Maite, sé que no estoy bien y así no puedo seguir. Me cuesta mucho compartir lo que me pasa y no sé por dónde empezar.
Alguien como tú
Persona
Empezaremos por dónde tu quieras. Por lo que te sea más fàcil. Es mi trabajo poner orden en lo que te ocurre. Y además, podemos explorar temas y vivencias según tu velocidad. Puedes compartir lo que tú consideres, conforme te sientas a gusto. Desde ya te agradezco la oportunidad de que hayas contado conmigo para compartir lo que te ocurre.
Maite Finch
Psicóloga Especialista en Coaching.
Maite, ¿qué es lo que me puede ayudar?. No sé si necesito coaching o apoyo psicológico.
Alguien como tú
Persona
Vamos a explorar tranquilamente y tengamos primero una visión global. A mi me gusta hacer un esquema de trabajo que nos ordene los pasos. El coaching es una metodología que nos puede ayudar a orientarnos a resultados. Cuando existen problemas emocionales se necesita primero el apoyo psicológico. Conocerse, comprenderse y aprender nuevos recursos psicológicos corresponde también al trabajo desde la psicología. Si te parece, iremos avanzando e iré escogiendo y adaptando diversas técnicas que te puedan ayudar.
Maite Finch
Psicóloga Especialista en Coaching

A partir de aquí, como psicóloga vas explorando y analizando las situaciones difíciles que atraviesa la persona. Identificas también qué recursos y procesos personales la persona no ha podido realizar adecuadamente. Posteriormente, diseñas un camino progresivo para que el cliente vaya avanzando con un mayor bagaje psicológico. Con reflexiones y prácticas concretas, se percibe a sí mismo con más herramientas con las que puede resolver sus inquietudes emocionales.

Y en ocasiones, el llanto quiebra a la persona, permitiéndole descargar el peso emocional que tiene. Este hecho me inspira un profundo agradecimiento y respeto. Ya que la persona se siente con la suficiente libertad y confianza para compartir contigo su desahogo.

6 motivos por los que acudimos a consulta psicológica

Al estar a mitad de año, me surgió la reflexión del trabajo realizado desde que comenzó el año. Me planteé analizar cuáles estaban siendo los problemas emocionales que más inquietan a los clientes.

Y así hoy, me gustaría compartir contigo este análisis. Sobre todo, porque siempre pienso que cuanto antes una persona decide pedir ayuda, es mejor. En ocasiones, los clientes acuden a consulta con una larga trayectoria de dolor, inquietud y desgaste emocional. Es importante que el propio cliente lo identifique, y se permita invertir en sí mismo. Para cuidarse y sobre todo, para no agotarse tanto mental, y emocionalmente hablando. Ser feliz, verse a uno mismo con más fortaleza, es posible.

Exploremos que motivos les llevan a personas como tú acudir a consulta psicológica:

  •  Miedos
  • Malestar e insatisfacción personal/laboral.
  • Falta de Autoestima. Desmotivación y tristeza.
  • Gestión de Emociones. Ansiedad. Ataques de Pánico y Fobias.
  • Relaciones tóxicas en familia / pareja
  • Traumas Emocionales no superados

Miedos

Los miedos suelen producirse de forma intensa, rápida, y automática. Sea que la persona tema a otras personas, a situaciones, cambios o eventos, paralizan. Provocan que toda la energía esté enfocada a prevenir fracasos o a evitar posibles daños.

Las personas con miedos intensos, evitan posibles rechazos o incluso sus propias emociones. Esta inversión de energía en la evitación, les desgasta y refuerza constantemente sus propios miedos. Nuestro sistema mental-emocional aprende que es mejor evitar que afrontar. Y por supuesto, es más cómodo quedarse en una situación de protección que en una situación de riesgo.

El problema es que a la larga, estos miedos se multiplican. Cada vez sentimos más miedo a más personas, a más situaciones, y a más emociones que no nos agradan. Y así, comienza nuestra historia de límites. Cada vez podemos hacer menos cosas, enfrentarnos a menos situaciones o personas.

Y por supuesto, el malestar emocional va en aumento. Entonces el cliente, que acude a consulta psicológica,está verdaderamente agotado.

