manually,http://www.coachmaitefinch.com/videos-ponencias-y-entrevistas/' linktarget='' size='40px' position='left' color=''] Webinars y Ponencias [/av_font_icon] [/av_one_fourth] [av_hr class='default' height='50' shadow='no-shadow' position='center' custom_border='av-border-thin' custom_width='50px' custom_border_color='' custom_margin_top='30px' custom_margin_bottom='30px' icon_select='yes' custom_icon_color='' icon='ue808' font='entypo-fontello']


ACCIÓN YA!…luces, cámara y acción dentro de tu entorno!

Últimamente…

OBSERVO: caras de preocupación, sonrisas a medias, risas rápidas con cualquier cosa que nos saque de nuestro día a día, conversaciones de compromiso, conversaciones serias, conversaciones profundas…asistencia a foros, asistencia a formación, reuniones interminables, visitas, horas perdidas que no producen diferentes resultados, lentitud de reacción,  llamadas en el autobús camino a casa explotando con alguien para desahogarse…

ESCUCHO: reflexión, quejas, comentarios personales, preocupaciones, elucubraciones, teorías generales, comentarios repetidos…

ME LLEGAN EMOCIONES: preocupación, ansia por estar bien, apatía, tristeza, alegría (limitada?), desánimo, desconfianza

CONCLUSIÓN:   me parece todo correcto, soy una defensora máxima de conversar, pensar, reflexionar, compartir opiniones, aprender de otros, escuchar, rebatir, criticar (constructivamente)…todo lo que queráis, pero me preocupa lo que estoy viendo en mi entorno así que…

VALE… ¿Y TÚ …QUÉ HACES ?

ACCIONES PARA YA:

– escribe tus preocupaciones en algún sitio

– escribe lo que quieres conseguir y cambiar

– escribe los criterios que quieres mantener o que has aprendido

– concreta los cambios

– ponle fecha PARA YA!

– indica si necesitas a alguien

– habla con ese alguien

– habla con los implicados

– haz un plan

– haz esa llamada que tienes pendiente

– desarrolla esa idea que pensaste el otro día

– deshazte de cosas que no te sirven

– delega

– felicita…pero de verdad los pequeños logros

– comunica con ilusión de una vez que quieres de tu equipo

– escucha lo que quieren los demás y actúa en consecuencia

– consulta con expertos e implícate en las prioridades

– pide ayuda

– toma decisiones, no lo demores…

– prueba…lo que sea, pero prueba…

– arriesga con cabeza, evalúa la eficacia y si te equivocas…prueba de nuevo…algo faltó…

– negocia…no tires la toalla, sea lo que sea…dinero, concesiones, ideas…

-haz algo!!

¿Y TODO ESTO PARA QUÉ?

0.- Ya tenemos todos claro que estamos viviendo quieras o no quieras un momento de CAMBIO

1.- CAMBIO implica APRENDIZAJE

Podemos definir el aprendizaje como un proceso de cambio relativamente permanente en el comportamiento de una persona generado por la experiencia (Feldman, 2005)

2.- Aprendizaje implica entre otras cosas actividad (acción) y aplicación (pragmatismo) (Kolb, 1984)

3.- Doy por supuesto que ya has hecho tus reflexiones, pero ahora y hoy ES PRIORITARIO desarrollar nuestro rol de aprendizaje ACTIVO Y PRAGMÁTICO:

Para cambiar necesitas aprender acciones nuevas, pero sin actividad (diferente) no aprendes (nada nuevo)

¿ACTÚAS PARA  QUE TU EMPRESA SEA UN ENTORNO DE APRENDIZAJE CONTINUO?

¿ACTÚAS DIFERENTE PARA QUE TU EQUIPO DIRECTIVO HAGA ALGO NUEVO?

¿HACES ALGO NUEVO TÚ?

URGENTE E IMPORTANTE: espacio y tiempo para salir de la inercia

Seamos grandes empresas, pequeños comercios, freelance, pymes o como queramos etiquetarnos, hoy quiero enfatizar la importancia de salir de la rutina

Todos sabemos, y estoy seguro que casi antes de levantarnos por la mañana, de cuales son nuestras prioridades ese día, a quién hemos de llamar, qué hemos de solucionar, qué reuniones tenemos…etc. Pero ¡ojo! día tras día esto se puede convertir en un apagafuegos continuo, y el objetivo de mi empresa  y mi proyecto profesional, pueden perder su rumbo.

Nuestros compromisos más vinculantes son, por lo general, el resultado de las pequeñas decisiones que tomamos cada día, demasiado pequeñas para que nos fijemos en ellas

Seguramente entonces nuestra inercia de actividades y trabajo nos lleve a pensar cosas como…no puedo controlar nada…tengo muchas cosas que hacer y no avanzo…trabajo más que antes y consigo menos… realmente esto va a cambiar algún día?

