Que mejor que utilizar estos días para hacer una buena reflexión para valorar qué queremos de nuestro tiempo, cuánto lo valoramos y cómo podemos optimizarlo.

Con un año por delante, tenemos una nueva oportunidad de sentirnos satisfechos con la inversión de nuestro tiempo. Recuerda: ¿avanzas?

Una de las muchas cosas que he pensado en estos últimos días del 2012 y principio de este año, es que me gustaría de verdad mejorar mucho más en mi gestión del tiempo propio y con los otros. La organización, previsión y la paciencia para los imprevistos siempre los he tenido presentes. No obstante, creo que como a mi, a muchos nos desmotiva invertir tiempo en momentos o espacios en los que no «sacamos nada en claro». Yo quiero que cada interacción con los demás sea provechosa y deje algo de «buen sabor de boca» a todos.

Por ello, creo que es importante que tengamos presente a modo de «post-it´s mentales» las siguientes recomendaciones (aparte de todo lo que podemos consultar en los manuales al uso de gestión del tiempo):

– si es un tiempo para mi: ¿cuales son mis prioridades y objetivos? vale la pena invertir diez minutos y luego avanzar en la dirección elegida

Urgente e importante: claves para organizarme. Combina todos los días estos criterios para ser resolutivo y eficiente

– Estudia tu curva de concentración. De nada sirve empezar a trabajar con algo muy «espeso» y que requiere alta concentración, si acabamos de sentarnos a trabajar.

– De verdad no pasa nada, si hay una hora en la que no atendemos llamadas o correos. Elige tu tiempo de aislamiento para ser creativo y no desmotivarnos por la multitarea (parece que no pero desgasta)

En el tiempo con otros:

– Perdón pero aunque suene mal: ¿para qué nos reunimos? Si lo que quiero es verte o tomar una cerveza hay momentos mejores que el horario laboral

¿cuanto tiempo necesitamos?

– ¿qué información o material necesitamos para evitar otra reunión para hablar del mismo tema?

– ¿podemos solucionarlo por teléfono?

– ¿podemos utilizar un medio virtual para comunicarnos tipo skype? se ahorra muchísimo tiempo, centra la conversación, fuerza la escucha activa y agiliza las comunicaciones.

Centrémonos: ¿esta interacción es para informar, intercambiar ideas, solucionar problemas, etc? cualquier extra fuera del objetivo alargará y desmotivará a los implicados. Si hay otros temas que tratar busquemos momento y espacio adecuado para ello.

– Tu tiempo, nuestro tiempo influye en nuestro equilibrio y felicidad: ¿en tu agenda estás también?

– Somos responsables casi únicos de en qué, cómo y con quien invertimos nuestro tiempo: toma las riendas

¿qué post-it mental eliges?

Tu puedes y lo sabes ¿te acuerdas?