El líder inspirador en el desarrollo de personas. Este fue el objetivo del AFTERWORK  en el que tuve el honor de participar con AEDIPE. Organizadores y participantes decidieron invertir un tiempo el 8 de junio,  en reflexionar sobre liderazgo. Fue muy interesante. Agradezco a todos los asistentes su implicación en el debate y en exposición interactiva que logramos crear. 

En esta ocasión quise resaltar la importancia de dos habilidades clave en el líder de hoy. La inteligencia emocional y conversacional. Ambas, son potentes herramientas que favorecen el compromiso de los equipos de trabajo

Al desarrollar estas habilidades el líder dispone de técnicas para activar las mejores emociones del equipo. Además, facilitan conversaciones orientadas a la acción y a la responsabilidad de los colaboradores.

¿Cómo se os dan estas habilidades?

Os dejo hoy un resumen de lo que estuvimos trabajando. Espero que pueda ser de utilidad.

 

¿Cuáles son las claves del líder inspirador?

¿Qué plan podemos poner en marcha?

APOSTAR POR LÍDERES CON INTELIGENCIA EMOCIONAL E INTELIGENCIA CONVERSACIONAL

Liderazgo Resonante = Inteligencia Emocional

Ya no sólo estamos hablando de la Inteligencia Emocional (IE), como la capacidad de gestionar emociones. Hay un nivel mayor. Hablamos de la IE como habilidad que genera resonancia. Es la energía positiva que produce creatividad, productividad y colaboración.

Los líderes necesitan revisar si sus intervenciones en el equipo generan esa energía positiva. Boyatzis, acuñó este término de resonancia. En sus investigaciones, nos plantea que hay ciertas intervenciones que bloquean o inspiran el compromiso. El líder puede directamente potenciar en el cerebro los estados emocionales adecuados para el cambio y la implicación

¿Cuáles serían esas intervenciones en las que activamos las emociones adecudas?. ¿En qué debe invertir el líder para generar resonancia en su equipo?.

Os invito a una serie de tareas a poner en marcha:

 

1: Desarrollar constantemente la VISIÓN en la mente de los colaboradores
  • Por qué hacemos lo que hacemos de esta manera.
  • Cómo sería si tuviéramos éxito.
  • Qué valores nos garantizan el éxito.
2: Invertir en crear CONCIENCIA DE EQUIPO
  • TIEMPO EN EQUIPO para crear equipo.
  • Provoca que el equipo analice su FUNCIONAMIENTO.
  • Facilita FEEDBACK ÚTIL en todas direcciones.
  • Activa, planifica la AUTONOMÍA de equipo.
3: Potenciar el descubrimiento y crear una AGENDA DE ÉXITOS
  • Crea espacios individuales y en equipo para favorecer DESCUBRIR EL POTENCIAL.
  • Favorece acordar RETOS y planes de cambio, individuales y en equipo.
  • RECONOCE y haz seguimiento de mejoras.
4: GESTIONAR APOYOS dentro y fuera del equipo
  • Identifica DEPENDENCIAS del líder y procova más AUTONOMÍA.
  • Potencia AYUDA y CONFIANZA intraequipo.
  • Celebra ACTITUDES de implicación, colaboración y compromiso.

Liderazgo Inspirador = Conversaciones que Inspiran = Desarrollo de Personas

¿A qué nos ayuda la Inteligencia Conversacional?. Nos facilita crear conversaciones orientadas a la acción y al compromiso de los colaboradores. A menudo, las conversaciones que tienen algunos líderes, generan dependencia. Ellos son quiénes resuelven, quiénes dan instrucciones, quiénes corrigen. ¿Y si fuéramos capaces de conversar para provocar?. ¿Qué ganaríamos si como líderes dejáramos a un lado el repetir constantemente lo que queremos?.

¿Cómo podemos mejorar nuestras conversaciones para desarrollar la confianza de nuestros colaboradores?

Estas serían las principales tareas que nos ayudarían a mejorar nuestras conversaciones. Necesitamos conversaciones que generen desarrollo en cada colaborador. Adaptándonos a su nivel de competencia, mentalidad y desempeño:

1: Conseguir superar constantemente el TEST DE CONFIANZA que tiene en mente tu colaborador
  • ¿Necesito protegerme?.
  • ¿Eres amigo o enemigo?.
  • ¿Cómo encajo aquí?.
  • ¿Qué necesito aprender para tener éxito?.
  • ¿Cuál sería la forma de aportar valor en los demás?.
2: Provocar la GESTIÓN DE RESPONSABILIDAD
  • Ocuparse de la gestión de responsabilidad = REORIENTAR GAP DE DESEMPEÑO  de forma consistente en el tiempo.
  • El equipo quiere tener claro cuál es la LÍNEA DE META y qué ocurre si no la alcanzan.
  • Sólo puedes asumir la gestión de tu propia RESPONSABILIDAD y de qué HACES PARA LIDERAR.
  • Antes de juzgar a tus colaboradores, VALORA QUÉ CREENCIAS tuyas impactan en su bajo desempeño.
3: Facilitar conversaciones que potencien la autonomía
  • Consciencia de DEPENDENCIA que generas.
  • Diagnosticar problemas vs IMPULSAR ANÁLISIS.
  • Dar soluciones vs provocar CREATIVIDAD.
  • Tomar la decisión vs generar APRENDIZAJE EN RIESGOS.
  • Resolver conflictos vs AYUDAR A RESOLVER.
  • Invertir en energía en convencer vs facilitar el COMPROMISO CON CAMBIO.
4: Crear conversaciones de desarrollo
  • Conversar para crear desempeño: orientando a la ACCIÓN.
  • Feedback para MOTIVAR AL COMPROMISO.
  • Agenda de ambos.
  • Plan por escrito, revisable y con RETOS.
  • Objetivo: APRENDIZAJE Y DESARROLLO.
5: Redirigir conversaciones difíciles
  • Todo el mundo tiene un VALOR.
  • Los casos difíciles = mejoras en COMPETENCIAS o MENTALIDAD.
  • Liderar implica tomar DECISIONES.
  • Identifica el tipo de desempeño: ASCENDENTE, ESTABLE o POBRE.
  • Crea un plan de conversaciones para cada uno.

Tu verdadero trabajo como líder será...

Invierte en tu propio AUTOLIDERAZO e INSPIRACIÓN.

Enamora a tu equipo: VISIÓN y CONCIENCIA DE EQUIPO.

Analiza el PERFIL DE TUS COLABORADORES.

Crea un PLAN DE DESARROLLO INDIVIDUAL consistente en el tiempo.

Comparte con tus colaboradores, ese plan en una AGENDA.

Haz SEGUIMIENTO orientado a la ACCIÓN.

¿Qué retos tienes pendientes de conseguir?

Si consideras que puedo ayudarte con alguno de estos objetivos, estoy a tu disposición 😉