URGENTE E IMPORTANTE: espacio y tiempo para salir de la inercia

Seamos grandes empresas, pequeños comercios, freelance, pymes o como queramos etiquetarnos, hoy quiero enfatizar la importancia de salir de la rutina

Todos sabemos, y estoy seguro que casi antes de levantarnos por la mañana, de cuales son nuestras prioridades ese día, a quién hemos de llamar, qué hemos de solucionar, qué reuniones tenemos…etc. Pero ¡ojo! día tras día esto se puede convertir en un apagafuegos continuo, y el objetivo de mi empresa  y mi proyecto profesional, pueden perder su rumbo.

Nuestros compromisos más vinculantes son, por lo general, el resultado de las pequeñas decisiones que tomamos cada día, demasiado pequeñas para que nos fijemos en ellas

Seguramente entonces nuestra inercia de actividades y trabajo nos lleve a pensar cosas como…no puedo controlar nada…tengo muchas cosas que hacer y no avanzo…trabajo más que antes y consigo menos… realmente esto va a cambiar algún día?

DEFINITIVAMENTE NUESTROS PEQUEÑOS COMPROMISOS DIARIOS HAN CONSUMIDO LA MAYOR PARTE DE NUESTRA ENERGÍA pero…¿CONSEGUIMOS MEJORAS VISIBLES?

Así como preguntaba el  profesor Sweeny-Avery Brooks a Derek-Edward Norton en la película American History:
-No encontrabas las respuestas porque hacías las preguntas equivocadas.
-¿Cómo cuales?
-¿algo de lo que has hecho ha mejorado en algo tu vida?

Me parece URGENTE E IMPORTANTE que focalicemos esta pregunta hacia nuestro proyecto:

– no encontramos las respuestas porque hacemos las preguntas equivocadas

-¿ cómo cuales?

¿algo de lo que hemos hecho hoy me ha acercado a mi meta? ¿algo de lo que hemos hecho hoy ha mejorado mi bienestar personal/profesional? ¿y el de mis clientes? ¿y el de mi equipo?

A diario, escuchamos, que no tenemos tiempo, que no podemos, que no…. y nos perdemos en una espiral de energía que nos consume personal y profesionalmente.  De verdad pienso que si queremos conseguir resultados diferentes, necesitamos realizar acciones distintas a las habituales y aprendidas. ¡Y es tan fácil acomodarse …! Además esto es algo tan común y frecuente que lo he podido observar en grandes comités de dirección, reuniones de equipos comerciales…dueños y gerentes de pymes y micropymes… Por ello…¡¡HAGAMOS UN STOP YA!!: Para poder dar respuesta a estas preguntas  propongo apuntarnos en la agenda dedicar:

– un espacio y tiempo para pararme a pensar y reflexionar

-un espacio y tiempo para asimilar mis experiencias y resultados actuales

-un espacio y tiempo para provocar nuevas ideas

Probarlo cuesta tan poco como una hora a la semana ¿quieres probar?

El valor de la confianza

Hace unos días, me descubrí realizando una recomendación/feedback  a una persona, en la que pude verbalizar algo que considero tiene mucho valor hoy en día, que lo damos por supuesto, pero al final es lo que nos convence: EL VALOR DE LA CONFIANZA.

Es decir señores…«confiamos en las personas y trabajamos con los profesionales»

En este contexto empresarial cambiante, rápido, múltiple, diverso y dinámico, necesitamos aferrarnos no siempre a lo mejor…siempre a aquello en lo que confío. Con lo que la conclusión es: ¿Soy y se me percibe como alguien en el que se puede confiar?

Podemos a lo largo de nuestras múltiples interacciones diarias: personal, social, laboral, etc. tener mayor o menor afinidad con unas u otras personas. Observando detenidamente a grupos de personas conversando en un contexto laboral, he podido detectar rápidamente quien está oyendo lo que dice uno u otro, quien escucha intentando entender pero pierde rápidamente la atención e interés, y quien está generando confianza y quién está sintiéndose confiado en la otra persona.

Creo que todos podríamos definir de muchas formas el término confianza, y la mayoría serían correctas… pero ¿nos hemos propuesto intencionadamente desarrollar nuestro TALENTO EN EL VALOR DE LA CONFIANZA?

Con nuestro cliente interno y externo:

– ¿conozco mis mejores habilidades y las pongo en marcha?

– ¿conozco las habilidades que hacen que la gente confíe en mi?

– ¿me preocupo de que además de transmitir el valor de mis productos/empresa/proyecto…confíen en mi?

– ¿compruebo en qué necesita confiar el otro?

–  ¿adapto esas habilidades  a la/s persona/s que tengo delante?

– ¿cumplo con esa confianza que depositan en mi?

– ¿recibo feedback positivo sobre mi capacidad de generar confianza?

Si las respuestas a cada una de estas preguntas es Si, ¡enhorabuena!.  Ahora puedes desplegar toda tu profesionalidad y satisfacer a tu cliente interno o externo y generar una fructífera relación de MAPAN (mejor alternativa para un acuerdo negociado)

Si la respuesta a alguna de estas preguntas es NO, ¡ánimo!, ¿qué parte necesitas mejorar? Como recomendación general podemos entrenarnos en todas las habilidades de comunicación, habilidades sociales, lenguaje no verbal, etc… que facilitan la interacción con el otro.
Ahora bien, para mi la clave sería empezar por:

¿Honestamente …en qué crees, qué actitud quieres mostrar al otro, en qué quieres implicarte con el otro, qué quieres dar al otro?

Y en definitiva cuando una de nuestras prioridades es el otro…¡es cuando empieza a percibirse la confianza!

Artículos relacionados: confianza

error: Content is protected !!