A veces necesitamos volver a los básicos, a las claves mínimas para mantener los criterios de éxito.

 

 Tu cliente y tú: 2 premisas

tu cliente y tú

¿Inviertes en conocerte a ti mismo y a tu cliente?