¿Cuáles son algunos de los objetivos de trabajo con un psicólogo para superar los miedos?
  • Comprender el miedo
  • Analizar la trayectoria de aprendizaje
  • Fortalecer la percepción y estima de uno mismo ante el hito temido
  • Dotar de herramientas psicológicas de afrontamiento
  • Crear una nueva historia de aprendizaje mental en la que nuestro cerebro no provoque automáticamente la evitación

Malestar e insatisfacción personal/laboral

“No soy feliz y yo quiero algo más en mi vida”. Suele ser aproximadamente una de las expresiones más comunes en estos casos. Y la persona se encuentra en una situación de bloqueo en la que no disfruta y no puede avanzar. No sólo no disfruta, sino que sufre. Y además suele haber perdido el dominio de sus emociones. Sabe que no está bien, pero no puede encontrar o el origen, o la forma de salir. Al final del día, llega a casa embargada con una gran desmotivación que a veces se convierte en enfado. Cíclicamente estas dos emociones varían y se alternan. Esto afecta a sus relaciones familiares, sociales, y por supuesto a su desempeño profesional. Creando de esta forma, nuevas situaciones que no afronta bien, lo que le hace sentir de nuevo desmotivación, tristeza y enfado.

Se tiende a pensar, que la vida es así. O bien, que las situaciones, el trabajo o la familia es lo que es…La persona desarrolla así cada vez un umbral de alerta más alto. Se suelen acostumbrar. Cuando pasan las semanas y los meses, normalmente suele ocurrir un evento que toca techo en su nivel de alerta. Es entonces cuando en muchas ocasiones, levantamos la mano para pedir ayuda. ¡Menos mal!. No es necesario esperar tanto. Tenlo en cuenta.

Decidir hacer algo diferente, analizarte y comprenderte son los primeros pasos. A veces, las personas por sí solas pueden salir de este malestar. En otras ocasiones, según nuestro potencial de recursos personales, se necesita pedir ayuda.

¿Cuáles son algunos de los objetivos de trabajo con un psicólogo para superar la insatisfacción personal / laboral?
  • Poner “encima de la mesa” la vida del cliente, ¿cómo es su vida?
  • Explorar patrones de hábitos que le han llevado a este malestar
  • Conectar con prioridades vitales
  • Identificar necesidades de su equilibrio personal
  • Dotar de herramientas psicológicas para el cambio
  • Crear un plan de satisfacción personal y laboral

Falta de Autoestima. Desmotivación y tristeza.

En muchas ocasiones en estos meses he tenido la oportunidad de provocar una visión en las personas. ¿Cómo estás viviendo?. ¿Cuáles son tus hábitos diarios?. ¿Qué están provocando esos hábitos?.

Y esa es la clave. Nuestros hábitos diarios provocan motivación o desmotivación y tristeza. Las personas suelen entrar en un “bucle” del que es difícil salir por la carga emocional que conlleva. Hay estudiantes que día día se preocupan y culpabilizan de que hacen cualquier cosa menos estudiar. Lo que les genera desmotivación y ansiedad. Con lo que intentan estudiar pero ya lo hacen desde esa emoción. Y así es difícil.

Hay personas cuyos hábitos de afrontamiento no les sirven, pero los repiten. Quizá porque no sepan como hacerlo, quizá porque tienen miedo. O posiblemente, porque están demasiado desmotivados como para plantearse nuevos enfoques. Y así, la “película” se repite.

Hábitos desmotivadores y falta de autoestima están siempre muy relacionados. La falta de autoestima, lleva consigo mensajes atroces que la persona tiene a creer como ciertos. La crítica excesiva hacia uno mismo es el elemento más potente para despreciarse. Y el no aprecio de uno mismo impide presentarnos ante nuevas situaciones y nuevas personas como alguien digno. El potencial y el aprendizaje se desvanecen.  

El punto de corte es el comienzo para la superación

Como siempre suele haber un punto de corte. Excesivo agotamiento o malestar. Un punto en el que la persona al menos se permite, preguntar ¿qué me pasa y cómo puedo salir de aquí?.

Es este punto en el que mis clientes han decidido iniciar una llamada o abrir su correo para consultar. Con mucho trabajo y con muchas estrategias las personas consiguen retomar su bienestar.

Creo que una de las mejores emociones, al trabajar como psicóloga es su alegría con sus avances. Formar parte de sus vidas durante un rato. Recibir mensajes en los que te comunican:

“¡hoy me he emocionado, con lágrimas de alegría, porque mira lo que estoy consiguiendo!”

Absolutamente no tengo palabras para describir este momento compartido :-). Sé que lo entenderás.

Gestión de Emociones. Ansiedad. Ataques de Pánico y Fobias.

Fobia a volar. Ataques de pánico. Ansiedad ante situaciones nuevas o de cambio. Emociones incontroladas ante decisiones difíciles. Ansiedad generalizada: vivir con ansiedad.

Todo un abánico de retos psicológicos en los que muchas personas viven a diario. Lo pasan realmente mal y se merecen vivir desde otras emociones. Mejores. Más reguladas. Con mayor protagonismo en sus vidas. Sin síntomas físicos que les han llevado a tomar fármacos que, si bien alivian situacionalmente, no les ayudan. No les ayudan lo suficiente para superar esas situaciones que les generan ansiedad.

