Cómo hacer la digestión emocional tras las vacaciones

¡Bienvenidos de nuevo!. Espero que hayas podido desconectar y disfrutar, o ¡tengas oportunidad en breve!. En el transcurso del año, tenemos afortunadamente varios periodos de tiempo en el que oficialmente podemos descansar y desconectar, de las rutinas profesionales y personales. Un tiempo para darnos permiso para hacer las cosas diferentes y vivirlas de modo distinto. Siempre he pensado, que aunque en estos periodos tengamos más oportunidad, estaría bien que esto fuera una oportunidad en cualquier momento del año. Buscar y darte permiso a lo largo de las semanas, meses para micro descansar y micro desconectar. Porque lo habrás comprobado, funcionamos mucho mejor cuando el cerebro tiene oportunidad de tomar distancia. 

Las neuronas, las conexiones cerebrales, las asociaciones y los aprendizajes, se asientan mejor cuando te das la oportunidad de tener descansos para que no haya tantas prioridades ni demandas. 

Y aunque nos tomemos estos periodos de desconexión, la vida sigue. Tengo bastante interiorizado el hábito de desconectar y en vacaciones ¡aun más!. Espero que cada uno de vosotros lo haya conseguido, por lo menos, mejor que en ocasiones anteriores. Como decía, la vida sigue y aunque te desconectes, de vez en cuando te asomas a cómo va la realidad, la sociedad, etc… ¡Y vaya!. Ha estado llena de acontecimientos y emociones. Y también es importante hacer la digestión emocional después de vacaciones.

Quizá haciendo algunas reflexiones este verano, totalmente al azar, me he quedado con conceptos que he asociado a hábitos personales que considero importantes que todos tengamos presente en el día a día. Te invito a algunas ideas.

Apostar por lo que crees y por lo que te hace feliz

No sé si lo recordamos ya 😊, pero este verano hemos tenido una cita común, votar por lo que creemos que puede aportar más a nuestra vida, y a nuestra sociedad. También, entre otros acontecimientos, hemos presenciado una gran victoria de la Selección de Fútbol Femenino en el Mundial 👏🏻😊. Si me permitís que haga ciertas conexiones…, ambos acontecimientos requieren de una apuesta por lo que crees y por aquello que te hace feliz, y va acorde a tus convicciones. Más allá del ejemplo que estas campeonas femeninas han conseguido a nivel social y deportivo, que sé que lo sabes. Y más allá de lo que hayas votado, de verdad. Me surgen una serie de reflexiones que pudieran aprovecharse el día a día de cada uno de nosotros. 

Coaching. Reflexiones para ti. A ver dónde te pueden llevar en tu digestión emocional.

  • ¿Cuáles son los motivos que te llevan a defender lo que defiendes?. 
  • ¿Qué emociones hay detrás de tus elecciones y creencias? ¿Cómo te ayudan esas emociones a ser mejor persona y aportar a otros?
  • ¿Cuánta implicación realmente demuestras en aquello que te importa?
  • ¿Cuál es la mejor forma para ti de coordinarte con otros para conseguir un gran resultado y bienestar en equipo (sea este profesional o familiar)?
  • ¿Eres capaz de centrarte en lo mejor que puedes dar en cada momento ,para apoyar lo que necesita ese equipo o grupo, más allá de que podría gustarte aportar otra cosa?
  • ¿Cómo haces para respetar las elecciones de otros, las decisiones de otros, y los criterios grupales, por encima de los individuales, en las situaciones que así se necesita?
  • En tu día a día, seguro que lo has hecho por las Campeonas, pero, en tu día a día, ¿eres capaz de alegrarte de las victorias de otros?

Trabajar en Equipo

Una de las bases fundamentales para trabajar en equipo es la seguridad emocional. La seguridad que tiene cada miembro del equipo en que puede confiar que los otros van a estar ahí para uno. Bien sea para ser escuchado, apreciado, o ser merecedor de invertir tiempo en ayudarle. 

Sea que pensemos en el trabajo en equipo de los partidos políticos, de las campeonas de la Selección Femenina de Fútbol o incluso, a nivel familiar… esa seguridad emocional necesita estar presente. 

