Una entrevista de trabajo es una conversación entre dos profesionales (o debe serlo). Por una lado el entrevistador debe:

  • Conocer con el máximo detalle la definición del puesto de trabajo que intenta cubrir. Responsabilidades, objetivos, competencias, funciones... Todos los elementos que son claves para el buen desempeño de un nuevo profesional en este puesto de trabajo.
  • Estar familiarizado con la filosofía y valores de la empresa.
  • Dominar las técnicas de entrevistas de trabajo. Y no para hacer "fallar" al candidato. Debe estar capacitado para descubrir su nivel de desempeño y su potencial.

Por otro lado, en la entrevista de trabajo tendremos un segundo profesional: tú. Sí, tú. Repetiré hasta la saciedad. Aunque estés en situación de desempleo, sigues siendo un profesional. Veremos después si eres un profesional que se mantiene actualizado, pero eres un profesional. 

En tu caso, como candidato, es importante que:

  • Estés seguro de ti mismo.
  • Te conozcas lo máximo posible y te valores
  • Reconozcas tus áreas de mejora
  • Trabajes cuál sería el motivo por el que puedes desempeñar ese puesto de trabajo.

Ahora bien, cada vez parece haber mayor enfado con las entrevistas de trabajo. E incluso, un cierto temor. Parece que las entrevistas de trabajo pueden llegar a ser un "trauma". Una entrevista de trabajo puede llegar a convertirse en algo deseado pero temido a la vez. Causando así, bloqueos, y actitudes defensivas y pasivas. 

Que la entrevista de trabajo no sea un trauma para ti

Como comentaba, yo entiendo que entrevistador y entrevistado deben estar preparados. Cualquier cosa distinta, no estará siendo profesional ninguna de las partes implicadas. 

Sí es cierto, que a veces, viendo el mercado como lo ven los candidatos, casi me asusto yo también. ¿Qué estamos vendiendo?. Ya estar en desempleo, puede ser una situación difícil y traumática. ¿Qué tal si no añadimos más "leña al fuego"?

Reflexionemos sobre algunos de los mitos que veo. Pueden llamarnos mucho la atención. Pero no es "tan fiero el lobo como lo pintan".

Mitos sobre las entrevistas de trabajo

Tengamos cuidado con ciertos titulares. Y si eres candidato, no te vayas a asustar. Que la entrevista de trabajo no sea un trauma para ti. Las cosas son más sencillas de lo que parecen.

Existe una entrevista de trabajo perfecta y tienes que seguir estas recomendaciones

No es cierto. De verdad, no existen las respuestas perfectas en una entrevista de trabajo. Por decirlo de otra manera. Hay muchas buenas formas de responder. Depende del valor del contenido de la respuesta. Las respuestas preparadas y frases bonitas, no dicen nada de ti. O como mínimo dicen que no confías en ti.  De hecho hacen saltar las alarmas al entrevistador. 

El talento de una persona es = CAPACIDAD x COMPROMISO x CONTEXTO. Es decir, un mismo candidato puede valer o no según la empresa que lo esté entrevistando. Ya que sus capacidades y compromisos se alinearán mejor con una empresa que con otra. No tenemos un valor absoluto como profesionales. Es tan relativo como empresas y proyectos puedan existir. A algunos les gustarás y a otros no. 

Recomendación

Será una buena entrevista en tanto en cuanto lo sea para ti. Tú puedes elegir tu nivel de satisfacción. ¿Qué harás y dirás en la entrevista para sentirte bien después?

Así que, deja de intentar aprender "respuestas preparadas" para hacer "la entrevista perfecta". 

Recomendación. Te va a costar más pero vas a tener más éxito. Prepárate cómo quieres expresar lo que vales. Tú, con tus argumentos. Con tus ideas. Tu forma de entender el trabajo es lo que queremos escuchar. Sé concreto. Frases vagas y generales que todo el mundo dice, no servirán. Habla de ti. De tu visión, de tu análisis y de tus decisiones.

