Veamos hoy de forma esquemática ejemplos de procesos de coaching

¿cómo está la gente al inicio? ¿y después?

Maite, ¿con que has tenido que lidiar en esos procesos?

Hoy quiero que veamos de forma esquemática algunos procesos de coaching en los que he participado. Tenemos datos de la situación inicial, de las dificultades, y de los resultados. Mi intención hoy es desgranar cómo cualquier tipo de empresa, profesional o situación puede aprovecharse una vez más de los beneficios de un buen entrenamiento, sea en equipo o de forma individual.

Insisto en el enfoque particular que yo pueda trabajar y que he ido desgranando en artículos anteriores en los que he resaltado:

– “El coaching ha de entenderse como una técnica científica que permite llevar a cabo un  proceso de ayuda individualizado en el ámbito personal o profesional, ya sea de una sola persona, a un equipo de trabajo o una organización, para liberar su talento y potencial, maximizando la efectividad de sus actividades ejecutando el plan de acción acordado” (Fernando Bayón Mariné, Coaching hoy)

– La importancia que para mi tiene la capacidad de adaptación de un coach: Coaching: “sí, pero quiero claridad, profesionalidad y que se adapte a mi”

– La clave de resultados: Coaching: “sí, pero quiero experimentar los resultados”

Lo que no es coaching: ¿qué no es coaching?

– Cómo funciona un coaching de equipos: ¿Coaching de EQUIPO? ¿me das más información?

– Que se puede y debe adaptar a cualquier nivel de la empresa: ¿Quién dijo que un proceso de coaching es sólo para…?

Y teniendo en cuenta estos criterios y visión de cómo hacer coaching, os dejo ejemplos reales en los que identifico cómo se ha trabajado, omitiendo datos evidentes por motivos de confidencialidad:

LIDERAZGO 1 LIDERAZGO 2 LIDERAZGO 3 LIDERAZGO 4 LIDERAZGO 5 LIDERAZGO 6 LIDERAZGO 7

Así pues, como veis, las situaciones de partida no siempre son fáciles pero merecen la inversión. Quizá lo que yo resaltaría es que son casos que tienen caracterísiticas que se repiten en muchas empresas. Son cercanos y reales. Aprovechando de su potencial se ha llegado a conseguir resultados muy positivos y tangibles.

Incluso, vemos que hasta la empresa familiar, que a veces se siente muy alejada de verse como una empresa «normal» tiene sus oportunidades de mejora.
Cierto es que hay que partir de un enfoque particular, para poder trabajar de manera alineada, y para ello es importante tener en cuenta una serie de factores y decisiones:

Ver presentación

La conclusión es:

Hay seguro otras opciones de reactivar tu empresa y de potenciar el talento en ella.

El coaching es una opción.

Ahora bien, ¿estás tomando decisiones con respecto al talento de tu empresa?

o

¿estamos dejándonos llevar porque ¡Ay, es que nosotros somos así!

¿realmente te puedes permitir no tomar decisiones al respecto?

¿te estás escondiendo detrás de …»es que mi empresa es pequeña, diferente, complicada, familiar,… siempre hemos trabajado así»?