6 propósitos para mejorar tu desarrollo personal en este nuevo año. Ya casi lo tenemos aquí.

¿Qué ha sido lo mejor de este año?.

Cómo cada año que vivimos, es necesario y saludable hacer un repaso de qué te llevas de este año que termina. Ser consciente de lo vivido te permitirá crecer, aprender e interioridad de forma saludable todas tus experiencias.

De hecho te planteo algunas cuestiones que pueden ayudarte a asentar tus experiencias y resultados este año:

  • ¿Qué ha sido lo mejor de este año?.
  • ¿Cuáles han sido los logros más importantes que has conseguido?.
  • ¿Cuál ha sido la emoción más importante?.
  • ¿Qué cambio de mentalidad has podido interiorizar en los últimos 12 meses?.
  • ¿Cuál ha sido el aprendizaje más importante que te has llevado?.
  • ¿Qué es lo mejor de ti que has podido ofrecer a los demás?.
  • ¿De quién has aprendido más?.

Algunas reflexiones más para analizar los meses vividos

  • ¿En qué has crecido o mejorado este año?.
  • ¿Qué oportunidades te has permitido abordar?.
  • De todas tus fortalezas, ¿cuáles han sido las que más has desarrollado?.
  • ¿Qué libro ha significado un cambio para ti?.
  • ¿En quién te has fijado este año para inspirarte?.
  • ¿De qué te has podido liberar este año?.
  • ¿Cuál ha sido tu mejor descubrimiento personal?.

Como siempre tómate tu tiempo para disfrutar de encontrar las respuestas que te mereces pensar.

Hoy daremos un repaso a posibles ideas y reflexiones que aún te pueden ayudar más en el comienzo de tu nuevo año.

Afrontar una nueva etapa de tu vida siempre es posible. Decide cómo quieres vivirla.

6 Propósitos para mejorar tu desarrollo personal

Abandona ya el modo de pensar todo-nada

Unas breves recomendaciones sobre esta trampa mental que no te ayudará a sentirte mejor. Nos apoyaremos en este apartado en 3 Steps To Free Yourself From An All-Or-Nothing Mindset del blog Pick the Brain. Te propongo a continuación algunas acciones que puedes empezar a poner en marcha:

  1. Deja a un lado las normas y “deberes” que no has creado tú mismo. Prueba a definir mejor tus valores y aquellos compromisos que quieres asumir en los próximos meses. Deja que estos valores guíen tus decisiones, con la sabiduría de que tienes derecho a elegir qué guía tus decisiones.
  2. Cambia el sentido de fracaso por el de oportunidad de obtener feedback sobre tus actuaciones y decisiones. Presta atención a los resultados que obtienes en tu día a día. Son la pista que necesitas para pulir tus actuaciones y decisiones. Ten en mente siempre la pregunta ¿qué puedo aprender aquí en este momento?.
  3. Abandona la meta de ser perfecto porque no te ayudará. Céntrate en lo que eres bueno y qué puedes hacer con ello. Piensa dónde más puedes aprovechar tus fortalezas. Decide cómo puedes extenderlas. Combina varias fortalezas para resolver mejor situaciones que valoras que son un reto para ti. Cuenta contigo, cuenta con tus mejores habilidades poténcialas. Sin valorar y compararte con otros.

Potencia tu mentalidad de crecimiento

La mentalidad de crecimiento es lo que diferencia a las personas que mejoran constantemente su desarrollo personal. Aquellas que se siente con mayor equilibrio personal son las que cultivan su forma de pensar. La forma en cómo te retas y cómo te permites crecer hace la diferencia en todos los ámbitos personales. La mentalidad de crecimiento ayuda a desarrollar mejores relaciones con uno mismo, con la familia, amigos y entorno profesional.

Nos apoyaremos en este punto en  el artículo 15 Small Yet Powerful Mindset Shifts You Can Use to Change Your Life. Fue publicado por Ayodeji Awosika autor del libro The Destiny Formula. Te propongo en este apartado algunas ideas para reflexionar:

  • ¿Y si convirtieras la envidia en curiosidad?.
  • ¿Cómo cambiaría tu vida y tu nivel de competencias si asumieras el aprendizaje como tu única responsabilidad?.  
  • ¿Y si te centraras más en aquello que estás invirtiendo, aprendiendo o creando en vez de etiquetarte con “yo es que soy…”?.
  • ¿Qué ganarías si en vez de focalizar tu energía en mostrar tus títulos, centrarás tus esfuerzos en lo que estás creando, haciendo, desarrollando, aprendiendo…?.
  • Pon el foco también en lo que no quieres hacer. Establece tus límites y las equivocaciones que no quieres cometer.
  • Dirige tu miedo hacia la dirección que te ayude. En vez de temer a equivocarte o no controlar algo, ¿y si usas el miedo para evitar no arrepentirte o no aprender?. Una dosis nivelada de miedo puede hacerte muy valiente.
  • Aprovecha todas las experiencias que viven. Cada una de ellas te proporcionará algo diferente. ¿Eres capaz de aprovechar todo lo que vives?.

