7 habilidades personales que no puedes dejar de aprender. ¿Por qué hoy esta pregunta?. Porque me parece crucial. Personas como tú a nivel particular y en empresas como la tuya han estado invirtiendo ya. La diferencia que tienen los profesionales que sobresalen son sus habilidades personales. Las personas que están viviendo con un mayor equilibrio personal, son las que están potenciando sus habilidades personales. Los equipos de trabajo que están siendo más competentes son los que están aprendiendo a mejorar sus habilidades. 

Tu conocimiento y sabiduría a nivel técnico se quedarán a un menor nivel, sin las mejores habilidades personales. Bien sea habilidades que te permitan una mejor gestión personal. O bien, habilidades que te permitan relacionarte mejor con las personas en tu trabajo. 

¿Cómo dirías que son tus habilidades personales?. ¿Te ayudan a sentirte mejor?. ¿Tus habilidades personales potencian el impacto de tus conocimientos?.

7 habilidades personales que no puedes dejar de aprender

En uno de los artículos de la revista Forbes, Unlocking the soft skills within your workforce, Lital Marom, ya nos lo adelanta. Tanto  los informes aportados por la consultora McKinsey como el Co-director of Harvard’s Change Leadership Group, Dr. Tony Wagner nos hablan del gran impacto de las habilidades personales. 

Para el año 2030 serán cruciales las habilidades tecnológicas, las habilidades sociales y emocionales así como las habilidades cognitivas. 

El aprendizaje de estás últimas, las habilidades personales no requieren de memorizar una serie de conceptos para acordarse de ellos después. Requieren de un proceso de aprendizaje más interno y personal. Realmente el aprendizaje de habilidades personales pasa por un proceso de desbloqueo y descubrimiento personal. Este proceso, te permite mediante la aplicación en la vida diaria, hacer tuyas estas habilidades e incorporarlas a tu repertorio personal.

El desarrollo de habilidades personales te facilita además desarrollar tu mentalidad de crecimiento. Es my frecuente que las personas y equipos de trabajo que invierten en el aprendizaje de  habilidades, mejoren en su mentalidad de crecimiento. 

Aprender habilidades requiere de análisis, autoconocimiento, reflexión, curiosidad, imaginación y pensamiento crítico. Con lo que, suele ser muy visible, que cuando las personas desarrollan sus capacidades personales, logran cambiar su mentalidad hacia sí mismos, las personas y relaciones y las situaciones que viven. 

¿Y cuáles son las habilidades personales en las que están invirtiendo personas como tú y empresas como la tuya?

Vamos a hacer un repaso. Nos falta muy poco para acabar el año. Quizá pueda venirte bien esta reflexión de hoy para establecer tus próximos retos personales. Espero que puedan ser de tu interés, ya que este resumen parte de lo que muchos de mis clientes han decidido que son sus retos prioritarios.

A menudo las habilidades personales marcan la diferencia entre las personas felices de las que sufren más de lo que toca. Las habilidades personales marcan la diferencia entre los mejores profesionales y los que no consiguen buenos resultados.

Maite Finch

Organización personal y productividad

Sí fundamental. Las personas que se organizan y que marcan sus prioridades tanto a largo plazo como en el corto plazo, se sienten mejor. Su capacidad de atención está mucho más centrada y es más eficiente. No sufren tanto por tener cien cosas en la cabeza pendientes de que no se les olvide.

No tienen tanto miedo y tanto estrés. Cuentan con el apoyo de nuevas tecnologías, y además, aplican sus esquemas mentales para ayudarse a decidir. 

Incluyen en su agenda, tiempo para pensar y reflexionar. Asumen que en su agenda tan importante es organizar tiempos para concentrarse en lo importante cómo tiempos para desconectar y disfrutar. 

Deciden. Son protagonistas de su vida laboral, personal, social y familiar. El tiempo no “les come”. Estas personas deciden su tiempo. Han aprendido a decir NO, sin sentirse culpables. Y además, han aprendido a ofrecer soluciones y alternativas a las demandas del día a día. Tienen la mente mucho más despejada para tomar decisiones, crear soluciones y ser más creativos y eficientes.

Hábitos y Técnicas de Estudio

Desde adolescentes a adultos que están en procesos de estudio. Conocer cómo funciona su cerebro a la hora de estudiar, y aprender de sus necesidades personales. Las personas que aprenden sobre sí mismos y sobre nuevas técnicas de estudio, están obteniendo mejores resultados. 

Empeñarse en estudiar como siempre lo has hecho cuando tienes que abordar el reto de obtener el mejor resultado en unas oposiciones, no ayuda. 

Los nuevos métodos de evaluación para estudiantes en general, hacen imprescindible que el alumno aprenda a cambiar sus estrategias. 