Ahora mismo solo tengo que pensar en la confianza que nos permitió organizar mi reciente cumpleaños en una numerosa comida familiar🤣, que salió genial. 

Pero vamos a lo importante, 😜. 

Coaching. Reflexiones para ti. A ver dónde te pueden llevar en tu digestión emocional.

  • ¿Cuál es el mejor papel que puedes ofrecer cuando trabajas en equipo?
  • ¿Cómo te sientes al necesitar respetar que el rol de otros lo harías de otra forma?
  • ¿Cuál es tu forma de respetar posibles discordancias en contenido o forma?
  • ¿Eres capaz de valorar lo mejor de cada participante y aprovecharlo para conseguir el resultado final?
  • ¿Cómo vas de adaptación cuando los resultados no son exactamente como tenías en tu cabeza?
  • ¿Qué ofreces conscientemente a los demás para que se sientan seguros emocionalmente?

Dimitir

Palabra en boca de todos en estas semanas, ¿eh?. ¿Qué le vamos a hacer? 😉. Más allá del evento que ha propiciado este término en los últimos días, quitando protagonismo a una vivencia grandiosa de un equipo deportivo, me hago algunas reflexiones. En los últimos dos años, a nivel más micro y profesional, he tenido la oportunidad de acompañar desde las sesiones de coaching a personas que han optado por dimitir. Ojo, vamos a darle más significados a este concepto. Y no sólo el de dimitir porque alguien se ha excedido en su autoridad y funciones. 

Coaching. Reflexiones para ti. A ver dónde te pueden llevar en tu digestión emocional.

Dimitir es una posibilidad de acto voluntario que se lleva a cabo cuando la situación, el cargo, el rol… entra en gran contradicción con quién eres, y aquello que crees merecerte, y en lo que crees. Me gustaría darle valor hoy a este acto de dimitir. Porque en los últimos meses han habido varias mujeres, hombres también (quizá menos pero recuerda que hablo desde mi entorno profesional) que han tenido la valentía de dimitir. Se encuentran ahora afrontando nuevos retos y mejores emociones. En todos estos casos, la situación de la que se fueron era:

  • Tóxica
  • De maltrato
  • Abusiva
  • Despreciativa
  • Insostenible para la seguridad emocional de la persona en cuestión

Entonces, haciendo de la dimisión un acto posible para ti y quizá necesario para tu supervivencia emocional, en tu caso:

  • ¿De qué o quien te gustaría dimitir y no te atreves?. A veces podemos dimitir de ideas, creencias, personas o situaciones…
  • Dimitir no es un fracaso, es una acción de cuidado personal, supervivencia,  y coherencia con los valores de uno mismo, ¿necesitas cuidarte mejor en los próximos meses?
  • ¿Qué emociones tóxicas estás aguantando y no es necesario?
  • ¿Cómo podrías darte la oportunidad de cambiar lo que no te gusta?
  • ¿Qué necesitarías hacer para que en esa situación o con esa persona tu te sintieras merecedor/a de lo que crees que te corresponde?
  • ¿A qué necesitas decir ¡basta, se acabó!, en esta nueva etapa?

Usar el silencio también es posicionarse

Con lo bonito que es el silencio y ¡cuán alto habla de nosotros en muchas ocasiones!. No siempre como queremos. En ocasiones no es elegido, a veces, no somos conscientes, quiero pensar. Desde luego el silencio que a veces observamos ante hechos sociales, necesitaría llamarnos la atención, cuanto menos ,para ver si se está utilizando en la mejor de sus versiones. Porque cuando callamos ante injusticias o practicamos el silencio por no atrevernos a posicionarnos, también estamos marcando nuestra posición. Como estoy empeñada en dar el mejor uso a acciones que he reflexionado al ver acontecimientos sociales, te propongo recordar que el silencio bien usado es una gran herramienta y habilidad.

El silencio elegido te permitirá escucharte con calma y quizá, también escuchar a otros, para darles espacio en tu cabeza. Lo importante es que seamos conscientes de que lo elegimos y de sus consecuencias de cara a los demás. 

