Te estás llamando.  A veces no te das cuenta pero te estás llamando.

Consulta tus avisos, verás que tienes varias llamadas sin atender.

Te has avisado en forma de estrés, de cansancio, de malestar, de carencia de sonrisas, y de falta de acciones coherentes con lo que realmente quieres.

Posiblemente pienses que puedes atenderlas más tarde, pero no es así. Ya llevas bastantes avisos y no les estás haciendo caso.

Puede ocurrir también, que pienses que las llamadas no son para ti, que las tiene que atender otro y que no dependen de ti, lo siento pero tampoco es así. Estas son unas llamadas personales e intransferibles. Sólo las puedes resolver tú.

Frecuentemente pensarás que puedes vivir con estas llamadas de atención pendientes, que realmente no influyen en tu vida diaria, ni en tu desempeño, ni en las relaciones que tienes en tu entorno personal, laboral, familiar o social. Pero amigo/a, todos tenemos un límite. Todos tenemos un límite de resistencia. Si te acercas a él, las llamadas se convertirán en necesidades urgentes.

¿Realmente quieres atender tus propias llamadas con tanto desgaste emocional?

¡¡Tengo una buena noticia!!. Las llamadas vienen del mejor apoyo que tienes. Vienen de ti.

Tu cuerpo y tu mente que son más sabios de lo que te imaginas, te quieren ayudar, te quieren cuidar. Y tan sólo tienes que escucharles de vez en cuando y actuar al respecto.

Son tan incansables y creen tanto en ti, que periódicamente te irán avisando de cómo estas. Tienen un «servicio al cliente» excepcional. Detectan cualquier insatisfacción, por pequeña que sea. Y además tienen el mejor de los recursos, a ti.

Esa persona que dispone de una vida, una experiencia y unas fortalezas diferentes al resto. Dispone de unos recursos inimaginables llenos de fuerza y de capacidad de solución.

¿Pero… sabes? La fuerza y eficiencia de este recurso depende de que haya una colaboración y relación estrecha entre tu «servicio al cliente» (tus llamadas de atención) y tú.

¿Quieres colaborar contigo?

¿Atiendes tus propias llamadas? Coaching Personal

Para que este ejercicio te sea realmente útil, es importante que le dediques un tiempo y lugar en el que tengas tranquilidad. Un momento en que la sinceridad y el detalle de lo que escribas sean lo importante.

Si respondes de manera general sacarás conclusiones más pobres y te dificultará tu paso a la acción.

Se detallista y concreto sobre las descripciones en cada campo. No es necesario que me lo envíes, puedes hacer las reflexiones en tu libreta o dispositivo que utilices, pero si consideras que te apecete compartirlo y enviarme tus respuestas, escucharé contigo tus llamadas de atención.

¡Te deseo una buena reflexión!

Llamadas de atención

El objetivo de este ejercicio es ayudarte a reflexionar sobre las posibles llamadas de atención que tienes en tu vida y tratar de comprender que pueden significar. Para generar cambios primero es importante ser consciente de nuestras llamadas de atención.
  • Indica los signos o señales por los que tu trayectoria profesional dista mucho de ser la ideal o la que quieres
  • Indica los signos o señales por los que tu empleo dista mucho de ser el ideal o el que quieres
  • Indica los signos o señales por los que tu estado físico dista mucho de ser el ideal o el que quieres
  • Indica los signos o señales por los que tu familia dista mucho de ser la ideal o la que quieres
  • Indica los signos o señales por los que tus amistades/tu entorno social dista mucho de ser el ideal o el que quieres
  • Indica los signos o señales por los que tu desarrollo personal dista mucho de ser el ideal o el que quieres
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.