DEFINITIVAMENTE NUESTROS PEQUEÑOS COMPROMISOS DIARIOS HAN CONSUMIDO LA MAYOR PARTE DE NUESTRA ENERGÍA pero…¿CONSEGUIMOS MEJORAS VISIBLES?

Así como preguntaba el  profesor Sweeny-Avery Brooks a Derek-Edward Norton en la película American History:
-No encontrabas las respuestas porque hacías las preguntas equivocadas.
-¿Cómo cuales?
-¿algo de lo que has hecho ha mejorado en algo tu vida?

Me parece URGENTE E IMPORTANTE que focalicemos esta pregunta hacia nuestro proyecto:

– no encontramos las respuestas porque hacemos las preguntas equivocadas

-¿ cómo cuales?

¿algo de lo que hemos hecho hoy me ha acercado a mi meta? ¿algo de lo que hemos hecho hoy ha mejorado mi bienestar personal/profesional? ¿y el de mis clientes? ¿y el de mi equipo?

A diario, escuchamos, que no tenemos tiempo, que no podemos, que no…. y nos perdemos en una espiral de energía que nos consume personal y profesionalmente.  De verdad pienso que si queremos conseguir resultados diferentes, necesitamos realizar acciones distintas a las habituales y aprendidas. ¡Y es tan fácil acomodarse …! Además esto es algo tan común y frecuente que lo he podido observar en grandes comités de dirección, reuniones de equipos comerciales…dueños y gerentes de pymes y micropymes… Por ello…¡¡HAGAMOS UN STOP YA!!: Para poder dar respuesta a estas preguntas  propongo apuntarnos en la agenda dedicar:

– un espacio y tiempo para pararme a pensar y reflexionar

-un espacio y tiempo para asimilar mis experiencias y resultados actuales

-un espacio y tiempo para provocar nuevas ideas

Probarlo cuesta tan poco como una hora a la semana ¿quieres probar?

El valor de la confianza

Hace unos días, me descubrí realizando una recomendación/feedback  a una persona, en la que pude verbalizar algo que considero tiene mucho valor hoy en día, que lo damos por supuesto, pero al final es lo que nos convence: EL VALOR DE LA CONFIANZA.

Es decir señores…“confiamos en las personas y trabajamos con los profesionales”

En este contexto empresarial cambiante, rápido, múltiple, diverso y dinámico, necesitamos aferrarnos no siempre a lo mejor…siempre a aquello en lo que confío. Con lo que la conclusión es: ¿Soy y se me percibe como alguien en el que se puede confiar?

Podemos a lo largo de nuestras múltiples interacciones diarias: personal, social, laboral, etc. tener mayor o menor afinidad con unas u otras personas. Observando detenidamente a grupos de personas conversando en un contexto laboral, he podido detectar rápidamente quien está oyendo lo que dice uno u otro, quien escucha intentando entender pero pierde rápidamente la atención e interés, y quien está generando confianza y quién está sintiéndose confiado en la otra persona.

Creo que todos podríamos definir de muchas formas el término confianza, y la mayoría serían correctas… pero ¿nos hemos propuesto intencionadamente desarrollar nuestro TALENTO EN EL VALOR DE LA CONFIANZA?

Con nuestro cliente interno y externo:

– ¿conozco mis mejores habilidades y las pongo en marcha?

– ¿conozco las habilidades que hacen que la gente confíe en mi?

– ¿me preocupo de que además de transmitir el valor de mis productos/empresa/proyecto…confíen en mi?

– ¿compruebo en qué necesita confiar el otro?

–  ¿adapto esas habilidades  a la/s persona/s que tengo delante?

– ¿cumplo con esa confianza que depositan en mi?

– ¿recibo feedback positivo sobre mi capacidad de generar confianza?

Si las respuestas a cada una de estas preguntas es Si, ¡enhorabuena!.  Ahora puedes desplegar toda tu profesionalidad y satisfacer a tu cliente interno o externo y generar una fructífera relación de MAPAN (mejor alternativa para un acuerdo negociado)

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO, ¡ánimo!, ¿qué parte necesitas mejorar? Como recomendación general podemos entrenarnos en todas las habilidades de comunicación, habilidades sociales, lenguaje no verbal, etc… que facilitan la interacción con el otro.
Ahora bien, para mi la clave sería empezar por:

¿Honestamente …en qué crees, qué actitud quieres mostrar al otro, en qué quieres implicarte con el otro, qué quieres dar al otro?

Y en definitiva cuando una de nuestras prioridades es el otro…¡es cuando empieza a percibirse la confianza!

Artículos relacionados: confianza

error: Content is protected !!