Cuando piensas que no puedes sentirte mejor

Si algo caracteriza a la falta de bienestar emocional, es que las trampas mentales del cerebro te hacen creer con una certeza absoluta que no puedes llegar a sentirte mejor. Preguntas como ¿tengo solución?, ¿esto se puede cambiar?, o ¿hay otras personas que están así y han mejorado? ¿Es normal sentir esto?, rondan en bucle en la cabeza de muchas personas que no se sienten bien. 

Afortunadamente, la respuesta a todas esas preguntas es “SÍ”. De verdad que sí. A veces no es un camino fácil, y tampoco, que se produzca sin esfuerzo y compromiso por tu parte. Sin embargo, la respuesta sigue siendo “SÍ”.

Frecuentemente las personas con falta de bienestar emocional creen que pasa “algo malo” en su cabeza, y que “no es normal, y no deberían sentirse así”.

El bienestar emocional es el resultado de practicar hábitos saludables de cuidado emocional, de reflexión emocional amable, y de técnicas de afrontamiento exitoso.

Y todo ello, entonces, se puede aprender.

¿Y por qué no lo he aprendido antes?

Muchos factores, experiencias, hábitos, referentes, trayectoria vital, etc., influyen en que en este momento actual estés disfrutando de bienestar emocional o no. No hay que preocuparse demasiado. La vida de cada uno es la que es. No tiene mucho sentido juzgar por qué no hemos alcanzado antes ese bienestar, o por qué en algún momento lo hemos perdido. Puede que algunas de las situaciones vividas te hayan cogido por sorpresa y no estuvieras preparado. 

Lo importante es detectarlo y seguir aprendiendo. 

¿Qué han conseguido personas que pensaban “no voy a poder, no puedo sentirme mejor, no tengo solución, estoy atrapado”?

Como verás a continuación, han conseguido muchas cosas y sobre todo, sus propios retos y un mayor bienestar emocional. A continuación, voy a tratar de hacer un resumen de algunos de los logros que han conseguido personas con las que he trabajado en procesos de coaching personal, o coaching profesional. 

Logros a nivel profesional

  • Manejar mejor conversaciones difíciles en el trabajo.
  • Gestionar mejor conflictos personales con colaboradores.
  • Entender y alinearse mejor con su responsable superior cuando antes sufría de ansiedad dicha relación.
  • Desarrollar un mejor desempeño en su puesto de trabajo.
  • Tomar decisiones sobre la carrera profesional y promocionar a otro puesto, acabando con la insatisfacción laboral inicial.
  • Realizar un mejor desempeño en las entrevistas de trabajo.
  • Conseguir buenos resultados en el desempeño de exámenes de oposiciones.
  • Cambiar la percepción que tiene de sí mismo compañeros y superiores, mejorando sus habilidades de interacción personal.
  • Gestionar mejor el tiempo y ser más productivo.
  • Tener un plan más claro para liderar al equipo.
  • Aplicar nuevos hábitos para fortalecer la seguridad psicológica en la empresa.
  • Aprender a tener conversaciones de desempeño y mejorar sus conversaciones de feedback.

Logros a nivel personal y emocional

  • Manejar y/o evitar ataques de ansiedad.
  • Vivir desde un enfoque vital menos ansioso.
  • Recuperar la autoestima. 
  • Resolver conflictos personales pasados. 
  • Superar experiencias traumáticas.
  • Trabajar sobre el sentimiento de culpa.
  • Elegir conscientemente, y de forma más satisfactoria, decisiones vitales que compatibilicen vida personal y profesional.
  • Terminar con relaciones de maltrato psicológico y empezar una nueva vida.
  • Decidir sobre su relación de pareja.
  • Mejorar la relación de pareja.
  • Comprender por qué sienten lo que sienten, y cómo pueden abordarlo.
  • Mejorar las relaciones familiares.
  • Lidiar con actitudes tóxicas.
  • Aumentar la madurez emocional y la capacidad de afrontamiento de situaciones que afectan a la propia autoestima y a las emociones.

¿Qué caracteriza a estas personas que lograron sentirse mejor?

  • Capacidad para reconocer lo que sienten.
  • Mentalidad de crecimiento.
  • Elección de no resignarse con los bloqueos emocionales.
  • Gran implicación consigo mismos y con lo trabajado en sesiones.
  • Alto compromiso con el aprendizaje de nuevas habilidades aunque al principio les cueste.
  • Apertura mental para cuestionarse a sí mismos.
  • Auto permiso para compartir, preguntar, y cuestionar lo que no entienden o no les funciona.
  • Permiso emocional para sentirse vulnerables ante la posibilidad de pedir ayuda.
  • Reconocimiento de emociones aunque no se entiendan al principio.
  • Interés por avanzar en su vida personal y profesional.

Recuerda, es normal sentir que es difícil salir de la espiral en la que te encuentras, pero si otros lo lograron, ¿por qué vas tú a ser menos?

Maite Finch

Puede interesarte...

La ansiedad de no aceptar

Actualmente muchas personas sufren ansiedad. Cuando trabajas con ellos para descubrir cuáles son los motivos y qué técnicas y/o enfoques son los mejores para poder abordarlo, te das cuenta de algo importante. Hay una gran parte de esa ansiedad que se debe a la no aceptación de la situación, y/o de las personas con las […] Seguir leyendo