En momentos de descanso y de disfrute, posiblemente veas las cosas con más perspectiva y claridad ¿a que sí?. Aprovéchate. Cuida tus decisiones como fuente de autoestima y bienestar. 

Quizá hayas vivido en los últimos meses, situaciones difíciles y en las que todavía no has tomado una decisión.

¿Y si aprovecharas este momento para pensarlo con calma?

En periodos de descanso y disfrute, tus capacidades cognitivas y recursos personales suelen tener mayor fortaleza.

Quizá es un buen momento para tomar decisiones sobre:

  • Tus estudios.
  • Esas relaciones con las que estás sufriendo.
  • Esos objetivos que te hacen ilusión pero que los has estado postergando.
  • Tu forma de vivir tan estresante.
  • El tipo de conversaciones que sueles mantener.
  • Esas excusas que siempre tienes presente.
  • Esos cambios que no acabas de aceptar.

Toma las riendas de tu vida. Aprovecha este momento para que sea un punto de inflexión para ti. Empieza a tomar pequeñas decisiones que hagan que en unos meses, te sientas orgulloso.

Cuidarse también implica tomar decisiones. ¿Tomarás decisiones para ser feliz? 🙂

Te dejo hoy una revisión de algunas lecturas que quizá puedan ayudarte. 

12 lecturas para impulsar tus decisiones

¿Cuál es tu actitud cuando tienes decisiones pendientes?
¿Qué ganarías si tomaras esa decisión pendiente?
¿Cuánto quieres aprender con tus decisiones?

Y si te apetece y puede ayudarte...