Coaching. Reflexiones para ti. A ver dónde te pueden llevar en tu digestión emocional

  • ¿Cómo te gustaría incorporar en tu día a día el silencio para que te ayudara a escucharte? (Y no solo porque estás de vacaciones y tienes más tiempo)
  • ¿A quién consideras que le vendría bien para vuestra relación, pedir algunos momentos o tiempos para estar en silencio y no seguir con la discusión?
  • ¿De quién te gustaría entender su silencio y no te atreves a preguntar?
  • ¿Cómo te afecta el silencio de otros y cómo lo afrontas?
  • Conscientemente ¿cómo está tu hábito de guardar silencio para dar paso al protagonismo o necesidades de otros?
  • En tu vida ¿usas el silencio para castigar o para calmar las situaciones explicando que es posiblemente necesario?
  • ¿Cuándo has practicado el silencio y no te has dado cuenta de que estaba reforzando justo lo contrario de lo que querías? ¿Qué harás la próxima vez?

Celebrar, cuidar y recuperar

De muestras de cariño a los animales a muestras de cariño a las personas 😉. Recientemente hemos tenido la noticia de que 72 tortugas bobas han nacido en una playa de Dénia. ¡Cuánto me gustan estas noticias del mundo animal! 😍. Parece ser que diversos voluntarios se han organizado para cuidar de los nidos y su nacimiento. Según he entendido en las noticias, luego los profesionales se ocuparán de cuidarlas durante un año hasta su devolución de nuevo al mar. ¡Es una iniciativa genial!. Siento muchas veces, que la actitud que somos capaces de tener hacia los animales, cuando están indefensos (luego en su habitat se cuidan solos) es una muestra de la práctica de la compasión que podemos llegar a mostrar en la vida real en nuestras relaciones. O al menos, creo que es una buena manera de practicarla para su desarrollo. Y celebrar acontecimientos como éstos y alegrarse también habla mucho de cuánto las personas dan espacio para las celebraciones en su día a día.

Por ello a raíz de este hecho te planteo ahora lo siguiente.

Coaching. Reflexiones para ti. A ver dónde te pueden llevar en tu digestión emocional.

  • ¿Cuánto espacio y tiempo dedicas a celebrar buenas noticias en tu día a día, sean del tipo que sean?
  • ¿A quién quieres cuidar y cómo te organizas para dar lo mejor de ti sin desgastarte?
  • ¿Qué relación querrías recuperar porque hace tiempo que no le prestas atención?
  • ¿Cuánto te permites celebrar acontecimientos pequeños y logros sencillos del día a día para potenciar tu bienestar?
  • ¿Cuánto sales de tus rutinas y obligaciones para cuidar, recuperar y celebrar otros contextos, otras personas, otros seres vivos, y sentir que sigues creciendo como persona?

Recomendación para saber cómo hacer tu digestión emocional tras las vacaciones

Haz tu propia revisión de lo vivido estas vacaciones. Escribe en un papel las ideas o conceptos que te vengan a la mente sobre lo vivido. Investiga a qué lo asocias y qué sentimientos te vienen. Explora finalmente qué te gustaría llevarte y practicar a partir de ahora. Haz tu propio cuadro de ideas que potencien tu desarrollo personal, tus valores, tu valía y tu bienestar. Subraya las habilidades que quieres potenciar. 

Puede interesarte...

Tu factura Emocional de Burnout está pendiente de pago

No lo entiendo muy bien la verdad. En un momento en el que tenemos multitud de accesos a infografías, formación, conferencias, mensajes, libros, artículos en relación a liderar adecuadamente, se sigue generando BURNOUT en las empresas.  Da igual el entorno, industrial, servicios, salud. Tengo clientes en este estado de BURNOUT en todos los sectores. Y […] Seguir leyendo

6 aprendizajes emocionales pendientes hoy

Tus necesidades emocionales te acompañan en cualquier ámbito de la vida: personal, social, laboral y familiar. Ser consciente de por qué te sientes cómo te sientes, desde la calma, suele ayudar a tomar decisiones sobre uno mismo, para “hacer por sentirte más feliz y satisfecho”.  La verdad, es que si algo está destacando en mi […] Seguir leyendo