Recordamos la importancia de evitar la “rutina de no talento”.

De forma gráfica y y más ligera (para estos días de calor 😉 ), pero no con menos claves, identifica si has entrado en tu rutina y qué puedes hacer para salir de ella. Las vacaciones son un buen momento para ser consciente de dónde ha estado nuestro talento en los último meses.

rutina de no talento

Artículo original: entra aquí