Actualmente vivimos en un mundo donde el verdadero desafío hoy, es el mundo de las interconexiones sean virtuales o presenciales y para que sean constructivas, enriquecedoras, provocadoras y motivadoras, necesitamos la base de una sana autoestima. Esta sana autoestima nos permitirá impactar de forma sólida con nuestra marca personal, allí donde interactuemos, presencial o virtualmente.

autoestima sana

Ver artículo original aquí