¿Compensas el desgaste por estrés?

Todos, sin excepción alguna, vivimos situaciones que experimentamos como estresantes. El principal factor influyente en esta vivencia de tensión, es la valoración que realizamos de nuestras vivencias, como algo que requiere un esfuerzo extra por nuestra parte.

Es justo en ese punto donde se ponen en marcha, de manera rápida y automática, una serie de procesos biológicos que funcionan a la perfección para preparar a nuestro cuerpo y mente a reaccionar.

Ahora bien, cuando este nivel de activación es muy alto y sostenido en el tiempo, es cuando aparece el estrés y se cronifica. Vivimos en un estado permanente de ansiedad. En este estado, cada vez situaciones más mínimas, son las que activan nuestras respuestas fisiológicas de preparación para una vivencia estresante.

Veamos que ocurre, en comparación a cuando somos capaces de afrontar las situaciones con calma o invertimos en actividades y experiencias positivas o relajantes:

estrés y renovación

Como podemos rápidamente inducir, nuestro cuerpo está preparado para asumir y vivir tanto experiencias estresantes como situaciones positivas, causando distintos impactos fisiólogicos en nuestro organismo. Como consecuencia, nuestras emociones y comportamientos cambian también.

Ahora bien, nuestro cuerpo no está preparado para aguantar largas temporadas en situación de estrés o ansiedad generalizada porque desorganiza todos nuestros ciclos vitales y nos deja totalmente sin defensas.

Puedes analizar en este pequeño test, cuánto estás invirtiendo en no dejar que tu estrés se cronifique.

  A continuación haz la prueba de renovación positiva. Evalúa cuánto activas el SNPS para tu renovación emocional.

Test de Renovación Positiva Boyatzis-Smith

Inventario de Estrés

El estrés en niveles medios pero sostenido en el tiempo puede generar el estado crónico de ansiedad. Suelen ser factores estresantes:

– Estar a la espera del resultado de algo importante para ti.

– Estar siendo observado o evaluado en alguna situación.

– La incertidumbre sobre un tema o situación.

– Anticipar alguna de estas condiciones anteriores.

– Alguien o algo te hace sentir contrariado.

Para identificar tu Inventario de Estrés, haz una lista con las actividades de la semana anterior que te causaron estrés, tensión o se relacionaban con los factores explicados anteriormente. Sino recuerdas ninguna, automáticamente apunta una puntuación de 100.

– actividad 1

– actividad 2

– actividad 3

– …

Cuando hayas terminado cuenta el número de actividades totales que te causaron estrés y anótalo. Ejemplo 10 actividades = 10 puntos.

Inventario de Renovación.

Los momentos que dedicamos a renovar energías son aquellos que nos permiten desconectar y que nuestro cuerpo y mente se curen del desgaste producido por el estrés.

Estos momentos que generamos para renovarnos incluso sólo durante 15 minutos nos proporcionan:

– Una sensación de calma y paz interior

– Un sentimiento de excitación e ilusión  al anticipar una actividad futura o que está a punto de ocurrir.

– Una sensación de estar centrado en el momento presente, sin pensar en el pasado o en el futuro.

– Una pausa para desconectar de las sensaciones habituales.

Para identificar tu Inventario de Renovación, haz una lista con las actividades de la semana anterior que te causaron sensaciones de renovación o se relacionaban con los factores explicados anteriormente. Sino recuerdas ninguna, automáticamente apunta una puntuación de O.

– actividad 1

– actividad 2

– actividad 3

– …

Cuando hayas terminado cuenta el número de actividades totales que te permitieron sentirte renovado y anótalo. Ejemplo 15 actividades = 15 puntos.
Ratio de renovación = puntuación total de renovación / puntuación total de estrés.

Si tu ratio es mayor de 1 seguramente estés experimentando momentos de renovación emocional para compensar el estrés habitual. Eso te ayudará a prevenir el estrés crónico (cuanto mayor sea la puntuación mejor). Sigue así e incluso aumenta tus actividades de renovación.

Si tu ratio es menor de 1 estás teniendo más momentos de estrés que de renovación y seguramente estés o vayas a experimentar en breve estrés crónico. ¡Ponle solución!
Como ves, necesitamos casi tantas o mas actividades en las que invertir que nos hagan sentir bien y activen nuestro sistema nervioso parasimpático (SNPS).

¿Cuánto eres consciente de la activación de tu SNS y SNPS?

Las emociones son rápidas y automáticas pero son regulables gracias a los efectos de activar en cada caso un sistema u otro

¿Cuál ha sido el resultado del test? ¿Necesitas hacer algún cambio?

¿Compensas el desgaste por estrés?

¿Vas a esperar a que tu sistema inmunológico

te de señales serias de que no puedes continuar así?

Háblalo con alguien, toma decisiones, pide ayuda… pero ¡hazte amigo de tu SNPS!