No se requiere que el alumno aprenda de memoria, sino que comprenda de verdad y sea capaz de emitir juicios discriminativos. Además, se requiere que se aprenda a aplicar lo aprendido no solo a recordar de memoria una serie de datos. Aprender a razonar lo aprendido debe estar incluido en el proceso de estudio. Las técnicas tradiciones de memorización pueden dejarte con resultados medios en tu proceso de estudio. 

Por ello es importante, conocer cómo funciona el cerebro cuando aprende. Es esencial, saber cuáles son las condiciones que demanda tu cerebro para asentar el aprendizaje. Y así, aplicar los mejores métodos para optimizar tus resultados. 

Manejo de ansiedad

Adolescentes, adultos, líderes, profesionales técnicos, padres, profesores, equipos. Desde cualquier sector profesional, y desde cualquier perfil personal, el manejo de la ansiedad es un objetivo prioritario para poder disfrutar de la vida. 

Me suelo encontrar dos extremos cuando trabajo este objetivo. Personas que tratan de ignorar su ansiedad y se esfuerzan enormemente en seguir con su vida como si no pasara nada. Hábito que multiplica la ansiedad enormemente dejando un gran coste emocional y físico. O bien, personas que, sin saber bien cómo, se han dejado invadir por las sensaciones de ansiedad. En este caso, están viviendo estados de ansiedad generalizada, que les impide ser felices y disfrutar de su vida con normalidad.

En ambos casos, los hábitos aprendidos son muy poco saludables y con gran coste emocional y personal para ellos. 

Es muy frecuente, en las personas que sufren o evitan prestar atención a su ansiedad, plantearse un objetivo. No sentir. Se parte de la base que lo que “debería ser” es no sentir nada de ansiedad. Y aquí, a parte de otras consideraciones y objetivos de trabajo, parte una idea errónea.

Es importante sentir ansiedad. Esta emoción es una señal de nuestro cuerpo que nos avisa de que algo no encaja con lo habitual. Es una señal de que necesitamos abordar esa situación con nuevos y mejores recursos de los que utilizamos habitualmente. Si no haces caso de esta señal o te dejas invadir por ella, es cuando la ansiedad toma el control de tu vida.

El objetivo es regular la ansiedad hasta un nivel de alerta saludable que te permita desempeñar mejor el reto que tienes por delante. 

Inteligencia Emocional

Culpa, vergüenza, tristeza, apatía, miedo, dependencia emocional, desánimo, bloqueo emocional, decepción, conflictos personales… Emociones con las que determinadas personas han estado acostumbrándose a vivir, hasta que afortunadamente, han decidido abordarlas y superarlas. No les ha dado miedo pedir ayuda y han empezado un gran camino de aprendizaje, superación y cambio.

Aprender cuál es la función de estas emociones, de dónde provienen, por qué se han mantenido tanto en el tiempo, y cómo pueden resolverlas, son algunos de los objetivos cruciales en inteligencia emocional. 

Una de las consecuencias más sobresalientes de no gestionar las emociones y “cargar con ellas” mucho tiempo es que se generalizan. Conforme pasa el tiempo, cada vez son más las situaciones por las que uno se siente culpable. Cada vez son más las relaciones dependientes que algunas personas crean a su alrededor. Con mayor frecuencia y en un mayor número de situaciones se pierde la ilusión y la alegría.

Por eso es tan importante, que con urgencia, inviertas en aprender inteligencia emocional si “arrastras” a diario el peso de las emociones negativas.

La mejor noticia es que personas como tú ya han aprendido. Ya disponen de mejores habilidades personales que le ayudan en su día a día superar las emociones difíciles. Recuerda, el objetivo de la inteligencia emocional, no es que no sientas nunca más tristeza o decepción. El objetivo es que cuando lo sientas, sepas cómo abordarlo y te permita seguir adelante aprendiendo de ti mismo. Son bloqueos, sin sufrimientos gratuitos. 

Inteligencia Conversacional

Hay conversaciones que inspiran y hay conversaciones que bloquean a las personas. Bien sea que:

  • Necesites relacionarte mejor con tus clientes.
  • Te hayas planteado impactar mejor a tus alumnos.
  • Necesites mejorar el impacto de tu liderazgo con tu equipo.
  • Te hayas propuesto relacionarte mejor con tus compañeros de trabajo de otros departamentos.
  • Sencillamente, quieras que tus conversaciones inspiren a las personas de tu alrededor.

La inteligencia conversacional es la habilidad que te ayudará a que tus interlocutores estén más receptivos, os entendáis mejor y las conversaciones sean más satisfactorias.

Posiblemente, no te des cuenta pero a veces no se conversa. Se habla para imponer. En ocasiones, se comunica para demostrar la posición propia. Se hacen preguntas para las que ya se conoce la respuesta. A menudo, no se escucha. Se piensan las respuestas mientras el otro habla. Pero no se conversa.