Un fármaco prescrito por un profesional médico, en ocasiones es necesario. Ahora bien, es imprescindible que se complemente con ayuda psicológica. Ya que el fármaco asume el papel que nosotros no hacemos. Resolver y hacernos cargo de nuestras emociones.

En caso de no fortalecer nuestros recursos psicológicos, corremos el riesgo de estar siempre dependientes de la medicación.

¿Cuáles son algunos de los objetivos de trabajo con un psicólogo para superar la ansiedad?
  • Comprender por qué surgen los ataques de pánico
  • Detener el progresivo avance de la ansiedad en cada vez más situaciones
  • Comprender y aprender las técnicas de inteligencia emocional
  • Practicar la situación temida con nuevas técnicas
  • Desarrollar hábitos saludables para regular la ansiedad diariamente

Relaciones tóxicas en familia / pareja

Es una de los temas que más me asombra. ¡Cuántas relaciones tóxicas se dan dentro de la familia o pareja!. Leemos mucho sobre relaciones tóxicas en el trabajo. Ahora bien, son especialmente intensas y dolorosas las que se dan en el entorno familiar y de pareja. Al final en un trabajo, más tarde o más temprano decidimos cambiar de trabajo o de puesto. Pero con las relaciones familiares, el tema cambia. No podemos cambiar de familia. Y de pareja, a veces, nos cuesta mucho.

La dependencia emocional y el sentimiento de culpa suelen estar siempre presentes. Y es qué partimos de la base de que nuestra pareja o familia “debería” ser una relación de amor incondicional.

Bueno, lamentablemente esto no es siempre así. Y las personas necesitan o fortalecerse, o aprender a cómo llevarlo mejor. O incluso, a veces, tomar decisiones más duras. El vínculo emocional que liga este tipo de relaciones es alto, y el dolor que conlleva es muy intenso. Con lo que el trabajo con un psicólogo, puede ser muy beneficioso. Se necesita calmar, recomponer a la persona, y provocar nuevas perspectivas y herramientas psicológicas.

¿Cuáles son algunos de los objetivos de trabajo con un psicólogo para superar relaciones tóxicas en la familia o pareja?
  • Trabajar con el dolor y la culpa
  • Desarrollar el camino de la autodependecia
  • Fortalecer a la persona
  • Dotar de nuevas habilidades y técnicas para abordar relaciones tóxicas y situaciones difíciles
  • Valorar posibles decisiones vitales

Traumas no superados

Es posible que todos hayamos vivido experiencias traumáticas en nuestra vida. Ahora bien no todos desarrollamos estrés postraumático como consecuencia de esas vivencias. El criterio fundamental es que hayamos vivido una situación que haya desbordado y sobrepasado nuestra capacidad de respuesta.

Como resultado, las personas desarrollan:

– Reexperimentación intrusiva del trauma. Se vive mental y emocionalmente el trauma de forma repetida.

– Embotamiento emocional y evitación. 

– Alteraciones en el estado de ánimo.

– Estado de alerta permanente y de reactividad excesiva.

En ocasiones estos traumas están muy presentes. En otras ocasiones, la evitación ha llevado a algunas personas a “vivir más o menos bien”. Han encapsulando en su interior esa vivencia que les sobrepasó.

Lo que ocurre es que llega un momento en el que vivimos nuevas situaciones. Nuevas vivencias que nos desestabilizan de nuevo y son estos traumas los que están a la base. Con lo que tarde o temprano la persona necesita resolver esa experiencia traumática que vivió.

¿Cuáles son algunos de los objetivos de trabajo con un psicólogo para superar los traumas?
  • Establecimiento de la seguridad personal
  • Reconstrucción de la vivencia traumática
  • Transformación del recuerdo traumático
  • Reconexión con la vida diaria
Conclusión

Pedir ayuda es de una valentía incalculable que todos pueden poner en marcha. Te mereces evitar desgastarte tanto sea cual sea el motivo que no te permite sentirte bien.

Cuidarse y “curarse” implica trabajar en uno mismo. Y a veces, es duro. No lo vamos a esconder. Las personas que invierten en superar todos estos motivos, ya no son lo que eran. Son las mismas, pero son mejores. Han desarrollado un aprendizaje que les cuidará de volver atrás. Y ahora mismo caminan con una sonrisa. Más tranquilos. Con mayor seguridad en sí mismos. Disponen de todo un repertorio de herramientas a su disposición. Todo esto les garantiza su bienestar y equilibrio personal.

¿Y tú has probado esta sensación?.

Si consideras que te apetece lanzarte a compartir tu duda o inquietud, estoy a tu disposición.