Sí, tu equipo tienes al menos unas 6 preguntas en su mente a las que busca respuesta constantemente en cada una de las interacciones con el líder y por supuesto con el equipo. La autora mencionada las identifica como instintos vitales. Son tan importantes y tan esenciales, que el éxito de nuestro equipo puede depender de ellos. Habitualmente los líderes y los propios miembros del equipo, reportan quejas como conflictos, desconfianza, conversaciones que alteran su equilibrio emocional, malestar, aislamiento, etc y como es de esperar, generan bajo compromiso, evitación de conversaciones con el líder o con algún miembro del equipo, y en definitiva poco trabajo en equipo y poca colaboración.

preguntas equipo

¿Cuáles son esas preguntas a las que tanto necesitamos responder afirmativamente para poder mantener un entorno de confianza en el equipo  y con el líder?. ¿Por qué debemos prestarles atención?

Las seis preguntas que los miembros del equipo se plantean en cada una de sus interacciones diarias buscan poder aportar señales de tranquilidad a las personas. Recordemos que todo nuestro sistema nervioso se activa para ponernos, en «modo defensivo» o en «modo colaborador», cuando encontramos señales que justifican o no, nuestras expectativas negativas y dudas. Y uno u otro tipo de activación emocional afecta a ese compromiso, a la colaboración, y a las conversaciones constructivas que estás demandando a tu equipo.

Consulta la Neuroquímica de la Confianza para entenderlo mejor aquí

Veamos cuáles son esos instintos vitales y las preguntas que necesitan ser respondidas afirmativamente:

Justicia

¿Siento que es justa esta relación? ¿Hablamos en modo «nosotros» o en modo «yo»?

Propiedad

¿Tenemos un sentido de propiedad? ¿Está claro lo que es mío y es tuyo? ¿Tenemos unas reglas de compromiso?

Reciprocidad

¿Cuidas de mi y yo de ti? ¿Qué comportamientos positivos activamos para cuidarnos mutuamente?

Cooperación

¿De qué forma aunamos fuerzas y trabajamos para apoyarnos mutuamente y satisfacer ambas necesidades?

Expresión

¿Nos damos espacio para expresar y compartir lo que pensamos?

Estatus

¿Nos sentimos orgullosos de nuestro rol social y nos respetamos mutuamente?

Si los miembros del equipo responden que no a cualquiera de estas preguntas en las dinámicas que generan, con su líder y con sus compañeros, activarán el «modo defensivo», y cualquier comunicación estará sesgada por el funcionamiento de nuestro cerebro en esta modalidad. Es aquí cuando nos encontramos actitudes de negación, de evitación, de queja, de objeciones continuas, etc.

Lo más habitual es que cuando nos encontramos estas actitudes sigamos conversando con estas personas para hacerles ver que no lo están haciendo bien, que no nos entienden, que no están siendo colaboradores, que no se puede hablar con ellos, etc.  ¡y es cierto!, no pueden. Les es muy difícil mostrarse colaboradores, receptivos, no pueden ver alternativas, ventajas, aportar nuevas ideas. No podrán mientras mantengamos su sistema nervioso activado en «modo defensivo». Si no lo tenemos en cuenta, nos enfrascaremos entonces, en conversaciones en las que gana el que más insiste pero no se acaba cubriendo la verdadera necesidad que hay detrás. Además, no se trata de ganar sino de compartir mutuamente un compromiso y un plan de acción.

Es pues, una vez más responsabilidad del líder asumir:

  • El análisis de su propio modo, defensivo o colaborador
  • El análisis de las actitudes de sus colaboradores
  • la identificación de conversaciones que no están siendo ni eficientes ni productivas ni tienen la emoción adecuada para la tarea que queremos abordar
  • El no realizar juicios, sino tratar de comprender motivos
  • El aprendizaje de cómo conversar de manera que las necesidades de los implicados se perciban como cubiertas
  • El aprendizaje de cómo desarrollar conversaciones constructivas que generen confianza y compromiso
  • El análisis de su interacción con cada uno de los miembros de su equipo y las interacciones entre ellos
  • Analizar en qué puede mejorar en la mejor herramienta que tiene a su alcance para liderar: la comunicación y el impacto emocional que crea
  • El aprendizaje de técnicas de inteligencia emocional

Entonces ¿estás teniendo en cuenta estas preguntas por parte de los miembros de tu equipo?

¿has pedido en alguna ocasión feedback sobre estos temas? ¿te planteas por qué alguien tiene reacciones defensivas?

Estas son pues las

6 preguntas que tu equipo necesita poder responder afirmativamente

¿Cómo crees que responderán?

¿Has pensado que posibles problemas de confianza, compromiso y conflictos no se resuelven quizás porque no están cubiertos estos instintos vitales?