Las vacaciones son un buen momento para muchas cosas, pero sobre todo para cuidarnos, disfrutar y reponer fuerzas. Para dar lo mejor de nosotros mismos, de nuestro talento, necesitamos permitirnos periodos de «estar totalmente out».

Os deseo lo mejor en estos días de verano, sea que estéis a punto de disfutar de las vacaciones o que las hayáis disfrutado ya, cualquier momento libre es bueno para retomar esos momentos de disfrute y descanso. ¡Aprovechadlos al máximo!

En esta ocasión, os dejo unas pequeñas reflexiones veraniegas, que ¿por qué no? pueden servirnos para ser conscientes de nosotros mismos y de lo que queremos de aquí en adelante.

 

Coaching vacaciones