Lo mejor de nosotros mismos lo damos habitualmente en los momentos de crisis  o de situaciones difíciles.

Ahora bien, como he comentado en otras ocasiones, no es necesario llegar a estados de crisis, en los que corremos el riesgo de que el esfuerzo nos pase una factura emocional considerable. En lugar de ello, podemos seguir trabajando en nuestro desarrollo personal y profesional, y mantenernos activos en el desarrollo de nuestro potencial como líderes.

Hoy, me gustaría llamar la atención sobre dos tipos de líderes:

– Aquellos que se mantienen en la «inercia» de su día a día.

– Aquellos que se orientan a su potencial.

Estos últimos, se caracterizan porque tienen como estandarte continuo una serie de valores que les orientan a la excelencia y a la superación. En esta ocasión y basándonos en el autor del test, señalaremos cuatro valores esenciales de un líder, que conforman lo que Quinn denomina «El estado esencial del Liderazgo»

Pero antes de desvelarte cuáles son los 4 valores, te invito a que realices este test y analices qué tipo de líder estás siendo actualmente. Para ello, marca en cada bloque la/s afirmación/es que corresponda a:

– Lo que hacías cuando estuviste en tu mejor momento o aquella situación en que fuiste » tu mejor Tú» (la mejor versión de ti mismo).

– Lo que haces actualmente de forma habitual.

Después reflexiona con las indicaciones para la solución del test, al final de este post.

Si lo deseas puedas enviarme el resultado con la consulta que desees y podemos comentarlo bien por correo, chat, teléfono o skype.

Los 4 valores esenciales de un Líder. Test.

Test original: The Fundamental State of  Leadership. Robert. E. Quinn

Los 4 valores esenciales de un líder

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cómo trabajar los resultados

Solución. Valora tus resultados.Valores que corresponden a cada bloque:

Bloque 1 = Orientación a resultados

Bloque 2= Orientación interna

Bloque 3= Foco en otros

Bloque 4: Apertura al entorno

Compara las afirmaciones que has marcado en cada bloque analizando la diferencia entre el pasado y el presente (lo que hacías en tu mejor momento y lo que haces actualmente). ¿Hay una diferencia significativa? ¿Qué conclusiones extraes?

Conclusión.
En ocasiones los líderes permanecen en un estado continuo de «ser y hacer lo que se necesita», es como un estado de «inercia» en el que vamos actuando para cumplir con lo necesario. Ahora bien, muchos retos requieren de unos estándares de acción más altos, requieren de unos valores y capacidades esenciales que nos llevan a un desempeño superior, orientados a mostrar lo mejor de nosotros. Es el desarrollo de nuestro potencial. Esto último es lo que se llama «El estado esencial del líder». Éstas son las diferencias:

En el estado «normal» de «inercia»:

– Estamos orientados a la comodidad y al conformismo.

– Nos movemos y actuamos en relación a las peticiones o quejas de otros, aunque sea para «que haya paz».

– Mi foco de atención soy yo.

– Cerrado al entorno. Bloqueo o reduzco cualquier estímulo externo con tal de centrarme en mi cometido y evitar riesgos.

En el estado «esencial del líder»:

– Estamos orientados a los resultados

– Actúo de acuerdo a mis valores

– Mi foco de atención son los demás.

– Apertura al entorno. Aprendo de mi entorno y reconozco las señales para el cambio.

¿Hemos marcado suficientes afirmaciones para decir que nos guiamos por los 4 valores esenciales del líder?