Conversar con tus colaboradores sobre su desempeño, puede que sea tu mejor estrategia. Como líder es crucial, que evites conversar sin preparación, sin propósito. 

Seguro que tienes alguna referencia de personas con las que conversar es abrir un nuevo mundo de posibilidades y crecimiento. ¿Serás tú esa persona para tus colaboradores?

Veamos algunas recomendaciones.

Antes de conversar con un colaborador sobre su desarrollo.

Revisa tus creencias y valores como líder​ ​

¿Cuál es tu creencia esencial como líder?. ¿Cuáles son los valores que caracterizan a tu estilo de liderazgo?. ¿A qué dirección apuntan esos valores?. ¿Cuántos de esos valores provocan aprendizaje y crecimiento?. ¿Tu actuación como líder es coherente con tus valores?. ¿En qué les beneficia a tus colaboradores?.

Asume que el protagonismo de estas conversaciones no es tuyo​

¿Cuál es tu propósito al conversar con tus colaborares?. ¿Quién habla más en tus conversaciones, tú o tus colaboradores?. ¿Qué responsabilidades inspiras?. ¿Cuánta autonomía provocas en tus colaboradores al conversar?

Potencia tu inteligencia emocional​

¿Qué haces para gestionar tu propia inteligencia emocional?. ¿Cuáles son las emociones que provocas con tus conversaciones?. ¿Cómo ayudas a que los demás gestionen sus emociones?. ¿Inspiras a los demás?

Repasa técnicas de asertividad​

¿Cómo manejas las objeciones en tus conversaciones?. ¿De qué forma resuelves las críticas hacia tu liderazgo?. ¿Sabes gestionar constructivamente las opiniones diferentes a las tuyas?. ¿Qué haces para facilitar acuerdos?.

Analiza el nivel de desempeño de tus colaboradores. ​

¿Tienes analizados a tus colaboradores según su nivel de desempeño?. ¿Has identificado hitos observables que justifiquen tu valoración?. ¿Buscas información de su desempeño en sus clientes internos?. ¿Cómo adaptas tus conversaciones según el nivel de desempeño?

Activa hábitos de gestión de responsabilidad con tus colaboradores​

¿Crees que tu responsabilidad como líder es gestionar responsabilidades?. ¿Provocas responsabilidad en tus colaboradores?. ¿Planificas un seguimiento adecuado en vez de un control de tareas?. ¿Cómo evolucionarás a un estilo de liderazgo inspirador?

Crea hábitos e hitos en tu agenda: conversaciones de desarrollo ​

¿Tienes reservado en tu agenda espacios para conversar?. ¿En equipo?. ¿Y de forma individual?. ¿Los implicados tienen claros los objetivos de esas conversaciones?. ¿Preparas estas conversaciones?

Proporciona un feedback útil para provocar aprendizaje y superación​

¿Cuál es el fin último de dar y recibir feedback?. ¿Cómo garantizas el aprendizaje mediante feedback?. ¿Hay un equilibrio entre felicitaciones y desarrollo de áreas de mejora?. ¿De qué forma haces seguimiento?

Trabaja tus frenos, miedos y rechazos hacia las conversaciones difíciles​

¿Qué te incomoda de las conversaciones con tus colaboradores?. ¿Has identificado lo que te impide que conversar para el desarrollo sea tu hábito de liderazgo?. ¿Qué emociones te provoca conversar con tus colaboradores?. ¿Cuál sería tu prioridad de mejora para ser eficiente?.

¿Qué te indican las respuestas a estas cuestiones?