Cómo ser feliz después de vacaciones, puede ser, por qué no, uno de los retos que nos venga a nuestra mente los últimos días de nuestro descanso vacacional. Si es así, no te abrumes, es una reflexión necesaria y lógica.

Cuanto más diferentes hayan sido nuestros hábitos vacacionales más nos costará volver a los hábitos diarios que incluyen una gran parte de «obligaciones» laborales, escolares y familiares.

Ahora bien, cómo cualquier momento de desconexión en nuestra vida necesita de preparación antes, durante y después. Os comenté la importancia de «prepararse» cómo queríamos vivir las vacaciones con unas sencillas reflexiones de coaching.

Ahora es el mismo paso pero en otra dirección. Siempre el factor común será la preparación.

En vacaciones has sido dueño de tu tiempo y de tu felicidad ¿por qué vas a dejar a la rutina ser el dueño de tus sonrisas en los próximos meses?

Unas sencillas reflexiones sobre las vivencias que has tenido, sobre las sonrisas que te han hecho sentir feliz y el aprendizaje que has vivido serán un buen punto de partida.

Anticipar con calma qué me espera en los próximos meses y cómo quiero vivirlo te hará afrontar los retos con mayor protagonismo. Seguro que además, dejaste cosas en stand-by. Es el momento de, con las energías renovadas, ir tomando pequeñas decisiones que favorezcan esas vivencias con mayor positividad.

Es clave, que seas protagonista de lo qué quieres hacer y cómo lo quieres hacer, con lo que desde la calma y bienestar que te han dejado las vacaciones, valora, piensa y reflexiona hacia la acción.

Desde estados emocionales positivos y relajados las decisiones se toman mejor y con más motivación.

feliz después de vacaciones

¿Vas a decidir seguir siendo feliz después de tus vacaciones?

¿Quieres prepararte cómo ser feliz después de tus vacaciones?