Actuar de esta forma tanto en entornos profesionales como personales, dificulta las relaciones. Genera conflictos y malos entendidos. Distancia a las personas. Impide la comprensión y el descubrimiento mutuo. Centra las interacciones en los desacuerdos más que en los puntos en común. Impide conocer las fortalezas de la otra parte.

Comunicar es crear conversaciones para conectar con  otra persona y crear conjuntamente espacios nuevos. 

¿Y tú como comunicas?. ¿Cuál es tu propósito?. ¿Facilitas con tu conversación que ambas partes seáis protagonistas?. ¿Ayudas a crear escenarios nuevos compartidos?. ¿Escuchas para crear un espacio común o para buscar lo que os distancia?. 

La inteligencia conversacional está ayudando a muchos profesionales actualmente. Desde docentes, a líderes, a los miembros de equipos de trabajo distintos, a comerciales, y a todas las personas que creen que se pueden generar mejores relaciones personales. 

Desarrollar personas y potenciar equipos

¿Cuáles están siendo los retos principales de los líderes en las empresas hoy?. Desarrollar personas y potenciar los equipos de trabajo. 

Hoy un líder que se dedica únicamente a distribuir tareas, hacer un control de plazos de entrega y resolver las urgencias del día a día, es un líder que se queda a medias. Las empresas, y concretamente los espacios dirigidos por un líder necesitan ser escenarios en los que creer y crecer. 

Es importante que el equipo de trabajo esté “enamorado” de sí mismo y “enganchado” al proyecto de empresa. El líder tiene la responsabilidad de crear que ese conjunto de personas quiera trabajar conjuntamente y bajo su liderazgo. Porque juntos son mejores. Y también porque comprueban día a día que en ese entorno de trabajo se crece personal y profesionalmente hablando.

Para ello, el líder actual, asume las responsabilidades y el aprendizaje de habilidades relacionadas con su:

  • Capacidad de comunicación y conversación.
  • Habilidad para provocar conversaciones que ayuden a desarrollar la autonomía de las personas.
  • Capacidad para crear conversaciones sobre el desempeño que realmente sean útiles para que las personas crezcan.
  • Nivel de Inteligencia Emocional para potenciar su autoconocimiento, autogestión personal, desarrollo de equipos y creación de relaciones resonantes.

Y además...

  • Capacidad para ser asertivo y proporcionar tanto feedback positivo como de mejora. Siempre de manera constructiva y con la finalidad de que las personas crezcan con estos mensajes de forma clara y comprobable.
  • Habilidad para fomentar valores y criterios de actuación que permitan ser una guía para todos.
  • Capacidad para crear conversaciones mediante el uso de más preguntas provocadoras que “sermones” sobre lo que debe ser o no ser. 
  • Habilidad para conocer lo que motiva a cada persona y al equipo de trabajo. Conocer sus fortalezas y áreas de mejora y establecer agendas de aprendizaje para todos.
  • Nivel de análisis del funcionamiento interno de los equipos. De esta forma podrá trabajar con el propio equipo para potenciar los resultados.

¿Y tú como líder estás invirtiendo en aprender estas habilidades?

Manejo de entrevistas de trabajo y entrevistas comerciales

Bien sea que estés en proceso de búsqueda de empleo o bien que necesites optimizar tus entrevistas comerciales. Prepararse las entrevistas profesionales en general es importante por el resultado y por tu percepción de valía.

Una entrevista es un espacio de descubrimiento mutuo y una oportunidad de conectar e iniciar colaboraciones beneficiosas para ambas partes. 

Las personas que están aprendiendo esta habilidad consiguen:

  • Expresar mejor su mensaje.
  • Conversar para llegar a acuerdos.
  • Transmitir su mejor valor personal y profesional.
  • Aprender a escuchar cuáles son las necesidades del receptor para adaptar sus argumentos y preguntas.
  • Aprovechar sus fortalezas para enlazarlas con lo que necesita el interlocutor.
  • Aprender a resolver posibles objeciones de la otra parte, ya que son una señal de interés que es importante que no dejes pasar.
  • Asumir que el feedback recibido es una oportunidad para cuestionarse y mejorar.
  • Defender mejor porque consideran que su propuesta de valor puede servir al interlocutor.

Conclusión

Acuérdate, 7 habilidades que es importante que revises. Reflexiona si estás dando lo mejor de ti en cada una de ellas. Analiza cuáles son tus fortalezas y cuáles podrían ser tus próximos retos personales:

  • Organización personal y productividad.
  • Hábitos y técnicas de estudio.
  • Manejo de ansiedad.
  • Inteligencia Emocional.
  • Inteligencia Conversacional.
  • Desarrollar personas y potenciar equipos.
  • Manejo de entrevistas de trabajo y entrevistas comerciales.
¿Cuáles de estas habilidades ya forman parte de tus recursos personales?
¿Qué habilidades serían tus próximos retos?
¿Qué beneficios obtendrás de las habilidades que has decidido mejorar?

Y si te apetece y puede ayudarte...