La productividad y positividad en la empresa se ven afectadas por el tipo de conflicto que se sufre en cada tipo de empresa. Con lo que el compromiso, implicación, resultados, y mejora en los procesos se va reduciendo por momentos.

En muchos de los casos de coaching de equipo con los que trabajo, se puede evaluar enseguida varios casos de conflicto que generan que la organización no evolucione, que sea cada vez menos competitiva, y que resulte difícil que se diferencie con una marca personal clara.

 

¿Qué tipo de conflicto hay en tu empresa?

conflicto en empresas

Así pues encontramos conflictos, y conductas que los potencian, según la orientación de la empresa, como:

Competencia Interna y excesiva orientación a resultados:

– Lo que importa son los resultados de mi departamento a costa de la colaboración con otros departamentos.

– Las prioridades de mi departamento son más importantes que las de otros.

– No hay visión global ni estratégica.

– No hay sinergias.

– Importa más cuánto conseguimos que cómo lo conseguimos.

Hiperactividad y Supervivencia:

– El más rápido, el más fuerte, el que pone más impedimentos, es el que sale ganando.

– Se producen errores, solapamientos e incoherencias en los procesos de la empresa.

Conformismo con bajos resultados y prioridad de relaciones:

– Lo que importa es que nos llevemos bien, así que no voy a decirle a nadie que podría mejorar su trabajo.

– A los perfiles tóxicos y poco implicados, se les aisla. A medio o largo plazo, el resto del equipo «aprende» que vale la pena ser tóxico.

– El equipo pierde su potencial de desarrollo y con ello se ve afectada la eficiencia de la organización.

– Tampoco se asumen los roles de liderazgo porque eso implica crearse problemas con los demás.

Resistencia, zona de confort y sensación «burbuja»:

– Se considera que nuestra empresa es especial y que no podemos ni debemos funcionar como otros.

– Los cambios se rechazan porque generan miedo a la pérdida de poder y de competencia.

– Se bloquea cualquier esfuerzo de mejora continua porque ello implicaría «bandos» a favor  y en contra.

 

¿Vas a dejar que el conflicto bloquee el potencial y éxito de tus equipos?

Los procesos de coaching de equipo ayudan a gestionar el funcionamiento intra e inter equipo.