1003565_461778870593865_377345103_n

Sí, me ha dado por pensar en el talento de Mandela, desde mi rincón, una pequeña reflexión a la que sin duda faltará mucha información que desconozco, que otros expertos sabrán mejor que yo.

No suelo publicar ni escribir entradas en festivos, porque por mi parte, quiero que todo el mundo descanse y disfrute. Pero como me gusta hacer lo que me apetece y hacer excepciones cuando me viene en gana, pues aquí estoy. Esto es un simple… me apeteció…

Todos los medios de comunicación os darán la máxima información sobre su vida, se lucha y todos los logros que consiguió. Todos los líderes políticos, dan su pésame y reconocen la valía de esta PERSONA. Y me parece genial, de sabios es reconocer a quién es mejor que nosotros. Todos hablan de que es, fue un ejemplo a seguir.

Ahora bien, para mi reúne algo más que un ejemplo a seguir. Reúne cualidades y acciones dignas de nombrar. A mi que me gusta «mirar» en las personas aunque no las conozca, desde luego puedo indicar que, repito al menos para mí, Nelson Mandela nos mostraba:

– La sonrisa feliz, comprensiva, y tranquila del que ha vivido los peores tormentos y los ha sabido incluir en una vida que ha diseñado para sí mismo y para los demás, sacando lo mejor de todo ello.

– La expresión  y la mirada del que facilita la comunicación, pero que tiene las ideas muy claras sobre sus valores, y tal cual actúa.

– Una vida llena de acciones y no solo de ideas, con las que supo mostrar e impactar a todo el mundo

– Una cercanía a cualquier persona de cualquier posición social, ideología o país.

Por lo que vemos en los medios de comunicación, la gente le llora sí, pero celebran con sonrisas y cantos la dicha de haber compartido su vida o haberse sentido influenciados por sus acciones.

Y la pregunta que me vino a la mente fue…

¿y si la mejor manera de honrarle fuera hacer lo que él hizo? ¿hacer? ¿poner en práctica y defensa tus sueños y valores?

Pensaba en global y se me ocurrió que está muy bien que todos reconozcamos su valía y lloremos (cada uno a su manera) su pérdida, pero creo que el mundo, y cada persona en particular, le honraría mucho más, conseguiríamos que su vida no fuera en balde, si todos fuéramos responsables de ACTUAR para el bien propio y el de los demás, como él lo hizo.

¿actúas?

El mundo necesita menos palabras y más acciones.

Nada más por hoy.. ¡feliz fin de semana! 😉

Si lees esta entrada estos días de vacaciones, te lo agradezco pero sigue recordando: ¡es tu turno!