En momentos difíciles, date permiso para lo que te hace feliz

Necesitamos 3 experiencias positivas por cada 1 negativa que vivimos. Esta proporción nos permite recuperar el desgaste emocional causado por la activación de las hormonas del estrés y de las emociones negativas. ¿Cómo has afrontado los momentos difíciles este año que ya vas a cerrar?. Podría ser un buen propósito plantearte que:

  • Vendrán sin duda otros momentos difíciles que superaras lo mejor posible.
  • Y será mucho más saludable para ti que tengas preparado tu plan de recuperación. 
  • Sin esperar a que pase la dificultad. Ante una vivencia difícil protege un espacio para hacer algo que te haga sonreír. Tu equilibrio personal lo necesitará.

Apoyándonos en este caso en el artículo If You’re Having a Tough Day, Try the ‘1-2-3 Strategy’ del blog Lifehacker, repasamos 3 acciones que puedes poner en marcha cuando tengas un día difícil. Recuerda, para compensar el desgaste de las vivencias difíciles, puedes:

  1. Termina esa tarea que tienes pendiente. Te servirá poner el foco de atención en aquello que depende de ti. Y además te proporcionará una gran satisfacción personal marcar “hecho” en tu lista de tareas pendientes.
  2. Haz algo que quieras hacer. Lo que te apetezca tanto si es dedicarte un rato a leer, darte un paseo o retomar un hobbie o actividad que te gusta mucho. Lo importante es que sea algo que “quieras hacer”.
  3. Haz algo por los demás, aunque pienses que es algo pequeño. Date permiso para recibir la sonrisa de alguien y potenciar tu sentido de propósito. 

Dedica tiempo y energía a superar tu miedo al cambio

El miedo al cambio te protege de nuevos aprendizajes, emociones, modos de pensar y de hábitos.

Los aprendizajes que has tenido hasta ahora son perfectamente respetables y te han permitido llegar a dónde estás ahora. De hecho, te han ayudado a ser quién eres. Ahora bien, todo cambio tiene una fase de aprendizaje inicial en el que sientes que controlas una parte y otra no. En esta última está tu reto.

Aprovecharemos en este apartado algunas recomendaciones de Gustavo Razzetti autor de liberationist.org.

Reflexiona algunas ideas sobre tu miedo al cambio:

  • Aprendiste a montar en bicicleta probando cómo se hacía y con alguna ayuda y protección. ¿Cómo podrías contar con ayuda y algo de protección para asumir ese cambio que tienes pendiente?.
  • Tu trayectoria vital está llena de grandes y pequeñas  decisiones. Repásalas encuentra tu fuerza interior a la que quizá no estés prestando atención. Tráetela al presente y aprovéchala en ese cambio y supera cada fragmento de miedo.
  • Asume que hay cosas que no puedes controlar, ni siquiera la reacción de las personas. ¿En qué te puedes centrar que dependa de ti en ese cambio que necesitas abordar?.
  • Si los resultados de tu proceso de cambio no son lo que esperabas, interioriza y sácale provecho. ¿Qué información te está proporcionando esa equivocación?. Piensa, ¿Qué microcambio puedes hacer?.

Céntrate en 6 preguntas clave para conseguir lo que quieres

Jay Steven Levin en Forbes Coaches Council, nos propone centrar nuestros esfuerzos en preguntas que nos impulsen al crecimiento y a mirar hacia adelante. Te en mente siempre estas preguntas para evitar “liarte” mental y emocionalmente:

  • ¿Qué es lo verdaderamente importante?
  • Piensa, ¿qué es lo que realmente quieres hacer?
  • ¿Qué estás haciendo?
  • ¿Está funcionando?
  • ¿Qué plan has creado para ese compromiso?
  • ¿Cuál es tu verdadero compromiso?

Tu mente necesita la adversidad para crecer y prosperar

Brianna Wiest en su blog de Medium, nos recuerda reflexiones importantes sobre los miedos y la incertidumbre.

  • Aunque no te lo parezca tu mente es “anti-fágil”. Es decir, mejora y crece con la adversidad.
  • Tu mente tiende a prestar atención a la amenaza menos probable. Si consideramos una dificultad como muy probable, la afrontamos y la resolvemos. 
  • La mente tiende a preocuparse de la amenaza menos probable así te protege del cambio y justifica la energía que estás invirtiendo en tu miedo.
  • La anti-fragilidad necesita tensión, resistencia, adversidad y dolor para romperse y transformarse.

  • Puedes aprovecharte de tu capacidad para ser resistente a la fragilidad siendo protagonista de tu vida, en lugar de temer tus emociones y quedarte al margen.

Conclusión

Recuerda, interiorizar las vivencias que has experimentado este año, es muy importante para tu equilibrio personal. Hoy te he propuesto abordar 6 propósitos para mejorar tu desarrollo personal:

  • Abandonar el modo de pensar “todo-nada”.
  • Potenciar tu mentalidad de crecimiento.
  • En momentos difíciles, date permiso para lo que te hace feliz.
  • Dedica tiempo y energía para superar tu miedo al cambio.
  • Céntrate en 6 preguntas clave para conseguir lo que quieres.
  • Tu mente necesita la adversidad para crecer y prosperar.
¿Cuál es tu propósito pendiente para este año que va a comenzar?
¿En qué áreas de tu vida piensas que puede impactar este nuevo propósito?
¿Cómo te sentirías si realmente consiguieras ponerte en marcha?

Y si te apetece y puede ayudarte...