Cuidado con las "preguntas trampa" en una entrevista de trabajo

De verdad, que no soy capaz de recordar ninguna "pregunta trampa" en mis procesos de selección. No me ha hecho falta. Si las estás recibiendo, espero que te lo tomes como una alarma para ti. ¿Qué tipo de entrevistador tienes delante?. ¿Cómo es esa empresa y qué valora?. 

El entrevistador tiene técnicas y métodos a su disposición. Repito, no para ponerle trampas al candidato. Método de entrevista significa, que hay un por qué a las preguntas que haces. Hay un objetivo. Buscar evidencias de la experiencia del candidato. También posibilidades de su potencial.

Recomendación

La comunicación clara y eficaz es tu arma para la entrevista. El entrevistador no ha trabajado contigo. Ayúdale a imaginar cómo has trabajado. Ponle en tu lugar, cuando tomaste decisiones. Crea una visión clara, de cómo sería trabajar contigo. Y sino te pregunta lo que quieres, introduce tú las ideas que quieres comunicar.

Tú, prepárate. Exprésate adecuadamente para conseguir que el entrevistador visualice:

  • Que es lo que mejor sabes hacer
  • Lo que puedes aportar al puesto de trabajo
  • Objetivos que has conseguido y cómo lo has hecho
  • Tus compromisos e intereses
  • Los valores que definen tu estilo de profesionalidad
Tienes que considerarte el mejor para la entrevista de trabajo

Tarea ardua y utópica. ¿No te parece?. Estresa y multiplica las probabilidades de que no te sientas bien en la entrevista. Será un trago difícil de pasar. ¿Qué es ser el mejor?. ¿Para quién eres el mejor?. Cómo hemos dicho, dependerá de la empresa que te valore. Así que nuevamente, ser el mejor, no sé, no es un objetivo real. Mañana habrá alguien que te supere en algo, seguro.

He visto como muchas empresas han contratado "al mejor...". Y luego han tenido serias dificultades para que dicho profesional encaje realmente con lo que necesita la empresa. 

Recomendación

Sé la mejor versión de ti cada año que pasa. Analiza siempre, en qué has mejorado en los últimos meses. Si no encuentras la respuesta, debes hacer algo. Perderás empleabilidad. Sea con formación interna, externa o de manera autodidácta, invierte en ser tu mejor versión. Cada experiencia y cada formación, debe permitirte dar algo nuevo. ¿Sabrías decirme qué es?.

¿Cuál podría ser un mejor objetivo entonces?

Qué tu profesionalidad aporte algo diferente. Podrías decirme ¿qué te hace ser tú y no otra persona?

Hay muchos profesionales con tu perfil, pero no son como tú. ¿Qué has aprendido de tu experiencia?. ¿Y de tu formación?. ¿En qué ha mejorado tu desempeño en los puestos  de trabajo?.

Encontré muchos candidatos que no sabían responder en qué habían mejorado después de hacer un máster. Evita esto por todo los medios. 

Conclusiones para afrontar una entrevista de trabajo

  • Analízate: tu trayectoria y tu aprendizaje
  • Conócete: lo mejor de tu y lo que es mejorable. Y por supuesto, haz algo para cambiarlo.
  • Reflexiona: ¿Qué necesita el mercado de hoy de un profesional como tú?.
  • Prepárate: Independientemente de lo que te pregunten, ten claro que quieres decir. 
  • Decide: Aprovecha la secuencia de preguntas. Decide en qué pregunta aportarás la información que ayudará al entrevistador a valorarte.
  • No te marees y céntrate: cualquier recomendación de "tienes que ser así" no te ayudará. Céntrate en ti. 

Espero que los mitos sobre la entrevista de trabajo, no te paralicen. Que no te asusten tanto que este proceso sea un trauma para ti. Es más fácil de lo que parece. Eres tú el que ha vivido tu trayectoria profesional. Ordena las ideas y pon el foco en lo importante. No te compares con otros. Tampoco te dejes llevar por estándares imposibles. Sencillamente habla de ti.

Tú tienes algo valioso para alguna empresa. Aprovecha cualquier interacción para hacerlo saber. Dentro y fuera de la entrevista de trabajo. ¡Ánimo!. No te desearé mucha suerte, una poca sí. Sobre todo te deseo protagonismo en tu entrevista de trabajo. Un saludo.